26 de septiembre de 2022

Cartas al director

La semana laica de la «hiprogresía»

En una época y país donde por indolencia dejamos que nos domine un progresismo rabiosa y exquisitamente laicista, cuya indisimulada aspiración es marginar cualquier signo cristiano que asome por el ámbito público, las tradicionales celebraciones de Semana Santa ofrecen descaradas muestras de auténtica «hiprogresía». Pues al amparo de la Cruz, que durante el resto de semanas del año tanto les molesta y si pueden eliminan, encontraremos a innumerables gerifaltes progresistas dispuestos a encabezar procesiones y manifestaciones religiosas católicas, rodeándose de magníficas imágenes y símbolos muy poco laicos. Todo vale con tal de regalarse un humilde baño de multitudes. La fórmula para digerir tan grosera rueda de molino es sencilla: debido a lucrativos intereses turísticos y políticos, durante estos días todo lo relacionado con la Cruz y el Crucificado lo interpretan como una sana expresión meramente artística, cultural y popular. A favor de tamaña «hiprogresía» juegan con la ventaja de que los responsables y organizadores de dichas celebraciones, por imperativo de lo que significa esa Cruz, se obligan a mostrarse comprensivos y misericordiosos con quienes les marginan y hasta ofenden el resto de semanas del año. Una elevada y generosa actitud que los progresistas confunden con la debilidad.

Más cartas al director

Últimas opiniones

Comentarios
tracking