01 de diciembre de 2022

La actriz Ana de Armas, posa durante la 70 edición del Festival de Cine de San Sebastián donde presenta su película Blonde

La actriz Ana de Armas, posa durante la 70 edición del Festival de Cine de San Sebastián donde presenta su película BlondeEFE

Ana de Armas quiere que el «cine español» vuelva a llamarle: «No sé por qué no he tenido ninguna oferta"

La actriz, con una carrera en ascenso en Hollywood, ha explicado que el no regresar a España no es una cuestión de «venganza»

La actriz Ana de Armas, quien ha presentado en el Festival de Cine de San Sebastián su nueva película Blonde en la que encarna a Marilyn Monroe, ha lamentado no haber recibido ninguna oferta del cine español en estos últimos años y asegura desconocer el motivo. «Yo le doy a todo, pero es verdad que no he tenido ninguna oferta del cine español y desconozco el porqué», ha lamentado en un encuentro con un grupo de periodistas tras la rueda de prensa de presentación. Previamente, De Armas ha matizado que todavía no pierde «la esperanza» de regresar a la industria del cine patrio.
En cualquier caso, ha explicado que el no regresar a España no es una cuestión de «vengarse de nadie». «No lo había ni pensado, pero todavía tengo esperanzas de trabajar otra vez en España. Esto no pasa porque no quiera, sino porque no he recibido una oportunidad y a mí me encantaría trabajar aquí», ha apuntado.
Preguntada al respecto de si creía que en el pasado no se la «tomó en serio» por sus inicios en series juveniles, la actriz ha señalado que no es algo que le haya marcado su carrera. «No sé si es que la gente no me tomaba en serio, pero a mí me parece que fue más el efecto de estar en una serie de televisión donde había gente joven y llevaba uniforme de colegio tantos años: ese es el personaje en el que te ven y es difícil salir de ahí», ha resaltado.
En cualquier caso, ha reconocido que su carrera fuera de España no ha sido «algo planeado» –«seguramente hubiese tenido paciencia para llegar a este punto y trabajar con directores en España», ha aseverado–, sino que el azar le llevó a Hollywood. «Mi objetivo no fue irme a Estados Unidos, sino que cuando llegó la oportunidad de Manos de piedra me fui a Panamá y de ahí el salto», ha destacado.
El realizador Andrew Dominik (d), posa junto a la actriz Ana de Armas, durante la 70 edición del Festival de Cine de San Sebastián

El realizador Andrew Dominik (d), posa junto a la actriz Ana de Armas, durante la 70 edición del Festival de Cine de San SebastiánEFE

En su paso por San Sebastián junto al director de la cinta, Andrew Dominik, la actriz ha abordado ciertas polémicas que la película ya ha generado en Estados Unidos. Por ejemplo, sobre su acento latino interpretando a Marilyn Monroe, una polvareda mediática que «refleja muchas cosas».

Polémica por la sexualidad de 'Blonde'

«Quien quiera oír el acento, lo oirá, y quien no quiera, no. Marilyn tenía una voz diferente en cada película que luego en la vida real no era así, pero bueno...lo más decepcionante es que muchas de las críticas venían de personas que ni siquiera habían visto la película», ha apuntado la actriz, quien además ha cuestionado también que se pusiera en duda su papel por ser latina. «Estas cosas de la inclusión y el dar espacio a minorías es muy importante y yo estoy a favor, pero se olvida a veces los retos personales y sueños de los actores. Yo sabía que nadie me iba a parar de hacer esto y es un reto que me lo debía a mí», ha defendido.
También hay varios desnudos en Blonde y escenas sexuales mostradas abiertamente, si bien De Armas recuerda que en este rodaje siempre hubo una coordinadora de intimidad para su trabajo. «De hecho, en Estados Unidos se ha llegado a cuestionar la dirección de Andrew preguntando cómo pudo ponerme en determinadas situaciones...es contradictorio eso de criticar a la película y luego alabar mi papel. La película precisamente evita esa idea de romanticismo y de la manera idílica de ver al ídolo», ha indicado.

Almodóvar y el «acoso» de JFK

Esta foto proporcionada por la casa de subastas Bonhams, por el exfotógrafo de la Casa Blanca Cecil Stoughton, muestra a Marilyn Monroe con el presidente John F. Kennedy, al centro, y Robert Kennedy, a la izquierda, en una recaudación de fondos demócrata el 19 de mayo de 1962 en una casa en la ciudad de Nueva York.

Esta foto proporcionada por la casa de subastas Bonhams, por el exfotógrafo de la Casa Blanca Cecil Stoughton, muestra a Marilyn Monroe con el presidente John F. KennedyCecil Stoughton - GTRES

Por su parte, Dominik también ha defendido la película, reiterando que no hay una mirada de «lujuria» hacia el mito. «La película era totalmente no sexual y utiliza la desnudez para expresar la rabia y vulnerabilidad. No creo que lleve consigo deseo para Marilyn, sino lo contrario: si otras personas lo ven de otro modo, es su problema», ha indicado.
El pasado mes de mayo, el director español Pedro Almodóvar hablaba en su columna de opinión de ElDiario sobre la película Blonde. El manchego, tras un visionado de la cinta de Dominik dejó escrito: «Debo ser de los pocos que han visto Blonde, el estupendo filme de Andrew Dominik, donde Ana de Armas interpreta a Marilyn de un modo escalofriantemente real. Tengo grabada una secuencia (si no desaparece del montaje final) del acoso, algo más, diría yo, que sufrió por parte del presidente JFK. La secuencia es lo suficientemente explícita como para sentir la repulsión de la propia Marilyn en semejante momento».
La actriz Ana de Armas, posa a su llegada a la 70 edición del Festival de Cine de San Sebastián

La actriz Ana de Armas, posa a su llegada a la 70 edición del Festival de Cine de San SebastiánEFE

La cinta estuvo envuelta en la polémica cuando se filtró que una violación y una escena sexual con tintes gore había «horrorizado» a algunos gerifaltes de Netflix. Uniendo las filtraciones del malestar en las altas esferas de la plataforma y las palabras de Almodóvar se podría concluir que en algún momento de la cronología de la película, esta incluía escenas que podrían no gustar al gran público. Lo que no se ha confirmado es que la versión o montaje que vieron tanto los gerifaltes escandalizados de Netflix, como la que visionó el director manchego más famoso, sea la copia que ha llegado al Festival de Cine de San Sebastián.
El director de la cinta, ha destacado durante la presentación de la cinta en San Sebastián que el auge del movimiento 'me too' «fue muy útil» para poder iniciar Blonde –esta cinta es un proyecto que se inició en el año 2008 y por el que han pasado varias actrices–. «Antes la gente pensaba que la perspectiva de una mujer sobre el Hollywood machacante no era tan interesante, pero el 'me too' le dio la vuelta a todo ese enfoque», ha concluido.
Comentarios
tracking