04 de diciembre de 2021

Corea del Norte sospecha que China quiere influir en los jóvenes filtrando la serie de contrabando

Corea del Norte sospecha que China quiere influir en los jóvenes filtrando la serie de contrabandoNetflix

Ley de Eliminación del pensamiento y la cultura reaccionaria

Corea del Norte fusila a un hombre por el contrabando de copias de 'El Juego del Calamar'

El contrabandista filtraba la serie mediante USB, otro estudiante ha sido condenado a cadena perpetua, otros seis a trabajados forzados y algunos maestros fueron desterrados
La serie de El Juego del Calamar ha alcanzado una dimensión internacional que no se esperaba. O, quizá sí. Corea del Sur tiene otro motivo más para influir en la hermética tiranía de Corea del Norte con una serie cuyo guion podría estar removiendo demasiado las anestesiadas conciencias de los norcoreanos.
Según informa la web de Radio Free Asia, uno de los medios que mejor controla la información fronteriza entre Corea del Sur y Corea del Norte, el país sometido por la dictadura comunista de Kim Jong-un ha condenado a muerte a un ciudadano que introducía en el país copias de la serie de Netflix El Juego del Calamar.
Todo ocurrió cuando las autoridades sorprendieron a siete estudiantes de secundaria viendo la serie. Las copias llegaban en unidades USB desde Corea del Sur y se distribuían entre la comunidad educativa, lo que ha despertado las alarmas. El gobierno de Corea del Norte cree que sus vecinos del sur quieren influir en el pensamiento de los jóvenes con una serie que presenta la lucha entre miembros de la misma clase social y donde los perdedores son ejecutados.
La nueva ley promulgada el año pasado de Eliminación del pensamiento y la cultura reaccionaria dispone de artículos por los que hay una pena máxima de muerte por «ver, retener o distribuir medios de comunicación de países capitalistas, en concreto de Corea del Sur y Estados Unidos».

Sobornos

El Surveillance Bureau Group 109 recibió un chivatazo de que varios alumnos habían comprado una memoria USB con la serie. El estudiante recibió sentencia de cadena perpetua, los otros seis compañeros fueron sentenciados a cinco años de trabajos forzados y los profesores del centro se enfrentan al destierro para trabajar en minas de lugares remotos del país. El contrabandista cumplirá su condena frente a un pelotón de fusilamiento, según informan las fuentes de RFA.
Pero la historia de El Juego del Calamar en Corea del Norte no acaba aquí, según las fuentes que han filtrado la noticia, la dictadura de Kim Jong-un hace aguas en su cuerpo de funcionarios. «Independientemente de lo estricta que parezca la represión del gobierno, circulan rumores de que, entre los siete estudiantes arrestados, uno de ellos de padres ricos pudo evitar el castigo porque sobornó a las autoridades con 3.000 dólares», comentó en alusión a que los ciudadanos con poder y dinero pueden ser liberados.
tracking