06 de febrero de 2023

Un hombre pescando

Un hombre pescando

Las federaciones deportivas se blindan ante la ley de bienestar animal

PSOE y PP ya han anunciado públicamente su apoyo a la Comisión de Federaciones con Animales

La ley de bienestar animal ha encontrado un nuevo frente de conflicto entre PSOE y Podemos. Tras la polémica por los perros de caza, las federaciones deportivas que utilizan animales han constituido una comisión para hacer frente a un texto que afectaría de lleno a su actividad.
Compuesta por varias federaciones, la Comisión de Federaciones con Animales se creó en el seno de la Asociación del Deporte Español (ADESP) para defender su actividad y reivindicar las consecuencias que provocará la Ley de Protección, Derechos y Bienestar de los Animales en el ámbito deportivo.
Una de las enmiendas del PSOE excluye a los animales empleados en las actividades deportivas reconocidas por el Consejo Superior de Deportes (CSD). Estas entidades habían denunciado las «anomalías» que presentaba el texto impulsado por la Dirección General de Bienestar Animal, dependiente del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, así como la inseguridad de artículos como el que impide la grabación de reportajes de naturaleza.
Esta Comisión considera que la ley de bienestar animal legisla sobre materias ya suficientemente reguladas por las Comunidades Autónomas y recuerda que su aprobación por el Consejo de Ministros –el 1 de agosto– se realizó sin contar con el dictamen del Consejo de Estado a pesar e que la memoria de análisis de impacto normativo lo establecía.
Entiende que si disciplinas como la tauromaquia han quedado fuera del texto, el deporte federado con animales «puede –y debe– ser excluido». Asimismo menciona que, si bien el propio Gobierno ha reconocido que la regulación de las modalidades deportivas no es objeto del anteproyecto, en la práctica su aprobación limitaría su actividad. Esto supondría un doble conflicto de competencias con la Ley del Deporte y con la legislación autonómica.
De momento cuentan con el apoyo de los socialistas y populares. Precisamente, uno de los puntos que más escama al sector y que ambos partidos ha acordado modificar es el artículo 70 «que haría inviable la grabación y divulgación de reportajes de caza, pesca y naturaleza». Según establece el texto, la inclusión de animales en filmaciones de cine, televisión u otros medios audiovisuales requerirá una declaración responsable «en la que se recojan los datos de identificación de los animales participantes, tiempos de filmación o presentación y los datos de las personas responsables de garantizar su bienestar».
Comentarios
tracking