29 de junio de 2022

El patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa Kirill junto al Patriarca Daniel Ciobotea, jefe de la Iglesia ortodoxa rumana

El patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa Kirill junto al Patriarca Daniel Ciobotea, jefe de la Iglesia ortodoxa rumanaEFE

93 días de guerra

La Iglesia Ortodoxa Ucraniana rompe con el Patriarcado de Moscú por apoyar la guerra

La estrecha dependencia de la Iglesia Ortodoxa Rusa de los dictados del Kremlin alejó progresivamente a los ortodoxos ucranianos del Patriarcado de Moscú

La Iglesia Ortodoxa Ucraniana (UPTS) anunció este viernes su ruptura con el Patriarcado de Moscú debido a su abierto apoyo a la «operación militar especial» rusa en Ucrania.
«Expresamos nuestro desacuerdo con la postura del patriarca de Moscú, Kirill, sobre la guerra en Ucrania», señala el comunicado colgado en la página web de la UPTS.
Por ese motivo, el Concilio de la UPTS tomó este viernes la decisión de declarar «la plena autonomía e independencia de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana».
«El concilio apela a las autoridades de Ucrania y Rusia para que continúen el proceso negociador y la búsqueda de una palabra fuerte y sensata que pueda frenar el derramamiento de sangre», añade.
Kirill, que mantiene una estrecha relación con el Kremlin, llamó a los rusos en sus homilías a cerrar filas con el Kremlin y el Ejército ruso en su guerra santa con el «Anticristo», es decir, el Gobierno ucraniano y sus patrocinadores occidentales.
Muchas de las diócesis ucranianas que aún dependen del Patriarcado de Moscú dejaron de mencionar a Kiril en sus sermones en clara señal de repulsa.
El patriarca ruso fue el que promovió la idea del «Mundo Ruso», es decir, que allí donde se hable ruso y la fe sea ortodoxa, independientemente de las fronteras internacionalmente reconocidas, es zona de influencia de Moscú, cuya misión mesiánica es defender a los rusos y sus valores tradicionales.
El presidente ruso, Vladímir Putin, y el líder de la Iglesia Ortodoxa Rusa, el patriarca Kirill

El presidente ruso, Vladímir Putin, y el líder de la Iglesia Ortodoxa Rusa, el patriarca KirillEFE

La UPTS también tendió una mano a la Iglesia Ortodoxa de Ucrania (PTSU), creada en 2018 por Kiev tras recibir el apoyo del Patriarcado de Constantinopla, enemigo de Moscú.
Le insta al diálogo con el fin de restablecer la unidad de los ortodoxos ucranianos, renunciando al traspaso forzoso de las parroquias a la PTSU.

El Patriarcado de Moscú reza por la unidad

De esta forma, el Patriarcado de Moscú pierde uno de sus principales territorios, Ucrania, donde la mayoría de los fieles son ortodoxos, aunque también existen varios millones de católicos pertenecientes a la Iglesia Uniata.
La estrecha dependencia de la Iglesia Ortodoxa Rusa de los dictados del Kremlin alejó progresivamente a los ortodoxos ucranianos del Patriarcado de Moscú.
«El patriarca tomó personalmente la decisión de ser uno de los ideólogos del sistema político creado por el presidente ruso, Vladímir Putin. Se ha convertido en uno de sus principales aliados hasta el punto de justificar la guerra en Ucrania», comentó recientemente a Efe el teólogo Serguéi Chapnin, que trabajó durante quince años para el Patriarcado de Moscú.
Por su parte, desde la Iglesia Ortodoxa Rusa aseguran que no ha recibido «ningún llamamiento de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana». El portavoz de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Vladimir Legoyda, aseguró que «rezan por la preservación de la unidad de la Iglesia Ortodoxa Rusa. Oramos por el rápido comienzo de paz y por el cese del derramamiento de sangre».
Comentarios
tracking