17 de agosto de 2022

Cosas que pasanAlfonso Ussía

Agotamiento

He sabido que la próxima reunión de las pijas se va a celebrar en el mes de septiembre en las islas Seychelles, pero de cuatro gorronas pasaremos a seis

Me confirman que las cuatro pijas transoceánicas han llegado a Madrid agotadas. Dos reuniones, una merienda, y dos tardes dedicadas a las compras neoyorquinas. Lo decía Imelda Marcos, la sencilla esposa del Austero presidente de Filipinas, que en paz descanse. «Lo más cansado de los viajes oficiales a los Estados Unidos son las compras en Nueva York». Lo cierto es que España necesita, para lavar su imagen internacional, este tipo de desplazamientos. He sabido que la próxima reunión de las pijas se va a celebrar en el mes de septiembre en las islas Seychelles. Isabel Serra no tendrá que falsificar papel alguno, porque en las paradisíacas islas no exigen para su admisión el certificado de Penales. Pero de cuatro gorronas pasaremos a seis. Irene quiere dar un golpe sensacional de impacto internacional, y ha decidido invitar a la reunión bilateral de Seychelles a dos mujeres que gozan en las verdes ínsulas de gran popularidad. Rociito y Anabel Alonso. Su estrategia es genial. «Las mandamos a la playa y así los periodistas se ocupan de ellas y podemos alcanzar acuerdos con las lesbianas y gays de Seychelles, que han sido abandonados por los movimientos progresistas internacionales». El abandono que padecen los gays y las lesbianas de Seychelles me preocupan desde años atrás. Conocí a la presidente de LOS –Lesbianas olvidadas de Seychelles–, una mujer fuerte y encantadora. Tomaba unos huevos fritos con morcilla en el Landa de Burgos, camino de Pancorbo. Me reconoció, se acercó hasta mi mesa y se presentó: «–Señor Ussía, le ruego nos ayude. Soy Omelettona Haifú, presidente de la Asociación de Lesbianas Olvidadas de las Islas Seychelles.
Me dirijo a Pancorbo, donde tiene una casa preciosa, en pleno desfiladero, mi mujer, Lorenza de Fontibrosa, alias 'La Muslos'. Irene Montero no nos recibe, porque no puede ocuparse de tanta gente, y sería para nosotros fundamental que, sabiendo de su amistad con la ministra de Igualdad, pudiéramos mantener una charla con ella». Hice lo que pude, y según parece, Irene se comprometió a viajar a Seychelles en septiembre con sus tres gorronas preferidas y dos personalidades de impacto interplanetario.
La señora Omelettona Haifú les manda el avión, lo cual es un detalle. Y de la cumbre lésbica hispano-seychelliana, se esperan grandes acuerdos y fundamentales avances. Claro, que Irene ha puesto alguna condición. En los colegios de las Islas Seychelles, los niños y las niñas no aprenden a hacerse pajitas, como en España a partir del próximo curso. Y Omelettona, que es prima del presidente del Gobierno seychelliano ya ha conseguido que se apruebe la cosa. Ione Belarra está trajinando por detrás para sumarse al viaje, pero su carácter y el de Isa Serra, chocan. Isa es sonriente, divertida, aguda y muy de cuando en cuando, violenta. Y Ione –pronúnciese Yone–, no tiene sentido del humor, no capta las ironías tronchantes de Isa, y abomina de la violencia. De ahí sus simpatías por Bildu, un partido pacifista y sereno, que jamás apoyó a las bandas terroristas. Pero a Ione –pronúnciese Yone–, las lesbianas de Seychelles le importan un bledo, y en ésas estamos.
No se trata de hacer cábalas y soñar con auroras boreales con el contenido de este texto. Se trata de una exclusiva mundial conseguida por casualidad en la cafetería del Landa de Burgos. Hay menos tiendas en Seychelles que en Nueva York, pero ellas, si se empeñan, van a encontrar lo que se les antoje. Les recomiendo la «boutique Le Grand Lapin».
Me consta que Irene está muy ilusionada, y puedo asegurar, sin temor a la equivocación, que Lilith Verstrynge no viajará con el grupo. Claro, que de aquí a septiembre, pueden cambiar muchas cosas. Eso sí, hay viaje, a pesar de la agenda agotadora. Y eso es lo importante.
Comentarios

Más de Alfonso Ussía

  • San Mamés

  • Cuatro pijas transoceánicas

  • Ensaladilla rusa

  • Edificios

  • Franela blanca

  • Últimas opiniones

    tracking