04 de julio de 2022

Cosas que pasanAlfonso Ussía

Quintillas del amor herido

Tienes que ser bisexual,
O gay, marica moderno,
Como poco, transversal,
Porque yendo de normal
Vas a pasar un infierno

Ella sabe que la quiero.
​Y yo sé que ella me quiere.
​Si el amor es verdadero
​Ni la idea ni el dinero
​En el amor interfiere.
Ella sabe que me ducho,
Y espero que ella también.
Su anterior macho capucho
O no se duchaba mucho
O no se duchaba bien.

Ella es la flor del ardor
Aunque sus ideas vuelquen
En la feminista flor.
Menos Clara Campoamor
Y más Margarita Nelken.

Ella siempre habla en un grito
Cuando su ansia es defender.
Lo cierto es que fue bonito
Cuando puso a Rociíto
Como ejemplo de mujer.

Ella que tanto se esmera
En el ahorro, se forra,
y se pone por montera
si contrata una niñera
que le pagamos de gorra.

Ella es una mujer dura.
Ella es mujer convincente.
Y es, lo escribo con ternura,
O bastante caradura
O más bien, completamente.

Es políglota, y latina,
Legal, 'dura lex, sed lex',
Y es ocurrente y divina,
Pero también muy dañina
Según su esposo, o su ex.

Porque embriaga por belleza,
Porque su amor no restringe,
Porque no tiene aspereza,
Y todo lo que ella empieza
Lo termina la Verstrynge.

Pero tan grande es mi amor
Que su ex, que no contiene
El volcán de su fragor,
Me lo dijo sin pudor;
«Alfonso, no te conviene».

«Alfonso, eres ya muy anciano
Amén de ultraderechista.
Y aunque tu amor es humano
Para pedirle la mano
No se puede ser fascista».

Tienes que ser bisexual,
O gay, marica moderno,
Como poco transversal,
Porque yendo de normal
Vas a pasar un infierno.

«Feminista siempre he sido»,
A Saulo le respondí.
«Pero estás muy derruido,
Y en su amor y en su sentido
Ya no puedes dar de sí».
Así, que mucho lo siento.
Me libro del arrechucho,
Y me escapo de momento
De mi Irene, y lo lamento.
Irene, lo siento mucho.

Comentarios

Más de Alfonso Ussía

  • La maestrilla de La Zaida

  • El robledal de la frontera

  • Excelentísima señora

  • Oltra

  • Guareschi en El Debate

  • tracking