02 de julio de 2022

Vista de la ciudad de Zhoushan en la que se produjo el fenómeno el pasado sábado

Vista de la ciudad de Zhoushan en la que se produjo el fenómeno el pasado sábado

Meteorología

El 'apocalíptico' día en el que el cielo se tiñó de rojo en China (y no fue por un incendio ni por la calima)

Un extraño fenómeno ocurrido el pasado sábado en la ciudad portuaria de Zhoushan sumió a sus habitantes en el más absoluto desconcierto durante unos minutos

«Y entonces apareció una señal en el cielo». La frase que se repite en varias ocasiones del capítulo 12 del Apocalipsis de San Juan podría servir también para ilustrar lo ocurrido el pasado sábado en la ciudad portuaria china de Zhoushan (provincia de Zhejiang, en el este del país). Cientos de miles de personas se vieron de pronto sumidas en el más absoluto desconcierto cuando, al filo de las ocho de la tarde, el crepuscular cielo de la tarde se cubrió totalmente de un intenso color rojo carmesí que desató entre muchos los peores presagios.
«Ocurrirán accidentes». «Nunca había visto algo así». «Parece que el apocalipsis ha comenzado». Los comentarios y vídeos subidos a las redes sociales chinas Sina y Weibo, similares a Twitter, sembraron el estupor entre los usuarios, quienes llegaron a interpretar el fenómeno como un «mal augurio» de la severa gestión de la covid puesta en práctica por el régimen chino. En total, los vídeos publicados sumaron un cómputo global de 150 millones de visitas.
Las conjeturas sobre el extraño acontecimiento se dispararon al instante: tras descartar un posible incendio, una de las que comenzaron a sonar más fuerza fue la de una hipotética tormenta geomagnética (perturbaciones temporales de la magnetósfera terrestre que puede ser causada por ondas de choque de viento solar). Pero los medios estatales chinos aclararon rápidamente que la actividad solar no había registrado anomalías en el momento en el que ocurrió el fenómeno.
La explicación, finalmente, fue mucho más mundana y prosaica (si bien igual de curiosa) que lo que se vino barruntando. Según informaron las autoridades locales, el extraño color rojo se produjo por efecto de la «refracción» sobre las nubes provocada por un barco pesquero de la compañía China Aquatic Products Zhoushan Marine FisheriesCo, que proyectaba una iluminación de esa tonalidad sobre el cielo. «Cuando las condiciones climáticas son buenas, el agua atmosférica da lugar a aerosoles que refractan y dispersan la luz de los barcos de pesca y crean el cielo rojo que ve el público», señalaron.
Comentarios
tracking