01 de diciembre de 2022

Cartel del 27 Salón del Manga de Barcelona

Cartel del 27 Salón del Manga de Barcelona

La fiebre del manga, cada vez más en auge: crecen las ventas del cómic japonés

Los manga son cómics que se hacen en Japón, conforme a un estilo que se desarrolló en el país a fines del siglo XIX. Un estudio afirma que las ventas han crecido un 184 % desde 2019

Aunque el manga lleva siendo un género popular varios años, ha alcanzado un hito simbólico el año pasado: el peso en las ventas de los cómics japoneses en sus librerías se ha acercado al 10 % en 2021 en España. En un contexto de optimismo por el aumento generalizado por las ventas de libros, el cómic ha encontrado, por fin, su lugar. En especial, el cómic japonés ha irrumpido con fuerza en Occidente, y por primera vez las ventas de manga superan a los cómic estadounidenses (el mítico género de superhéroes).
Este fenómeno no se circunscribe a España, sino que recorre toda Europa: surgen sellos editoriales especializados en manga, cada vez hay más obras dedicadas a ello y las cifras estiman que ha experimentado un aumento del 70 % en España. En las grandes superficies –y también en las pequeñas librerías– se ven cada vez más rincones dedicados al cómic y a la novela gráfica, y las grandes editoriales están incorporando también mayor variedad y diversidad a sus catálogos, incluyendo temáticas diversas: terror, ciencia ficción, aventura, humor surrealista... Paralelamente, este 2021 se han recuperado también grandes clásicos del cómic, como el Flash Gordon de Dan Barry, los EC Cómics, Kraken, La pista atlántica, Livingstone contra Fumake o Drácula.
Solo en la Fnac, que en marzo celebra su particular Mes del Manga y regala un manga exclusivo creado por Dani Bermúdez y Fidel de Tovar, premio al mejor manga nacional en el Manga Barcelona y considerados la punta de lanza de os mangakas nacionales, las ventas de las familias de manga-anime han crecido un 184% desde 2019.
Y es que estamos asistiendo a una tendencia al alza tanto en ventas como en popularidad. No en vano, las ventas de la familia manga-anime han crecido en Fnac un 184% desde 2019.
Un fenómeno que, unido a otros en cierta medida paralelos como la penetración en la sociedad española de géneros asiáticos como el K-pop o el reciente éxito de ficciones como El Juego del Calamar (Netflix, 2021) o My Hero Academy (Kōhei Horikoshi, 2015), hacen pensar en un cambio de tendencia en la influencia cultural que Asia ejerce sobre los nacidos a finales de los 90 y a principios del siglo XXI.
Si, de alguna forma, la influencia de la cultura anglosajona es muy visible en la sociedad española y europea entre las décadas de los 50 y 80, desde la década de los 90 estamos asistiendo a un lento pero progresivo cambio de tendencia.

¿Por qué este 'boom' del manga?

No solo las ventas son un indicador de este hito de consumo. Esta tendencia es claramente visible en las librerías, ya que las secciones dedicadas al manga y anime han ido creciendo progresivamente en espacio. Según datos de la Fnac, en sus establecimientos se ha producido un crecimiento del 20 %, con decoración específica para estas zonas. Atrás quedaron los días en los que solo un puñado de cómics japoneses de renombre se traducían y vendían en España. Ahora, incluso los títulos más pequeños están siendo centro de atención.
Varios son los factores que pueden explicar esta explosión: el confinamiento y las diversas restricciones sanitarias, que han llevado a los españoles a volcarse en nuevas obras; el afán por buscar la novedad; la atracción de las plataformas de streaming por el anime, o incluso el lanzamiento del bono cultural para los jóvenes por parte del Gobierno. A día de hoy, es un mercado que va ganando terreno en España: un claro ejemplo ha sido el lanzamiento XXL del volumen 100 de One Piece.
El lanzamiento del volumne 100 de 'One Piece' ha sido un acontecimiento a nivel mundial

El lanzamiento del volumne 100 de 'One Piece' ha sido un acontecimiento a nivel mundial

El manga tiene nombre de mujer

Una de las tendencias más importantes que se están observando en el universo manga es que aparte de que cada vez son más las mujeres que lo compran y consumen, también ha aumentado el número de mujeres mangakas –palabra japonesa designada para referirse al creador de una historieta o cómic–, que están llevando a cabo una auténtica revolución en el género.
Ana Oncina, autora de la serie Croqueta y Empanadilla y actualmente ilustradora de Planeta Manga, revista antológica de temática manga, señala que, «a finales de los 90, cuando era pequeña y me pasaba las horas dibujando, fue en el manga donde empecé a ver muchos referentes femeninos y donde sentí que había un espacio para mí. Ya entonces descubrí muchas autoras y muchas protagonistas interesantes, y a día de hoy veo que hay muchísimas más. Me da la sensación de que muchas autoras actuales hemos sido ‘hijas del manga’, un medio con el que nos sentimos representadas y donde veíamos cierta presencia femenina cuando en otras publicaciones no la había».

Hasta hace tres décadas, el manga era casi exclusividad de los japoneses. El género se ha convertido con los años en un fenómeno mucho más global, sumando firmas de múltiples nacionalidades de autores y autoras que aportan a su obra sus propios valores, su personalidad y cultura. Esta evolución está sucediendo de manera natural, no es impositiva ni impostada, y está cohabitando en un universo lleno de historias y géneros diferentes.
A este respecto, Konata (también autora de Planeta Manga) explica que «el Shonen y el Shojo son los géneros más conocidos por el público, y en estos, generalmente se suele estereotipar a la mujer, y en muchos casos colocarla en el rol de cuidadora. Pero siempre se nos olvida que el manga es mucho más que estos dos géneros, y podemos abarcar muchas más historias que sí incluyen personajes femeninos que se alejan de estos estereotipos. El panorama está cambiando, y ya empiezan a verse muchos más personajes femeninos que se salen del rol. Además, hay autoras de manga como Hiromu Arakawa (Fullmetal Alchemist) que dibuja Shonen y ha creado personajes femeninos relevantes y poderosos. O autores como Rei Hiroe (Black Lagoon) que ha creado personajes femeninos protagónicos y fuertes. Creo que los valores del propio autor y de su contexto influyen en su obra, y por eso, como creadora creo que es injusto juzgar una obra de manga de hace 40 o 50 años con la mirada de hoy en día».

Los que leen manga ya no son jóvenes: el 40 % tiene entre 35 y 50 años

Según los datos de venta entre los socios y socias de Fnac en España, el segmento de edad de entre 20-35 constituye un 38 % de las ventas de manga. Pero resulta también llamativo el dato del segmento entre 35-50 años que constituye un 40% de las ventas. Algo que podría dar a entender que aquellos que lo descubrieron en los años 90 siguen consumiéndolo, o incluso que los padres jóvenes también compran manga, bien sea para ellos o bien sea para sus hijos. Una teoría que daría continuidad al crecimiento del género en los próximos años.
En cuanto a sexos, las mujeres ya representan casi la mitad de los compradores. El porcentaje de mujeres que compran manga en los centros Fnac ha crecido 9 puntos con respecto a 2019, pasando de constituir un 34 % del total a un 44 % en 2021.
Por regiones, las provincias más otakus son Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga, Zaragoza y Murcia. Y destaca que, pese al volumen de población, en la Región de Murcia se vende casi un 5 % del manga que se vende en Fnac. Y por temporalidad, los meses de julio, agosto, noviembre y diciembre son los que registran un mayor pico de ventas en manga y anime.
Comentarios
tracking