Fundado en 1910

22 de febrero de 2024

Ding Liren, el nuevo campeón del mundo de ajedrez

Ding Liren, el nuevo campeón del mundo de ajedrezFIDE-Stev Bonhage

Ding Liren, el ajedrecista que hace realidad el nuevo orden que ambiciona China

Un jugador del gigante asiático conquista por primera vez el Mundial de Ajedrez cuando Xi Jinping trata de construir una hegemonía ajena a Occidente

Comenzábamos nuestra cobertura al Mundial de Ajedrez 2023 con un paralelismo entre lo que íbamos a vivir en Astaná y la situación geopolítica del momento. Un ruso frente a un chino para decidir quién sucedía a Magnus Carlsen, noruego (occidental), en la cima de un deporte que siempre ha sido mucho más que eso.
Ding Liren se ha convertido en el decimoséptimo campeón del mundo de ajedrez y el primero en la historia nacido en China. Su triunfo ha sido sufrido en extremo y, a pesar de estar contra las cuerdas en varias ocasiones, un zarpazo fue suficiente para imponerse en el desempate a Ian Nepomniachtchi. Será difícil para el ruso reponerse de esta segunda caída en un match por el titulo mundial y más habiéndolo tenido tan cerca. «Ha sido cuestión de uno o dos movimientos», reconocía después de la derrota.
Ding Liren sonríe tras conquistar el título mundial en Astaná

Ding Liren sonríe tras conquistar el título mundial en AstanáFIDE-Stev Bonhage

Culminada la proeza, Liren rompía a llorar en el gran salón de Astaná que ha acogido el Mundial. «La partida ha reflejado lo más profundo de mi alma», comentaba un jugador que a sus 30 años alcanza la gloria absoluta en el ajedrez.
A pesar de su aspecto frágil y de las dificultades que ha tenido para gestionar la presión dentro y fuera del tablero, el nuevo campeón ha protagonizado un exquisito juego defensivo que lo ha mantenido a flote en momentos muy delicados del torneo.
No solo eso, apoyado por el gran maestro Richárd Rapport, Ding Liren ha querido ser creativo con posiciones y aperturas que serán recordadas y que han dado una gran emoción a un deporte al que alcanzaba la sombra de la inteligencia artificial y el bloqueo absoluto por culpa de las nuevas técnicas de análisis y estudio.

Un campeón de rebote

Podría parecer que Ding Liren estaba señalado como sucesor de Magnus Carlen. En apenas un año, una sucesión de acontecimientos ha permitido al chino disputar y ganar la corona del ajedrez mundial. Sin duda, ha sabido aprovechar su oportunidad.
Cuando se organizó el Torneo de Candidatos de 2021, de donde tenía que salir el retador del noruego, Liren no formaba parte del cuadro por no estar entre los diez mejores del mundo en aquel momento. Sin embargo, la invasión rusa a Ucrania cambió las cosas.
Los grandes maestros rusos, encabezados por Nepo, se mostraron contrarios a la ofensiva de Putin. Todos menos uno, Sergey Karjakin, defensor de los postulados belicistas del Kremlin que fue suspendido por la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), dejando una plaza vacante en ese torneo que ocupó el chino.
Nepo y Ding Liren han protagonizado un igualadísimo Mundial de ajedrez

Nepo y Ding Liren han protagonizado un igualadísimo Mundial de ajedrezFIDE-Stev Bonhage

El Candidatos, celebrado en Madrid, lo ganó Nepo. El ruso se ganaba en el tablero una revancha mundialista que Magnus Carlsen le negó. Cansancio, aburrimiento, falta de motivación… el noruego renunciaba al trono (para dedicarse al póker u otros torneos online en los que participa rodeado de chicas bailando y música disco) y obligaba a buscar un segundo contendiente para el Mundial.
Y ahí estaba Liren. Después de un comienzo dubitativo, el chino mejoró en la segunda parte del Torneo de Candidatos y terminó en segunda posición. El segundo billete para Astaná era para él y el viaje de vuelta lo hace con el trofeo en la maleta.

Una nueva era

Carlsen no se ha retirado, sigue siendo el número uno por Elo y suele contar por victorias sus participaciones en torneos de todo el mundo. Pese a ello, el ajedrez abre una nueva etapa con el triunfo de Ding Liren.
Recuperando el símil geopolítico, es un chino quien está en la cima, por mucho que el noruego siga siendo el más mediático de los ajedrecistas. El gigante asiático consigue por primera vez el éxito en el espacio de los 64 escaques en un momento en el que pretende imponer un nuevo orden al margen del tempo marcado por Estados Unidos y el resto de potencias occidentales.
No cabe duda de que Xi Jinping y el régimen comunista de Pekín sabrán aprovechar propagandísticamente este hito. ¿Por qué no recordar este match como aquel entre Spasski y Fischer que marcó la Guerra Fría?
El nuevo tiempo que se abre en el ajedrez se parece mucho a lo que Xi Jinping quiere para el mundo y con un cierto equilibrio en las fuerzas. La igualdad que ha marcado el campeonato en Kazajistán hace pensar que Ding Liren no lo tendrá fácil para establecer una hegemonía que se alargue demasiado en el tiempo. Como estamos hablando de un deporte, sin duda estamos ante una buena noticia para los aficionados.

Temas

Comentarios
tracking