09 de febrero de 2023

perro

El maltrato recae fundamentalmente en perros y caballos, y consiste en una falta de alimento, agua o refugioPxhere

Los agentes forestales madrileños temen que los casos de maltrato animal vayan a más

Los delitos medioambientales, entre los que destacan los relacionados con flora y fauna, han descendido en el año 2022

Los delitos relacionados con el medio ambiente han marcado un descenso el pasado año 2022 en la Comunidad de Madrid con respecto al año anterior, en concreto una bajada del 17,8 %, y se tiende así a una estabilización de los mismos. Sin embargo, las tendencias de algunos de ellos muestran cómo evoluciona la sociedad.
El Cuerpo de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid, como agentes de la autoridad que son, se encarga de que se cumplan las leyes a nivel medioambiental en una de las regiones con mayor diversidad, en la que más de la mitad de su territorio está protegido. Silvia Morán, jefa del cuerpo, asegura que existe «una labor muy intensa de prevención del delito, donde se realizan rutas de vigilancia y en la que la finalidad es supervisar que se cumple la normativa medioambiental».
A pesar de que relacionamos este tipo de delitos con las zonas de campo, en Madrid la mayoría se concentra alrededor del municipio de la capital, sobre todo en la periferia sur urbana, y no en la sierra norte. Según Miguel Higueras, jefe del operativo, los incendios forestales han disminuido el pasado año, mientras que los relacionados con la flora y fauna se mantienen y suponen más del 50 %.
Los datos, presentados este martes por el Consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Enrique López, muestran que los delitos contra la biodiversidad se sitúan en cabeza de los procedimientos penales abiertos. Entre ellos se encuentran los disparos, el uso de veneno y las artes ilegales, como es el caso de las jaulas, las trampas, las ballestas o los cepos. De igual forma, se incluyen la destrucción de nidos y la electrocución de aves rapaces por tendidos eléctricos.
A este grupo le siguen las infracciones por incendios forestales y contra el urbanismo, así como los vertidos ilegales, incendios que afectan a especies y aves protegidas y maltrato animal.

Maltrato animal

Es interesante el dato de los delitos relacionados con el maltrato animal. Se han duplicado desde el anterior ejercicio y, en palabras de Higueras, «llama la atención que hasta hace unos años no existía». Según el agente forestal, esto es producto de la sensibilización ciudadana, que cada vez llama más a las autoridades para denunciar este tipo de violencia hacia los animales.
Según explicaron, este maltrato recae fundamentalmente en perros y caballos, y suelen sufrir falta de alimento, agua o refugio. Para cerciorarse de la existencia de delito cuentan con la colaboración de veterinarios, que se encargan de hacer un informe pericial. Desde el cuerpo de forestales no dudan que este tipo de delitos irán a más y tendrán que dedicar sus esfuerzos a que no ocurra.

La labor de los agentes forestales

El consejero ha querido poner en valor la labor de los agentes forestales y cree que hay que dar a conocer a la ciudadanía el trabajo que realizan. La Comunidad de Madrid quiere que el número de estos agentes se duplique para el año 2025 y puedan así continuar salvaguardando el territorio de la región que, según asegura López, conocen «como si fuera su domicilio».
Lo cierto es que este cuerpo supone un elemento esencial para el correcto funcionamiento de la comunidad. Tanto la normativa autonómica como la estatal les otorga por ley el carácter de agentes de la autoridad, Policía Administrativa Especial y Policía Judicial Genérica. Para ello, se forman en diferentes cursos avanzados de criminología ambiental y trabajan de manera conjunta con las Fiscalías de Sala y Provincial de Medio Ambiente en multitud de aspectos.
El pasado año, estos profesionales participaron en el dispositivo de inspección de balsas y canales para valorar la incidencia de los ahogamientos de la fauna silvestre, así como la inspección y valoración de puntos de alto riesgo de incendio forestal. Para ello, conjugan el empleo de técnicas y métodos y de herramientas junto a los conocimientos legales para su aplicación, constituyéndose en una policía judicial altamente especializada.
De igual manera, se ha implementado un mecanismo de Intercambio de Datos entre Administraciones Públicas (ICDA) exclusivo para los agentes forestales en la obtención de datos de titulares de matrículas y la verificación de la identidad mediante el DNI o CIF de empresa, y mejorar así la calidad en las investigaciones y el desarrollo de su trabajo en general.
Comentarios
tracking