16 de agosto de 2022

El Papa Francisco, durante la entrevista

El Papa Francisco, durante la entrevistaTélam | V.M

El Papa afirma que la ONU no tiene poder para frenar guerras

El Santo Padre ha concedido una entrevista a la agencia argentina Télam, en la que ha afirmado que «De las crisis no se sale solo, se sale arriesgando y tomando al otro de la mano»

Este viernes, 1 de julio, la agencia de noticias argentina Télam ha hecho publica una entrevista exclusiva con el Papa Francisco, en la que ha analizado el papel de las Naciones Unidas al ser preguntado si se alcanzaría la paz a través de la intervención de los organismos internacionales.
«Después de la Segunda Guerra Mundial hubo mucha esperanza en las Naciones Unidas. No quiero ofender, sé que hay gente muy buena que trabaja, pero en este punto no tiene poder para imponerse», sostiene el Papa.
Según la visión de Francisco, la ONU ayuda a evitar las guerras, como en el caso de Chipre, «pero para parar una guerra, para resolver una situación de conflicto como la que estamos viviendo hoy en Europa, o como las que se vivieron en otros lugares del mundo, no tiene poder».
Los organismos supranacionales necesitan, para el Santo Padre, «valentía y creatividad» en la actualidad, si no, «no vamos a tener instituciones internacionales que puedan ayudarnos a superar estos conflictos tan graves, estas situaciones de muerte», ha insistido el Pontífice.
«Puede haber una guerra justa, hay derecho a defenderse, pero, como se usa hoy día ese concepto, hay que repensarlo. Yo he declarado que el uso y la posesión de armas nucleares es inmoral. Resolver las cosas con una guerra es decirle no a la capacidad de diálogo, de ser constructivos, que tienen los hombres», ha señalado.

¿Habrá Francisco para rato?

En otra parte de su conversación con Bernarda Llorente de Télam, que se extiende por más de una hora, el obispo de Roma ha hablado también sobre su tierra natal. Para él, Latinoamérica «siempre fue víctima y será víctima hasta que no se termine de liberar, de los imperialismos explotadores».
«El sueño de San Martín y Bolívar es una profecía, ese encuentro de todo el pueblo latinoamericano, más allá de la ideología, con la soberanía. Esto es lo que hay que trabajar para lograr la unidad latinoamericana. Donde cada pueblo se sienta a sí mismo con su identidad y, a la vez, necesitado de la identidad del otro. No es fácil», ha afirmado Francisco.
Cuando Llorente preguntó si habrá «Papa y Francisco para rato», Su Santidad simplemente respondió: «que lo diga el de arriba».
Comentarios
tracking