Fundado en 1910

22 de abril de 2024

La OCU ha denunciado a Apple por obsolescencia programada del iPhone 6

Apple solo aumentó su plantilla un 20 % entre 2019 y 2022MC

Crisis

Apple se salva de la vorágine tecnológica de números rojos y despidos masivos

Las empresas del sector presentan malos datos y anuncian que tendrán que aligerar plantilla

El año 2022 era el de las tecnológicas. El futuro estaba en este sector porque de sus novedades y productos dependía el progreso del ser humano en todos los campos.
Llegó la invasión de Rusia en Ucrania, la inflación y la subida de los tipos de interés. A eso había que sumarle la crisis de los semiconductores y la política anticovid en China para asestarle el golpe definitivo a esta industria que, contra toda lógica empresarial, se había dedicado a contratar personal con más vistas en el largo plazo que en el corto.
La realidad es que 2023 ha comenzado con la mayoría de las empresas del sector tecnológico en pérdidas y anunciando despidos ante el miedo a una recesión. Es más, ambos anuncios llegaban casi a la vez a lo largo de la semana.

Microsoft

Microsoft anunció unas ganancias de 31.221 millones de euros en los seis meses comprendidos entre julio y diciembre, un 13,5 % menos interanual. El único dato positivo es que su negocio en la nube, el más rentable, siguió creciendo.
Su negocio de computación personal, lastrado desde años, redujo notablemente los ingresos en el último periodo, con una bajada de las ventas del 39 % en los «PC» y en los sistemas operativos Windows.
La empresa anunció 10.000 despidos en un esfuerzo por reducir sus costes y registró un cargo de 1.200 millones de dólares en concepto de indemnizaciones además de cambios en su oferta de «hardware» y gastos de alquiler.

IBM

IBM anunció una reducción en su beneficio del año 2022 de un 71 % interanual debido a gastos relacionados con las pensiones de su plantilla, previamente anunciados, y además se sumó a los despidos en el sector con un recorte de 3.900 empleados.
La empresa reportó unos beneficios de 1.500 millones de euros en el ejercicio, una cifra que se explica en el cargo de 5.900 millones que se anotó en el tercer trimestre debido a una cuestión administrativa: la transferencia de los planes de pensiones de unos 100.000 empleados a dos aseguradoras.

3M

El grupo empresarial 3M, fabricante de productos de post-its o mascarillas N95, anunció que ganó 5.777 millones de dólares en 2022, un 2,43 % menos que el año anterior. La noticia vino secundada por otra peor: eliminará 2.500 empleos.
Mike Roman, presidente y director ejecutivo de 3M,aseguró que la empresa eliminará 2.500 puestos de trabajo en manufactura, ya que el conglomerado industrial estadounidense enfrenta una desaceleración de la demanda.

Ericsson

La multinacional de telecomunicaciones sueca Ericsson presentó un beneficio neto en 2022 de 1.711 millones de euros, un 17 % menos interanual.
El resultado del cuarto trimestre estuvo afectado por la firma de un acuerdo de patentes con Apple, que supuso 537 millones de euros, aunque el gigante tecnológico sueco tuvo cargos por 358 millones de euros, entre los que figura una provisión para una posible multa en Estados Unidos por un caso de corrupción en Irak.

Wallbox

La empresa especializada en soluciones de carga de vehículos eléctricos Wallbox anunció que prevé recortar en alrededor de un 15 % su plantilla, integrada por unos 1.400 empleados en todo el mundo, la gran mayoría en Barcelona, para reducir costes ante las dificultades del mercado automovilístico.
La firma asegura que esta medida se enmarca «en un programa de reducción de gastos con el objetivo de adecuar la estructura de costes a las previsiones de ventas para 2023» y que la voluntad es lograr un ahorro anual de 50 millones de euros.

Apple

Apple es la única empresa que se salva, de momento, de ejecutar el despido de trabajadores. A la espera de que se hagan públicos los datos del último trimestre, con las ventas navideñas incluidas, la empresa de California ha evitado los despidos por su política de contratación que desvela The Wall Street Journal.
Entre 2019 y 2022 la plantilla de las grandes empresas tecnológicas creció exponencialmente. Meta un 92 %, Microsoft un 53 %, Alphabet un 57 % y Amazon llegó al 100 %. En todo este tiempo las de Cupertino solo fueron del 20 %.
Estas contrataciones lentas han consolidado empleos en Apple y ahora no hace falta despedir a nadie, a cambio, lo que sí se ha producido es una reducción considerable del número de nuevas contrataciones.

Temas

Comentarios
tracking