Fundado en 1910

18 de mayo de 2024

Pietro Parolin, en una imagen de 2020

Pietro Parolin, en una imagen de 2020Europa Press

El Vaticano avisa al Camino Sinodal alemán de que sus decisiones «no encajan con la doctrina de la Iglesia»

«No estamos hablando de rebelión, siempre ha habido tensiones y atenciones diferentes en la Iglesia», dice Pietro Parolin

El secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, ha advertido de que el Camino Sinodal alemán está adoptando decisiones «que no encajan con lo que es la doctrina actual de la Iglesia». Sus declaraciones han tenido lugar tras la presentación del libro El Atlas de Francisco. El Vaticano y la política internacional, del sacerdote jesuita Antonio Spadaro.
«No estamos hablando de rebelión, siempre ha habido tensiones y atenciones diferentes en la Iglesia, evidentemente el Camino Sinodal está tomando decisiones que no encajan con lo que es la doctrina actual de la Iglesia, aunque digan que todo esto se está llevando a cabo en la plenitud del derecho canónico. Nos confrontaremos sobre esto», ha señalado Parolin.
Estas palabras han llegado tan solo unos días después de que el pasado viernes la iglesia germana aprobase la bendición de parejas del mismo sexo a partir de marzo de 2026, con 176 votos a favor, 14 en contra y 12 abstenciones. Preguntado por esta resolución, el secretario de Estado ha aclarado que «la Santa Sede ya se ha expresado muy claramente con el documento del dicasterio para la Doctrina de la Fe».
El cardenal Parolin se refiere al texto publicado hace dos años por la Congregación para la Doctrina de la Fe que define como «ilícita cualquier forma de bendición que tienda a reconocer uniones» entre personas del mismo sexo, porque supondría «aprobar y alentar una elección y una práctica de vida que no pueden ser reconocidas como objetivamente ordenadas a los designios revelados de Dios».
«Esa es la posición de Roma. El diálogo continuará con los obispos alemanes, estas decisiones deben desembocar en la vía sinodal de la Iglesia universal, y veremos qué desarrollos se producen. Una iglesia local no puede tomar una decisión de este tipo que implique la disciplina de la Iglesia universal. Debe haber un diálogo con Roma y con el resto de las iglesias del mundo. Debe haber tiempo para este diálogo», ha manifestado Parolin.
En su última asamblea, que concluyó el pasado sábado, el camino sinodal alemán decidió con un 95 % de los votos de los 210 obispos y representantes de los laicos, pedir al Papa formalmente que considere una apertura sobre el celibato sacerdotal. Se aboga por solicitar al Santo Padre «que reconsidere, en el Proceso Sinodal del Sínodo Mundial, la vinculación de la concesión de las Órdenes Sagradas con el compromiso del celibato».
Según la propuesta que será entregada al Pontífice se debería conceder «dispensas en casos individuales», cuya validación podrá aplicar en exclusiva la Santa Sede, «como las que se dan en el caso de pastores protestantes casados que se han convertido a la Iglesia católica», se lee en el texto. En la práctica, lo que se propone es que un obispo de cualquier diócesis pueda pedir la dispensa de la obligación del celibato para los sacerdotes tras un «proceso sinodal intra-diocesano y consultas con la Conferencia Episcopal». En el caso de que la Santa Sede estuviera de acuerdo, la autoridad para conceder la dispensa correspondería en última instancia al obispo local «que puede evaluar la situación localmente».
Comentarios
tracking