05 de febrero de 2023

Los hombres tienen un cromosoma X y uno Y

La nación con la tasa de mortalidad más alta en junio de 2022 fue Portugal, pero detrás aparece ya EspañaGTRES

Población

España lidera el exceso de mortalidad en toda Europa y casi triplica la media del continente

El nuestro está entre los tres estados de la UE con más muertes en junio de 2022, según Eurostat

España lidera el exceso de mortalidad en la Unión Europea en un contexto pandémico en que los valores habituales de este indicador siguen sin recuperar los números anteriores al estallido de la crisis del coronavirus.
La media del exceso de muertes europeas es ahora mayor en un 6 % que cuando comparamos los datos con el periodo entre 2016 y 2019, pero según Eurostat (Oficina Europea de Estadística), nuestro país experimenta una crecida del 16, 7 %.
La nación con la tasa de mortalidad más alta en junio de 2022 fue Portugal, con un 24 %. Después están España, que roza el 17 %, y Estonia, con un 16 %. Los estados con valores inferiores a las medias mensuales son Hungría (- 0,3 %, Italia (-1 %), Eslovaquia (-2 %) y Bulgaria (- 8 %).

¿A qué se debe?

Conocer las razones que explicarían esta situación es harto complicado.
Y más en estos momentos, con la crisis de la covid aún vigente. El medidor europeo no ha hecho públicos los detalles de esas muertes, lo que puede conducirnos a la especulación.
El envejecimiento de la población, las sucesivas olas de calor y el deterioro del sistema sanitario, donde colectivos profesionales y sindicatos denuncian una errática política sanitaria los últimos años, aparecen como posibles causas que ayuden a comprender la situación española.
La mayoría de las muertes en exceso no se deben, por contra de lo que se pudiera pensar, ni a la covid, ni tampoco a las vacunas, siendo las causas principales las enfermedades circulatorias y diabetes.
Porque el resto del continente presenta grandes diferencias. Entre los países que se mueven entre el 10 y el 15 por ciento se encuentran: Dinamarca (10,6), Alemania (10,7), Eslovenia (10,9), Grecia (12,2), Noruega (12,6), Austria (13,5), Países Bajos (13,6) y Suiza (14,4).
El siguiente rango son aquellos que tienen un exceso de mortalidad entre 5 y 10 por ciento y son: Irlanda (8,7), Polonia (7,1), Letonia (6,5) y Bélgica (6,3). Por último, entre 0 y 5 por ciento están: República Checa (0,3), Croacia (1,5), Francia (4,4) y Lituania (4,6).
Pero la situación en nuestro territorio no es nueva. A finales de 2021, The Objective publicó que España había registrado un «desconcertante» número de muertes no esperadas que en noviembre llegaron a cuadruplicar los fallecimientos por covid.
El EuroMoMo –equivalente a nivel comunitario del sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria, el MoMo–, se cercioró que estos datos se correspondían con un «alto exceso» de muertes no esperadas al que el propio Gobierno no sabía dar una explicación.

Evolución de la población europea

Los balances demográficos anuales publicados en julio de 2022 confirman una serie de tendencias en el viejo continente: la UE vio descender su población ligeramente de 447,3 millones a 447, interrumpiendo un largo periodo de crecimiento que se había debido, en parte, a la migración neta positiva.
El descenso continuó en 2021 y a 1 de enero de 2022, la población se situó en los 446,8 millones.
Durante la fase inicial de la pandemia de la COVID-19, las mayores tasas de exceso de mortalidad se registraron en España (80,8 %), Bélgica (73,1 %) y los Países Bajos (53,8 %).

El misterioso caso del Reino Unido

Tras el Brexit, el Reino Unido ha quedado fuera de los estudios del Eurostat. Sin embargo, el país anglosajón tiene también su particular cruzada con un exceso de muertes durante este verano.

​Durante los dos primeros años de la pandemia de la covid, se registró un exceso de más de 120.000 muertes, casi todas ellas consecuencia directa del coronavirus.

​A principios de 2022 se notificaron menos muertes de lo normal para esa época del año. El panorama empeoró en la primavera y el verano, y la estadística se disparó hasta las 11.600 muertes más que la media en las últimas ocho semanas, de las cuales solo una pequeña parte se produjeron durante la ola de calor.

​Las enfermedades cardiovasculares suponen un importante exceso de mortalidad. Entre ellas, los problemas del corazón, la insuficiencia cardíaca y las enfermedades circulatorias. Las muertes por diabetes, el sistema urinario y las infecciones respiratorias también son elevadas, aunque en el caso de estas últimas la mayor parte del exceso se debe a la covid. Otras causas significativas de muerte, como el cáncer y la demencia, están en los niveles normales o por debajo de ellos.
Comentarios
tracking