Fundado en 1910

20 de abril de 2024

Fernando de Magallanes y Juan Sebastián de Elcano

Fernando de Magallanes y Juan Sebastián de Elcano

EncuentroMadrid 2022: «Los tripulantes de la primera vuelta al mundo se lanzaron a la mar persiguiendo un ideal»

«Vivir apasionadamente la realidad» nos propone este año EncuentroMadrid, un evento que viene celebrándose desde 2003 gracias a la iniciativa de personas vinculadas a Comunión y Liberación. Nos lanzan preguntas como «¿por qué y para qué merece la pena vivir?, ¿para qué sacrificarnos hoy, cuando el mañana no está asegurado?, ¿cuál es el sentido del sufrimiento?». Preguntas que se van a aclarando con exposiciones, conciertos y espectáculos, hasta mesas redondas y conferencias.
En la tarde del 11 de noviembre la Fundación Pablo VI acogía una exposición sobre la enorme gesta que realizaron Magallanes y Elcano, un viaje que cambió el rumbo de la historia y del que este año se han cumplido 500 años.
{"type":"Instagram","url":"https://www.instagram.com/p/CkqTXrCjZVb/"}
Bajo el título de Primus Circumdedisti Me: la primera vuelta al mundo como expresión del ideal, Tomás Mazón, autor de Elcano. Viaje a la Historia ha versado sobre las dificultades a las que tuvo que hacer frente aquella tripulación que se lanzó a la mar para seguir primero las órdenes de Fernando de Magallanes, un hombre visionario y seguro de su meta, pero orgulloso y receloso. Sin embargo, su propuesta no dejaba de ser muy arriesgada, ya que apenas existía cartografía, ni conciencia de las distancias, de la existencia de un paso, de la posibilidad de suministros y agua potable, ni información sobre las tribus locales... Aquellos marineros iban a ciegas, confiando en su capitán y en su servicio al Rey: «La travesía fue dura. Sabían dónde tenían que llegar, pero la ruta estaba indeterminada» y no solo eso, sino que «el océano [Pacífico] que tenían que atravesar era mucho mayor de lo que pensaban», explicó Mazón. Incluso habiendo conseguido su objetivo, deberían enfrentarse a los portugueses, entonces aún potencia rival de España y muy asentada en las islas Molucas.
La expedición demostraría que todos esos riesgos eran reales. De hecho de las cinco naves que salieron de Sevilla el 10 de Agosto de 1519 solo regresaría una, la Nao Victoria. Igualmente, de los 239 hombres que partieron, tan solo regresarían tres años más tarde 18, lo que da idea de la dureza y de las enormes dificultades del viaje: «Elcano demostró un talento sobresaliente y un dominio en el mar», destacó Mazón del capitán.
Pero «bajo nuestros parámetros modernos no se puede entender que los tripulantes que regresaron a España quisiesen volver a viajar hacia las Molucas, incluso después de haber obtenido el honor», subraya el autor de Elcano. Viaje a la Historia. Es en este punto donde EncuentroMadrid ofrece una exposición guiada a los asistentes en el que se expondrá que más allá de conseguir honor y gloria –que también– perseguían un ideal. Por ello proponen «tratar la primera vuelta al mundo como una auténtica búsqueda de un ideal», explicó Andrés Borrero, profesor de Geografía e Historia en Educación Secundaria y uno de los responsables de la exposición.
Aquellos 239 hombres junto a Magallanes y Elcano perseguían un ideal, y no un mero sueño: «El viaje no fue un sueño de unos hombres medievales; no fue una aventura loca por el afán de cumplir un imposible, sino que se trató de un ideal», continuó Borrero. Porque después de concluir con su misión de llegar a las Molucas, «no les basta y no se sienten satisfechos hasta que dan la vuelta al mundo». E incluso habiendo realizado aquella gesta, «aún así se siguen embarcando». Porque lo que les movía no era otra cosa que un ideal: «El ideal nace de la naturaleza de la que estamos hechos; nace de lo que nos ha hecho, y es una dirección siguiendo la cual, con el pasar del tiempo, se va volviendo cada vez más evidente y cierto aquello a lo que aspiramos», escribió Luigi Giussani, fundador del movimiento Comunión y Liberación en su obra Los jóvenes y el ideal.
Comentarios
tracking