07 de julio de 2022

Erupciones derivadas de la viruela del mono

Erupciones derivadas de la viruela del monoOrganización Mundial de la Salud

Viruela del mono: causas, síntomas y letalidad

Sanidad estudia varios casos y ha pedido a las comunidades que avisen de cualquier ingreso con síntomas compatibles con esta enfermedad

La viruela del mono ha irrumpido en España con al menos ocho casos que se están analizando. El Ministerio de Sanidad ha pedido este miércoles a las comunidades autónomas que reporten cualquier ingreso que se produzca por síntomas compatibles con esta enfermedad. Aunque es de difícil transmisión, se trata de una dolencia bastante agresiva.
De acuerdo con el Centro de Control y Prevención de Enfermedades estadounidense (CDC, por sus siglas en inglés), la viruela del mono se descubrió por primera vez en 1958, cuando se detectaron dos brotes de una enfermedad similar a la viruela en colonias de monos que estaban en cautividad para fines de investigación.
«El primer caso humano de viruela del mono se registró en 1970 en la República Democrática del Congo durante un período de esfuerzos intensificados para eliminar la viruela. Desde entonces, la viruela del simio ha sido reportada en humanos en otros países de África central y occidental», explican en su página web.
La mayoría de casos detectados en humanos hasta la fecha se han notificado en países de África central y occidental como Camerún, Costa de Marfil, República Democrática del Congo, Liberia, Sierra Leona...

Síntomas de la viruela del mono

Los síntomas de la viruela del mono, señala el CDC, no difieren mucho de los de la viruela común. Entre sus primeras dolencia estarían: fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular y de espalda, inflamación de los ganglios linfáticos, escalofríos y agotamiento. Son síntomas comunes a otras muchas enfermedades, y seguramente por eso Sanidad quiere que se vigile bien cada caso.
La situación cambia a los pocos días (a veces horas) de que aparezca la fiebre. En ese momento, según el CDC, «el paciente desarrolla una erupción, que a menudo comienza en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo». Esas erupciones derivan en pústulas y luego en costras que terminan cayendo, como ocurre con la viruela común.
Efectos de la viruela del mono en un paciente joven

Efectos de la viruela del mono en un paciente jovenCDC

«La enfermedad suele durar de 2 a 4 semanas», cuenta el CDC en su página web. En cuanto a su letalidad, en África se ha demostrado que la viruela del mono causa la muerte de hasta 1 de cada 10 personas que contraen la enfermedad.
Para prevenir la enfermedad, lo único que se recomienda es no estar en contacto con animales que puedan portar la enfermedad. Además de una buena higiene de manos (para la que se recomienda jabones con base de alcohol, como los que se han usado durante la pandemia de covid), también es recomendable aislar a pacientes infectados y evitar el contacto con material, ropa de cama, etc. que hayan podido utilizar en los primeros estadios de la enfermedad.

Cómo se contagia la viruela del mono

Como decimos, no es fácil contagiarse de esta enfermedad, pero tampoco hay que subestimarla dada su virulencia. Como ocurre con otros tantos virus, a transmisión del virus de la viruela del mono se da –apunta el CDC– «cuando una persona entra en contacto con el virus de un animal, humano o materiales contaminados con el virus».
Fernando Simón, ante los medios

Fernando Simón valora los posibles casos españoles de la viruela del mono

La puerta de entrada al virus serían grietas en la piel, tracto respiratorio o las mucosas (de ahí la importancia del lavado de manos), aunque conviene diferenciar entre el contagio de animal a humano y el contagio entre humanos.
«La transmisión de animal a humano puede ocurrir por mordedura o arañazo, preparación de carne de animales silvestres, contacto directo con fluidos corporales o material contaminado», señala el CDC estadounidense.
En cuanto al contagio entre humanos, deben darse circunstancias similares a las del contagio por coronavirus. «Se cree que la transmisión de persona a persona ocurre principalmente a través de gotitas respiratorias grandes. Esas gotitas generalmente no pueden viajar más de unos pocos pies, por lo que se requiere un contacto cara a cara prolongado», recogen en su informe.
Aún se desconoce cuál es el animal «huésped» del virus de la viruela del mono, aunque las primeras pesquisas apuntan a roedores que viven en África.
Aún quedan muchas lagunas en el estudio de esta enfermedad, por lo que no existe ningún tratamiento probado. «Para controlar un brote de viruela del simio se pueden usar la vacuna contra la viruela o antivirales», señala el CDC, aunque sin mucho convencimiento.
Comentarios
tracking