Fundado en 1910

24 de abril de 2024

...

Francisco ha vuelto a denunciar la reacción contra lo moderno, como «una enfermedad nostálgica».PEXELS

La tentación del «indietrismo» en la Iglesia: idealizar el pasado y lamentar el presente

El Papa volvió a hablar de la tentación de volver al pasado, durante el encuentro con algunos miembros de los jesuitas en Hungría

El encuentro tuvo lugar el 29 de abril en la Nunciatura Apostólica de Budapest, durante su último Viaje Apostólico a Hungría. La revista jesuita publicó el texto de la conversación con el pontífice.
El Papa Francisco habló de la importancia del testimonio, del don de la ternura y del diálogo entre generaciones. Luego expresó su decepción por la resistencia dentro de la Iglesia hacia las innovaciones introducidas tras el Concilio Vaticano II. Fue entonces cuando habló de «indietrismo». Es decir, una reacción contra lo moderno, que hay que contrarrestar como «una enfermedad nostálgica» en la Iglesia.

No somos de los que se vuelven atrás

El Papa, respondiendo a la pregunta de un hermano jesuita, explicó que se necesita «un siglo para que un Concilio sea asimilado, dicen. Y sé que la resistencia es terrible. Hay un restauracionismo increíble. Lo que yo llamo 'indietrismo', como dice la Carta a los Hebreos 10,39: «Pero nosotros no somos de los que se vuelven atrás. El flujo de la historia y de la gracia va de abajo hacia arriba como la savia de un árbol que da frutos. Pero sin este flujo sigues siendo una momia. Retroceder no preserva la vida, nunca».
«Hay que cambiar, como escribe San Vicente de Lérins en Commonitórium primum cuando afirma que incluso el dogma de la religión cristiana progresa, se consolida con los años, se desarrolla con el tiempo, se profundiza con la edad. Pero se trata de un cambio de abajo hacia arriba», dijo el Papa Francisco.

Reaccionar contra el presente

«El peligro hoy es el indietrismo, la reacción contra lo moderno. Es una enfermedad nostálgica», son las palabras del Papa. «Por eso he decidido que ahora es obligatorio obtener la concesión de celebrar según el Misal Romano de 1962 para todos los sacerdotes recién consagrados. Después de todas las consultas necesarias, he decidido esto porque he visto que esta medida pastoral bien hecha por san Juan Pablo II y Benedicto XVI estaba siendo utilizada de manera ideológica, para retroceder. Era necesario poner fin a este retroceso, que no estaba en la visión pastoral de mis predecesores».

La tradición es el origen de la fe: o crece o se extinguePapa Francisco

Las raíces de un árbol

En la reunión de noviembre de 2022 con la Comisión Teológica Internacional, el Papa había relacionado la tradición con el término «indietrismo».
La tradición, había explicado el Papa, hace crecer a la Iglesia desde abajo hacia arriba, como las raíces con el árbol. «Pero hoy existe un gran peligro: el de ir hacia atrás, el 'indietrismo', que lleva a pensar según la lógica: 'siempre se ha hecho así’».
«La tradición es el origen de la fe: o crece o se extingue», había advertido el Papa a los teólogos. Fuera de texto, había añadido que «la tradición es la garantía del futuro, y no una pieza de museo: es lo que hace crecer a la Iglesia desde abajo, como el árbol y las raíces». «El tradicionalismo es la fe muerta de los vivos», dura advertencia del Papa Francisco.
De forma aún más explícita, el pontífice había citado a «algunos movimientos de la Iglesia» como «protagonistas» del «indietrismo» en un discurso a la Congregación para la Educación Católica en junio de 2022, cuando utilizó por primera vez ese neologismo.
Comentarios
tracking