26 de septiembre de 2022

El actor Sean Connery interpretando a James Bond

El actor Sean Connery interpretando a James Bond

Cine

Los 5 actores que se arrepintieron de sus películas

Cuando pensamos en los actores famosos nos vienen a la cabeza sus éxitos taquilleros y sus premios. Pero todos tienen en su currículum una o varias producciones que por diferentes motivos quisieran olvidar. Incluso suelen renegar de filmes que los ayudaron a encumbrarse. Hoy recordaremos 5 películas cuyos actores se arrepintieron de hacer.
Brad Pitt - Cutting Class

Brad Pitt, en Cutting Class

Varias estrellas comenzaron en el cine de terror de bajo presupuesto por ejemplo Brad Pitt. Antes de ser una estrella de Hollywood y poder elegir en qué películas trabajar aceptó un papel en Cutting Class estrenada en 1989. Era una película de terror con toques de comedia acerca de asesinatos en un instituto. Brad Pitt interpretó al novio de la protagonista que era el blanco principal de un asesino psicópata. La película tuvo malas críticas, pero nadie la odió tanto como Brad Pitt. En una entrevista la calificó de «horrible».
Unos años más tarde circuló el rumor de que él y su (por entonces) esposa Jennifer Anniston fueron a una venta en garajes típica estadounidense para comprar un VHS de Cutting Class que el actor aplastó al instante contra el suelo con la promesa de destruir cada copia. Brad Pitt desmintió la historia, pero sí admitió que si destruiría cada copia aunque jamás hubiera visto la película. Sin embargo, no pudo impedir que en 2018 fuera lanzada la edición en Blu-ray. El actor volvió a incursionar en el cine de terror y suspense, pero en producciones de primer nivel de las que se siente más orgulloso como es el caso de Seven.
Will Smith - After Earth

Will Smith, en After Earth

Según la página BoxofficeMojo, Will Smith es uno de los 20 actores más taquilleros de todos los tiempos. Pero incluso una figura tan carismática y con tan buen olfato como él tiene películas fallidas. La experiencia más desagradable fue After Earth. Ambientada en el futuro se centra en un padre y su hijo tratando de sobrevivir en un planeta hostil con una criatura mortífera al acecho.
La película tenía todo para hacer un éxito: una estrella, la dirección de M. Night Shyamalan, un presupuesto de 130 millones de dólares y planes de una franquicia. Pero las bajas recaudaciones y las duras críticas destruyeron la posibilidad de una continuación. A Will Smith fue al que más le dolió este fracaso ya que sintió que había expuesto a su hijo en la vida real, Jaden Smith, quien fue el coprotagonista. Ambos habían trabajado juntos en la película En búsqueda de la felicidad que sí que tuvo mucho éxito. Además, Will Smith se vio obligado a volver a plantearse sus metas y su obsesión por ser siempre el número uno, el más taquillero. Dejó de trabajar durante un buen tiempo para volver a protagonizar filmes en los que más allá de las recaudaciones podía disfrutar del momento.
Viola Davis - Criadas y Señoras

MADRID, 12 (EUROPA PRESS) 

El papel de Viola Davis como Able Clark en la película de 2011 Criadas y Señoras le valió su segunda nominación al Oscar, la primera como actriz protagonista. Pero, a pesar del éxito de la película, y de su trabajo en la misma, la intérprete ha confesado que se arrepiente de haber participado en el filme, ya que no da el suficiente protagonismo a sus personajes negros.

En una sesión de preguntas y respuestas con lectores del New York Times, a la actriz le preguntaron si se había arrepentido de rechazar algún papel, a lo que respondió que más bien lamentaba haber aceptado algunos roles, entre ellos el de Criadas y Señoras.

"Al final no fueron las voces de las criadas las que se escucharon. Conozco a Aibileen. Conozco a Minny. Son mi abuela. Son mi madre. Y creo que si haces una película en la que la premisa es mostrar que se siente al trabajar para gente blanca y criar a sus hijos en 1963, quiero escuchar realmente cómo se sienten. Nunca lo escuché en toda la película", explicó la actriz.

Sin embargo, Davis aclaró que su descontento no estaba relacionado con la experiencia del rodaje o sus compañeros, "todos fueron geniales. Tuve una experiencia increíble con el resto actrices" matizó en relación a sus compañeras de reparto Emma Stone, Bryce Dallas Howard, Sissy Spacek, Octavia Spencer o Jessica Chastain.

