07 de diciembre de 2022

Giovanni Angelo Becciu, durante la misa del Consistorio Público Ordinario

Giovanni Angelo Becciu, durante la misa del Consistorio Público OrdinarioEFE

Investigan al cardenal Becciu por asociación delictiva y descubren que grabó al Papa

Una sobrina del cardenal mantenía guardada una llamada al Papa sobre el proceso

El proceso que se sigue en el Vaticano contra el cardenal Angelo Becciu por malversación de fondos ha ofrecido una relevante novedad este jueves. El fiscal del caso ha asegurado que está siendo investigado por asociación delictiva con familiares y amigos de Cerdeña, tras la investigación solicitada a un tribunal italiano, que ha reportado también la existencia de la grabación de una conversación privada con el Papa Francisco sin su autorización.
Antonino Becciu, hermano del cardenal, gestionaba en Cerdeña la Cooperativa Spes, una entidad con fines sociales favorecida desde la Conferencia Episcopal a instancias del entonces sustituto de la Secretaría de Estado, Angelo Becciu. La investigación realizada por la Guardia de Finanza italiana ha revelado, siempre según el fiscal del caso, que la Cooperativa Spes realizó facturas falsas para justificar el uso de sus fondos.

Grabación al Papa

Se trata de facturas falsas sobre la entrega de pan a parroquias que, al parecer, nunca llegó a su destino. La Guardia de Finanza ha ido parroquia por parroquia a verificar la firma que figura en el recibo de entrega y nadie ha reconocido los documentos. La falsificación afectaría a 18.000 kilos de harina. El fiscal del Vaticano ha afirmado este martes que la Caritas local de Ozieri (Cerdeña) estaba controlada por la familia del cardenal Becciu.
Uno de los elementos más inquietantes de la investigación de la Guardia de Finanza es que en el teléfono de una sobrina de Becciu estaba grabada una conversación del cardenal con el Papa Francisco. Se trata de una solicitud de autorización de un pago a la sociedad británica, Inkerman, que debía mediar en el secuestro de una religiosa. Y tiene como fecha el 24 de julio de 2021, pocos días antes de la apertura del juicio actual.
La conversación se ha escuchado en el juicio de hoy, a puerta cerrada. Según ha comunicado el fiscal, durante la llamada «el Papa se muestra sorprendido por los hechos», mientras que el cardenal Becciu siempre ha sostenido que estaba al corriente. También se escucha al cardenal lamentarse de que «usted ya me ha condenado. Es inútil que se haga un proceso».
En un comunicado hecho público a última hora del jueves, los abogados del cardenal Becciu han asegurado que «no tienen constancia de nuevas acusaciones», al tiempo que reitera que «reivindica la propia inocencia, con fuerza y firmeza». Asegura que está dispuesto a «aclarar, con la fuerza de la verdad y con respeto a las instituciones, cualquier posible acusación».
Esta nueva revelación sobre la actuación del cardenal Becciu cuando era sustituto de la Secretaría de Estado del Vaticano se produce pocos días después de una denuncia del exauditor Libero Milone. Este profesional, proveniente de Deloitte, fue despedido de forma anómala en 2017 por el propio Becciu y el comandante de la Gendarmería Vaticana, bajo amenazas de arresto inmediato. Asegura que fue despedido por descubrir las irregularidades del entonces alto cargo vaticano. Ahora exige una indemnización por las acusaciones que en su día se vertieron contra él.
Comentarios
tracking