Fundado en 1910

01 de marzo de 2024

Cosas que pasanAlfonso Ussía

En busca de Tintín

Considero inaceptable el egoísmo de los millonarios españoles, que huirán de la Tierra cuando «se vaya al carajo», es decir, cuando Sánchez sea de nuevo presidente del Gobierno

Actualizada 01:30

Yolanda Díaz no está dispuesta a dejarse sorprender. Viajará el próximo viernes a Etterbeek –Bélgica– cuna del gran Hergé, creador de Tintín, Milú, el capitán Haddock, el profesor Silvestre Tornasol, la gran diva, «Madame» Castafiore, y los policías Hernández y Fernández, en versión original, Dupont y Doupond. El objeto del viaje, que lo hará a costa de los contribuyentes, no es otro que reunirse con el señor Hergé, fallecido en marzo de 1983, para conseguir los planos del cohete que llevó a Tintín, Haddock, Tornasol, Milú, y Hernández y Fernández a la luna, con anterioridad a la cápsula espacial que aterrizó en nuestro satélite en julio de 1969 con los astronautas Armstrong, Collins y Aldrin. Le acompañarán en el viaje sus inseparables Assens, Errejón, la peluquera, la pedicura y la fotógrafa.
Como ha reconocido recientemente, ha descubierto un plan de los millonarios españoles. Cuando la Tierra, según sus palabras «se vaya irremediablemente al carajo» , los millonarios españoles huirán en cohete a través del espacio a un planeta que no ha querido revelar. Quizá Marte, quizá Saturno, ora Júpiter, ora Plutón. El pasado fin de semana, de acuerdo a mis informadores, Yolanda Díaz viajó en un minibús camuflado por las provincias andaluzas para encontrar el gran hangar en el que guardan los millonarios españoles los 500 cohetes ya dispuestos para ser lanzados. Tuvo que suspender la búsqueda porque la pedicura –y también manicura, que así ahorra más– experimentó un agudo mareo a causa del movimiento del minibús mientras le hacía los pies entre Bailén y Linares. Según se sospecha, el inmenso hangar que guarda los cohetes está ubicado en una montaña perforada en Sierra Morena, entre los términos de La Carolina y Guarromán. El patatús desfallecido de la pedicura-manicura, le obligó a cancelar la búsqueda y posponerla para después de la amnistía. No obstante, este viernes ha quedado con Tintín y el profesor Tornasol con el fin de conocer si los millonarios españoles han construido sus cohetes con los planos de Hergé. 'Jaume' Assens sospecha que sí, y ya se sabe lo mucho que confía Yolanda en su íntimo colaborador y gran amigo de Puigdemont, el separatista Assens.
Considero inaceptable el egoísmo de los millonarios españoles, que huirán de la Tierra cuando «se vaya al carajo», es decir, cuando Sánchez sea de nuevo presidente del Gobierno, con sus lingotes de oro, sus joyas, sus colecciones de arte, sus familiares y su servicio doméstico. También adaptarán un espacio en los cohetes para sus mascotas. El CNI ha informado a la vicepresidente Díaz que uno de los millonarios se llevará al espacio, no a su mascota, sino toda una rehala de podencos andaluces, porque es muy aficionado a las monterías y le han dicho que en Plutón hay venados, jabalíes y gamos a manta. Este cohete, el del millonario rehalero, es un poco más alto que el resto de los artefactos espaciales, y ese detalle puede facilitar su hallazgo. Alexia Putellas ha declinado manifestarse al respecto.
La NASA ha sido informada. Como Yolanda no habla inglés, el encargado de negociar con los altos mandos de la NASA ha sido Bolaños, que tampoco habla inglés pero mueve mejor la boca. La NASA ha quedado estupefacta con la revelación y el presidente Biden, muy a su pesar, ha sido inmediatamente avisado. «Qué barbaridad», exclamó cuando la noticia llegó a sus orejas.
Por otra parte, no se espera gran cosa de la reunión al más alto nivel de Yolanda Díaz con los personajes de Tintín que viajaron junto al arrojado periodista a la luna. Demasiada información ofrecieron durante sus aventuras, Objetivo, la Luna, y Aterrizaje en la Luna. Además, Tornasol tiene la cabeza perdida, el capitán Haddock y los dos policías fallecieron, y Tintín , que ha cumplido los 107 años, no recuerda nada de nada.
El complot de los millonarios españoles ha pasado totalmente desapercibido entre las Fuerzas Armadas Españolas y la OTAN. A pesar de ello, Yolanda Díaz se mantiene en sus trece y ha asegurado que no hay millonario español que se ría de ella, y que ningún cohete despegará mientras ella sea la vicepresidente del Gobierno. Los vestidos espaciales son de Zara, los alimentos para la larga travesía interplanetaria de Mercadona, los recambios de los motores de los cohetes de Luismi el Chatarrero, y surgen continuamente los nombres de nuevos implicados.
Por ahora, el único cohete que ha sonado ha sido a modo de pedorreta intermitente.
–¿Estás bien, Yolanda? –le ha preguntado Assens.
–Estoy cósmica y divina, pero ayer cené unas setas y no me han sentado bien.
Comentarios

Más de Alfonso Ussía

  • Homenaje a «Dolly»

  • De Évole a Manolita Chen

  • El cernícalo

  • El hombre-sol

  • Cadete Borbón

  • tracking