05 de diciembre de 2022

Los activistas de Just Stop Oil que se pegaron al cuadro 'Melocotonero en flor', de Van Gogh

Los activistas de Just Stop Oil que se pegaron al cuadro 'Melocotonero en flor', de Van Gogh

Los activistas que atacaron un Van Gogh se comparan con Martin Luther King y son declarados culpables de «causar daños criminales»

Los dos acusados, pertenecientes a Just Stop Oil, pegaron sus manos al marco de Melocotonero en flor, que ha sufrido daños irreparables, según la jueza

Dos manifestantes de Just Stop Oil han sido declarados culpables de causar daños criminales al marco de un cuadro de Vincent Van Gogh tras pegarse a él. Louis McKechnie, de 22 años, y Emily Brocklebank, de 23, causaron daños por valor de unas 2.000 libras esterlinas en el marco de Melocotonero en flor (Peach Trees In Blossom), en la Galería Courtauld de Londres.
McKechnie fue encarcelado durante tres semanas, mientras que Brocklebank recibió una sentencia suspendida. «No creí que fuera a causar mucho daño. El pegamento se desprende», había declarado Brocklebank. Sin embargo, la jueza de distrito Neeta Minhas ha confirmado que el daño causado es «sustancial».
Al dar su veredicto en el Tribunal de Magistrados de Westminster, Minhas confirmó los daños: «Un marco del siglo XVIII con cientos de años de antigüedad ha sufrido daños permanentes. No está en un estado en el que pueda volver a su estado original». Además, defendió que el cuadro tenía «un valor significativo, histórico y artístico» y que el daño causado a su marco no era «menor, insignificante, temporal o trivial».

«Sin excusa legal»

Dirigiéndose a los acusados, la jueza de distrito Minhas estableció su veredicto: «Les declaro a ambos culpables de daños criminales, sin tener ninguna excusa legal para causar daños, pero lo hicieron de forma temeraria».
McKechnie, originario de Weymouth (Dorset), ha estado en prisión por varios delitos anteriores, entre ellos el incumplimiento de una orden judicial destinada a impedir los bloqueos de carreteras, y por allanamiento de morada con agravantes tras atarse a un poste de la portería en un partido de fútbol de la Premier League.
En defensa de los activistas, que atentaron contra el Van Gogh el pasado 30 de junio, la abogada Francesca Cociani preguntó a una de las conservadoras de la galería, Karen Serres, si la obra de arte había aumentado de valor «debido a la protesta a la que fueron sometidos los acusados», a lo que ella respondió que «en absoluto»; antes bien, creía que el cuadro ya no podría venderse.

Comparación con Martin Luther King

Cuando McKechnie declaró, tuvo la osadía de comparar sus acciones con las del líder del movimiento de los derechos civiles Martin Luther King: «En 1960, Martin Luther King era el hombre más odiado de Estados Unidos. El movimiento por los derechos civiles seguía funcionando». En su defensa, Brocklebank afirmó que «cualquier humano estaría de acuerdo con intentar mantener la vida en la Tierra».
El estudiante ha recibido una condena de 21 días, suspendida por seis meses, y ha sido sometido a un toque de queda de seis semanas con control electrónico.
A principios de mes, un tribunal holandés condenaba a dos meses de cárcel a dos miembros de la misma organización que atacaron en un museo de La Haya al cuadro de Johannes Vermeer La joven de la perla. Dos ataques que se unen a los cometidos por varios grupos ecologistas en las últimas semanas contra reconocidas obras de arte de pintores como Francisco de Goya, el austriaco Gustav Klimt o el propio Van Gogh.
Comentarios
tracking