04 de julio de 2022

La natalidad sigue descendiendo lentamente

La natalidad sigue descendiendo lentamenteEP

La natalidad en España, en mínimos no conocidos «en varios siglos»

Así consta en el último informe del Observatorio Demográfico, realizado por la Facultad de Humanidades y Comunicación de la Universidad CEU San Pablo

«Un mínimo no conocido en varios siglos». Así ha definido el último informe del Observatorio Demográfico, realizado por la Facultad de Humanidades y Comunicación de la Universidad CEU San Pablo, la situación demográfica de España. Y es que los nacimientos han caído hasta tasas nunca antes vistas. Sin embargo, y como nota relativamente positiva, la pandemia no ha afectado negativamente a la natalidad.
En 2021 se contabilizaron 338.500 nacimientos, un 0,6 % menos que el año anterior y un nuevo mínimo histórico. De hecho, en 1860 –cuando comenzaron a realizarse registros fiables de natalidad– nacieron 600.000 niños.
El único aspecto positivo es que los nacimientos apenas cayeron respecto al año anterior, cuando comenzó la pandemia. Aunque al comienzo se preveía un aumento de la natalidad consecuencia de los confinamientos, en realidad se registró una importante caída a finales de 2020 que se compensó en los últimos meses de 2021. Así, el pasado año los alumbramientos solo cayeron un 0,6 % en tasa interanual –que sería un 0,3 % si descontamos que 2020 fue bisiesto–. La caída de la natalidad respecto a 2019, ha sido un 2,9 %.
A la espera de los resultados definitivos de 2021, el informe concluye que «pasado el shock inicial a causa de la pandemia, los nacimientos recuperaron la tendencia previa –que es la de reducirse lentamente– y las parejas que estaban pensando encargar niños cuando estalló el drama en marzo de 2020, simplemente lo retrasaron».

Se reduce la mortalidad

Respecto a la mortalidad, y según los datos provisionales, en España se registraron 454.900 fallecimientos, 37.547 muertes menos que el año anterior, que fue especialmente fatídico por el coronavirus y la falta de vacunas. Hay que recordar que en 2020 se produjeron 492.447 fallecimientos, 76.345 muertos más que en 2019.
El saldo vegetativo (nacimientos menos defunciones) fue muy negativo en 2021, y en particular el de los españoles autóctonos, si bien menos que el de 2020, debido a la caída de forma muy acusada el número de fallecidos por covid.
Según los datos disponibles de nacimientos y fallecimientos, desde 2011 hasta finales de 2021 la pérdida acumulada de españoles autóctonos por más muertes de españoles nativos que nacimientos de madres españolas nativas habría llegado a 1.085.000 personas. Se trata de una merma acumulada que no se dio ni siquiera como consecuencia de la Guerra Civil.

Población cada vez más envejecida

La edad media de la población en 2021 era de 44 años, 13 años más que en 1976, de los que el grueso –39 %– pertenece al grupo de 40 a 64, seguido de 65 o más –23 %–. Por el contrario, la población menor de 20 años apenas llega al 18 %.
Estos datos son especialmente preocupantes si los comparamos con años anteriores. Por ejemplo, los menores de 20 años engrosaban el mayor grupo de población –36 %–, mientras que el de 65 o más se situaba en el 10 %.

El aborto en 2020

En el año 2020 se registró un considerable descenso del número de abortos practicados en España, con una caída del 10,7 %, muy superior al de nacimientos –5 %– que muestra una menor propensión a abortar.
Los autores de este informe achacan a los problemas para acudir a clínicas abortivas debido a la pandemia y a la reducción de relaciones sexuales entre personas que no son pareja por el confinamiento inicial y las restricciones previas.

Temas

Comentarios
tracking