07 de diciembre de 2022

U518463

Tamara Falcó será la pregonera del Domund 2022GTRES

Tamara Falcó será la próxima pregonera del Domund

El director de OMP, José María Calderón, ha explicado que está acordado desde hace meses, y que «lo hace gratuitamente y por cariño a la misión». El pregón tendrá lugar en la colegiata de San Isidro de Madrid

Desde hace 9 años, Obras Misionales Pontificias ha llevado el Domund a pie de calle por diversas ciudades de toda España, con la iniciativa El Domund al descubierto que reúne una exposición y diversas actividades misioneras para todos los públicos. Este 2022, con motivo de los importantes centenarios que se conmemoran, El Domund al descubierto tendrá lugar en la capital, de la mano de la archidiócesis de Madrid, y las diócesis de Getafe y Alcalá de Henares.
En primer lugar, se ofrecerá una exposición en el Invernadero del Palacio de Cristal de Arganzuela, gracias a la colaboración generosa del Ayuntamiento de Madrid, del 18 al 23 de octubre. En ella se hará un recorrido por la historia del Domund y por la actualidad de la misión, a través de fotografías, testimonios y datos. Y esta exposición se complementará, en segundo lugar, con una amplia agenda de actividades.
«Creo que es una cosa bonita, y que puede ayudar a que mucha gente conozca a los misioneros», ha afirmado José María Calderón, director de OMP España.

Novedades del Domund

Como es tradicional, cada año un personaje público da a voz a los misioneros en el pregón del Domund. Este año, la pregonera será doña Tamara Falcó, marquesa de Griñón. Será el 19 de octubre. El director de OMP ha explicado que está acordado desde hace meses, y que «lo hace gratuitamente y por cariño a la misión». El pregón tendrá lugar en la colegiata de San Isidro de Madrid, en el 400 aniversario de la canonización del patrón de los madrileños.
Además, con motivo de los centenarios que celebra Obras Misionales Pontificias en este 2022 –doscientos años desde la fundación de la Obra de Propagación de la Fe, y cien años desde que fueron asumidas como pontificias-, se van a ofrecer unos premios misioneros, «que han venido para quedarse». Estos premios tendrán dos categorías, con nombres de los dos fundadores de OMP que son beatos: el premio Beata Pauline Jaricot para reconocer a algún misionero que haya destacado especialmente, y el premio Beato Paolo Manna, para distinguir a alguna persona o institución que esté ayudando a los españoles a conocer mejor la importancia de la misión de la Iglesia.
En esta primera edición, los premiados son la hermana Gloria Cecilia Narváez y el padre Pier Luggi Maccali, ambos misioneros secuestrados y liberados recientemente; y Ana Álvarez de Lara, expresidenta de Manos Unidas y de la ONG Misión América. Todos ellos han confirmado su presencia en el acto de entrega de premios, que tendrá lugar el sábado 22 de octubre a las 19:30 en el Invernadero del Palacio de Cristal de Arganzuela.
Además de estos dos grandes eventos, se ofrecerán momentos de oración –varias vigilias para jóvenes y religiosos, rezo del rosario misionero…-. Por tercer año consecutivo se celebrará también la carrera virtual solidaria «Corre por el Domund», para apoyar la Jornada y darle visibilidad. Los más pequeños podrán disfrutar del tradicional Tren Misionero, organizado por Cristianos sin fronteras, que este año viajará al Cerro de los Ángeles. También se ofrecerá una mesa redonda de testimonios misioneros, que contará con la intervención de la misionera comboniana Ángeles López, que sobrevivió a un ataque terrorista en septiembre en Mozambique.

Apoyo del cardenal Osoro

«Si siempre ha sido importante el Domund, mucho más en estos momentos que estamos viviendo, con tantos sufrimientos y enfrentamientos… es necesario anunciar a Cristo», ha afirmado el cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid. El cardenal ha agradecido a OMP «su trabajo para llevar el Evangelio hasta el último rincón del mundo», y su esfuerzo por «recordarnos que hemos de rezar y apoyar a los misioneros, que son un auténtico tesoro de la Iglesia». El cardenal ha insistido en que la misión «no es un añadido, es fundamental en la Iglesia». «El Señor ha querido servirse de nosotros para darle a conocer, no ha querido hacer propaganda, su propaganda somos nosotros», ha afirmado monseñor Osoro.
El cardenal ha recordado con cariño los primeros años en su ministerio episcopal en Orense, cuando tuvo la oportunidad de estar un mes en la misión en Ecuador, para que los misioneros orensanos que estaban en estas tierras pudieran regresar a sus casas de vacaciones. «Una cosa es hablar, y otra cosa es esto», ha afirmado el cardenal, quien aún recuerda el trabajo que la Iglesia hacía allí con los catequistas, la construcción de un hospital, un colegio, e incluso la construcción de casas para la gente.
Comentarios
tracking