04 de diciembre de 2022

Roglic, al fondo, caído en el suelo, en la llegada de la etapa en Pomares

Roglic, al fondo, caído en el suelo, en la llegada de la etapa en PomaresEFE

Vuelta a España: 16ª etapa

Sustos para Evenepoel y Roglic en la victoria al esprint de Pedersen

El líder de La Vuelta tuvo una avería dentro de los últimos 3 km y pierde ocho segundos respecto al esloveno, que sufrió una espectacular caída

Con la victoria al esprint de Mads Pedersen en la ciudad sevillana de Tomares, la noticia estuvo unos metros detrás, donde iban los favoritos en La Vuelta. Y allí hubo sustos en lo que iba a ser una etapa sin complicación. Y es que en un final accidentado en el que Roglic -segundo en la general- sufrió una espectacular caída que por suerte para el esloveno no tuvo consecuencias en la clasificación. Kilómetros antes, pero dentro de los últimos tres de la etapa, el líder Evenepoel sufrió una avería y llegó a meta a más de tres minutos. Sin embargo la organización le dio el mismo tiempo que al grupo perseguidor, es decir, a tan solo ocho segundos. Ese tiempo es el que ha perdido ante Roglic y Mas, que vuelven a arañar tiempo donde no se esperaba.
Fue este otro día de fiesta para Pedersen, ganador en Montilla y Tomares, dando un paso decisivo para llegar a Madrid de verde. Pronóstico cumplido de esprint y triunfo de un velocista. Mientras Pedersen gritaba de euforia, Roglic, que disputada el esprint entre cinco, bramaba de dolor. El esloveno, que rompió la carrera a 2,6 km de meta, se estrelló contra el asfalto. Rodilla y brazo derechos ensangrentados. Sentado en el suelo lamentaba su infortunio. Iba por la Vuelta y entró en el túnel de las dudas ante el alcance de sus lesiones.
Pedersen ganó la etapa en Tomares

Pedersen ganó la etapa en TomaresEFE

La ambición de un campeón como Roglic no tuvo recompensa. La desgracia se le echó encima en un día escrito para la tranquilidad. Ahora la oposición al líder dependerá de la evolución de las lesiones. Una lástima para el esloveno y también para la Vuelta. Si las heridas no son importantes, el ganador de las tres últimas ediciones venderá muy cara la derrota. Con sangre, sudor y lágrimas. Es Roglic.
El primer grupo perseguidor entró a 8 segundos, y ese tiempo fue el que limó Roglic a Evenepoel, quien tuvo la suerte de pinchar dentro de los 3 últimos kilómetros de seguridad. Si hubiese sido antes, tal vez el triple ganador de la Vuelta hubiese puesto en serio apuros al belga.
Evenepoel, después de la deliberación de los jueces, mantuvo el liderato con 1.26 minutos sobre Roglic y 2.01 respecto al español Enric Mas, segundo y tercero respectivamente. La cuarta plaza la mantuvo Juan Ayuso a 4.49 y Carlos Rodríguez la quinta a 5.16.
Comentarios
tracking