27 de mayo de 2022

El cuadro 'Reflejo', de Manolo Quejido

El cuadro 'Reflejo', de Manolo Quejido

Manolo Quejido, Néstor Sanmiguel o Margarita Azurdia, en la nueva programación del Reina Sofía para 2022

La presencia femenina adquiere fuerza con la presenciade Alejandra Riera, Pauline Boudry y Renate Lorenz o Leonor Serrano Rivas

El Museo Reina Sofía ha avanzado algunas de las exposiciones que se podrán ver en 2022, entre ellas las monográficas dedicadas a artistas españoles como Néstor Sanmiguel y Manolo Quejido que albergará el Palacio de Velázquez del Parque del Retiro de Madrid. Manolo Quejido está considerado como uno de los artistas más destacados de la generación que comenzó a pintar a mediados de los años 70 defendiendo la figuración, y ha explorado nuevos terrenos artísticos, convirtiéndose en uno de los pioneros de la utilización de los ordenadores con propósitos creativos en España. 
A principios de los 60 se trasladó a Madrid, y desde 1964 a 1974 llevó a cabo una sistemática y sucesiva interiorización de distintos lenguajes de vanguardia: a una primera etapa expresionista siguió la fundación, con Herminio Molero y Gómez de Liaño, de la Cooperativa de Producción Artística y Artesana, que trabajaba en poesía visual; a continuación investigó modelos matemáticos y secuenciales en el Centro de Cálculo, en una obra geométrica y tecnificada, que va del Op Art a la cibernética. A comienzos de los 80 se interesó por los orígenes de la pintura del siglo XX, estudiando profusamente la obra de Matisse, Picasso y Cézanne, la pintura norteamericana y algunos maestros antiguos, especialmente Velázquez. En 1991 realizó la serie «El tabique», en la que reflexiona sobre la propia pintura. A partir de 1993 comenzó a realizar una serie de pinturas sobre periódicos: grandes superficies de periódicos encolados pintados con colores intensos y brillantes.
'Máquina en negro y ocre (Regina)', obra de Manolo Quejido

'Máquina en negro y ocre (Regina)', obra de Manolo Quejido

Por su parte, Néstor Sanmiguel es conocido por ser un artista tardío, con una trayectoria desajustada –voluntariamente– de los protocolos de una carrera al uso. Formado como sastre en la Escuela Oficial de Madrid, Sanmiguel trabajó como patronista en una fábrica textil hasta finales de la década de 1990. En el año 1985 fundó, junto a los artistas Rufo Criado, Rafael Lamata o Jesús Max, entre otros, el colectivo de artistas A Ua Crag, un espacio-galería localizado en Aranda de Duero. Desde sus años de pertenencia al colectivo hasta su abandono en el 1991 impulsó las facciones Red District o el II Partido de la Montaña, propuestas con un marcado carácter perfomativo y una fuerte carga de crítica política en lo discursivo.
En los 90 comenzó su andadura en solitario, inmerso en el desarrollo de un proyecto inclasificable con un lenguaje propio, en el que ensambla las formas de la literatura y de la práctica pictórica: las «citas, los símbolos y las anotaciones al margen» serán, haciendo uso de las palabras del artista, los recursos que incorpore de manera permanente en sus imágenes. Con la obra Esferas doradas y armas de saqueo en las puertas del río introduce el uso de la retícula en su trabajo, una constante en toda su producción posterior. 
El cuadro 'El pintor y la modelo', de Néstor Sanmiguel

El cuadro 'El pintor y la modelo', de Néstor Sanmiguel

La importante presencia femenina

La presencia de mujeres artistas será significativa, con las muestras de Margarita Azurdia, que permitirá al público conocer la obra de una de las artistas más emblemáticas de Guatemala, probablemente la más importante de su historia del arte; Pauline Boudry y Renate Lorenz, con una obra específicamente producida para el madrileño Palacio de Cristal, o Alejandra Riera y Leonor Serrano Rivas, quienes presentarán sendos proyectos sobre la forma de crear lugares y otros mundos.
Además, en el mismo museo se dedicará una exposición a la evolución del arte gráfico desde la primera mitad del siglo XX hasta la actualidad con muestras como «De Posada a Isotype, de Kollwitz a Catlett» y «Giro gráfico: como en el muro la hiedra», que comenzarán el 22 de marzo y el 17 de mayo, respectivamente. El arte gráfico es una de las técnicas que, sin haber gozado de una gran preeminencia en la historiografía tradicional, ha adquirido mucha relevancia como herramienta de reivindicación social debido a su inmediatez y vasta circulación.
'Pintura 1', de Margarita Azurdia

'Pintura 1', de Margarita Azurdia

La agenda del Reina Sofía se completa con una instalación del artista portugués Carlos Bunga (7 de abril en el Palacio de Cristal del parque del Retiro) en la que prescinde de los materiales tradicionales y apuesta por estructuras de cartón, así como con las exposiciones dedicadas a la editorial Something Else Press (8 de noviembre en el museo) que el artista, músico, poeta y editor Dick Higgins puso en marcha en la década de los 60 como plataforma de activación de prácticas experimentales.

Psiquiatría y fotografía documental

También habrá una muestra centrada en la figura del psiquiatra catalán Francesc Tosquelles (27 de septiembre en el museo), que reivindicó la dimensión situada de la terapia institucional desde el hospital de Saint-Alban-sur-Limagnole poniendo el acento en la actividad creativa en el contexto del art brut y del surrealismo.
Otra exposición rastrea la protohistoria de la fotografía documental desde 1838 hasta 1917, reuniendo materiales originales desde daguerrotipos y fotografías en calotipo hasta álbumes y publicaciones. Con ella se completa una teatrología sobre el papel de la fotografía que el museo inició en 2011 con la exposición «Una luz dura, sin compasión. El movimiento de la fotografía obrera, 1926-1939».
Comentarios
tracking