Davis no es la primera que ha denunciado la invisibilización en Criadas y Señoras. La cinta ha sido muy criticada por banalizar las dificultades de los negros en Estados Unidos en plena era de segregación, así como de perpetuar el estereotipo del personaje "salvador" blanco.  

SOCIEDAD CULTURA
DREAMWORKS

Viola Davis, en Criadas y Señoras

Las películas enfocadas en prejuicios raciales son muy comunes en Hollywood, especialmente durante la temporada de premios. Criadas y señoras fue uno de esos casos. Esta adaptación de la novela de Kathryn Stockett muestra la relación entre mujeres blancas adineradas y sus empleadas domésticas negras durante los años 60. Criadas y señoras consiguió cuatro nominaciones al Oscar.
Octavia Spencer ganó como mejor actriz de reparto mientras que Viola Davis fue nominada a la estatuilla a mejor actriz. Pero precisamente fue Viola Davis quien manifestaría su arrepentimiento por haber sido parte del filme. En 2020 le reveló a la revista Vanity Fair que la película no estaba lista para contar la verdad y que había sido creada «desde las alcantarillas del racismo sistémico». Para ella, los realizadores no habían logrado plasmar con fidelidad la vida de las criadas negras. A partir de esa experiencia, la actriz eligió mejor sus trabajos y no le fue nada mal. Viola Davis consiguió más reconocimiento y hasta ganó un Oscar por Fences. Un ejemplo de talento y convicciones firmes.
Sir Alec Guinness - Star Wars

Sir Alec Guinness, en Star Wars

A mediados de los 70, Sir Alec Guinness era uno de los actores británicos más respetados. Su talento y su versatilidad quedaron patentes en los escenarios de los teatros y en la gran pantalla. pero no se volvió una estrella de cine hasta su participación en Star Wars, hoy conocida como Episodio 4: Una nueva esperanza.
La superproducción dirigida por George Lucas transportó al público a una galaxia muy muy lejana. Cambió la industria del cine y presentó un elenco de caras nuevas para darle la oportunidad de brillar a jóvenes actores. El único actor de renombre en la cinta era Sir Alec Guinness quien interpretó a Obi-Wan Kenobi, un maestro jedi que se vuelve mentor de Luke Skywalker, el héroe de la trilogía original. Sir Alec Guinness aceptó el papel a cambio de un 1 % de las recaudaciones de la taquilla, aunque sin demasiadas expectativas. Al final la película se volvió un éxito y el actor ganó muchísimo dinero, pero eso no le hizo cambiar de opinión con respecto a la película.
El intérprete consideraba que el personaje tenía malos diálogos y le molestaba que todos en el set lo trataran como un anciano. Sin embargo, lo que más le molestó fue convertirse en un ídolo para los seguidores de la saga. Se negó a firmar autógrafos y evitó cualquier contacto con ellos. Aunque le pidió a George Lucas eliminar al personaje tras el Episodio 4, Sir Alec Guinness no pudo evitar participar en las dos continuaciones: Episodio 5: El imperio Contraataca y Episodio 6: El retorno del jedi. A día de hoy nos acompaña como la mismísima fuerza.
Sean Connery - James Bond

Sean Connery, en James Bond

«Bond, James Bond». Muy pocos actores tuvieron el privilegio de pronunciar esa frase en el cine mientras se bebían un Martini agitado, pero no revuelto. De entre esos afortunados pocos brillaron como Sean Connery. Debutó en Doctor no, la primera película de la saga. Y en la tercera, Goldfinger tanto el personaje como su intérprete se volvieron en estrellas del cine. Aunque su elegancia y su fuerza definieron a 007 en la pantalla grande, Sean Connery pronto renegó de las películas y del famoso agente.
En 1964 llegó a decir que si se le quitaba lo exótico no era más que un policía inglés aburrido y prosaico. Además, consideraba que James Bond era un personaje plano, incapaz de evolucionar y que lo limitaba como actor. Tampoco podía soportar la fama y el acoso de los paparazzi. Durante el rodaje de Sólo se vive dos veces se peleó con el productor Albert Broccoli y renunció a volver a interpretarlo, pero regresó para Diamonds are forever por un sueldo de más de un millón de dólares, una cifra alta para ese tiempo.
Sean Connery interpretaría por última vez al personaje en Never say never again, una película no oficial de la saga. Pero ni los billetes hicieron que el actor cambiaba de parecer. Sean Connery llegó a decir «Siempre odié a James Bond, me gustaría matarlo». Aunque Sean Connery no le haya tenido ningún cariño, los espectadores siempre estarán agradecidos por darle vida a un ícono del cine.
Comentarios
tracking