01 de octubre de 2022

Una bandera de España recibió a Carlos Sainz en el momento en el que cruzó la línea de meta

Una bandera de España recibió a Carlos Sainz en el momento en el que cruzó la línea de metaAFP

Carlos Sainz hace historia en la Fórmula 1: primera victoria en una vibrante carrera en Silverstone

Al fin, Carlos Sainz. Al fin el piloto español de Ferrari consiguió su primera victoria en una carrera en la Fórmula 1. Carlos Sainz ha ganado el Gran Premio de Gran Bretaña que pasará ya a la historia como la primera victoria del madrileño, el primer triunfo en la F1 de un español que no fuera Fernando Alonso.
En una carrera vibrante, con cambios continuos y con un final de infarto, Sainz se llevó un triunfo inolvidable en Silvesrtone. Justo lo hace en su carrera número 150 en la Fórmula 1. Una gran alegría para el automovilismo español. Un hito que se recordará por años.
Superado el gran susto inicial por el terrible accidente de Guanyu Zhou, Silverstone vivió una de las carreras más entretenidas de la temporada en una lucha entre los dos Ferrari con Hamilton. Y con Sergio Pérez al final. Y Alonso incluso soñó con el podio, pero el Alpine da para lo que da. Finalmente quedó quinto el asturiano.

Sainz, agresivo en la salida

En la salida Carlos Sainz estuvo valiente, agresivo al principio, defensivo después. Para que no le ocurriera lo mismo que en la fallida salida inicial arrinconó a Verstappen, con el que se emparejó en los primeros metros y casi le lleva al muro en la recta de salida. La lucha fue preciosa, mano a mano, y siguió en las cuatro primeras curvas. En una de ellas estuvo el neerlandés al borde de adelantarle, pero ahí defendió el de Ferrari su posición con garra. Frenó y provocó que se viviera una escena inédita: los cuatro 'grandes' -los dos Red Bull y los dos Ferrari- emparejados, rueda con rueda unos con otros.
Con Sergio Pérez entrando en boxes por un toque con Leclerc en esa acción, Sainz tiró con todas sus fuerzas, Verstappen le apretó y el español cometió uno de esos fallos imperdonables en la vuelta 10. Se fue del trazado y le pasó el campeón del mundo. Pero en la Fórmula 1 no está todo escrito: dos vueltas después pinchó Max, lo aprovechó Carlos Sainz que regresó a la primera plaza. Verstappen tuvo suerte de que eso le ocurriera justo antes del pit-lane, por lo que pudo entrar a boxes a cambiar la rueda sin perder mucho tiempo.
Empezó entonces una nueva carrera. Vesrtappen pasó a estar detrás de Alonso, que rodaba quinto, y Sainz tuvo que luchar con Leclerc, su compañero de equipo. Fue la primera de las dos batallas entre los dos Ferrari en esta carrera, los dos disputando la victoria. En la primera vez se respetaron, después ya no.

Orden de Ferrari: Leclerc adelanta a Sainz

En la vuelta 21 entró en boxes Carlos y cuatro después lo hizo Leclerc, que salió más de dos segundos por detrás del español. Sin embargo Charles le fue recortando tiempo porque el ritmo de Sainz era más bajo y en esta segunda lucha entre los dos Ferrari ya no hubo comportamiento amistoso. Acabó habiendo adelantamiento, con Sainz resignado a la segunda plaza. Fue orden de Ferrari ante la petición de Leclerc, que pedía por radio pasar ante su mejor ritmo. Y Sainz tuvo que acceder a la orden de su equipo. La verdad es que lo que decía Leclerc era verdad. En cuanto pasó y cogió la primera posición comenzó a poner tierra de por medio 'volando' sobre Silverstone.
Los dos pilotos de Ferrari, mano a mano, en una de las tres batallas que tuvieron.

Los dos pilotos de Ferrari, mano a mano, en una de las tres batallas que tuvieron.AFP

Con Verstappen perdido en la octava posición por los problemas en su Red Bull -no se recuperó tras el pinchazo, al contrario, sumó más contratiempos-, Hamilton fue otra de las grandes figuras del Gran Premio. Batía todos los récords sobre el circuito de su país y en el que ya había ganado ocho veces. El inglés alargó su parada hasta la vuelta 32, once más que Sainz, salió por detrás de los dos Ferrari tras una pésima parada de Mercedes.

Safety Car: carrera al sprint y victoria de Sainz

Y cuando la carrera se normalizaba... Safety Car. A Esteban Ocon no se le ocurrió nada mejor que dejar su Alpine en mitad de una recta. Sainz y Hamilton entraron a boxes, también Fernando (5º en ese momento). No Leclerc, que era líder. Lo que quedaba era una carrera al sprint a falta de 10 vueltas. Y hubo una espectacular traca final.
Sainz adelantó a Leclerc sin que el monegasco lo pusiera fácil. Y tiró y tiró el español para certificar su primera victoria en la Fórmula 1. Y por detrás la amenaza era Hamilton, pero 'Checo' Pérez se metió y se llevó la segunda plaza con continuos adelantamientos -uno tras otro sin fin- entre el mexicano, el inglés y el monegasco. Estos tres se turnaron las posiciones mientras Fernando Alonso les veía desde la quinta plaza, seguramente impotente porque su coche no podía entrar en esa lucha por falta de potencia.
En un final de infarto, gloria para Carlos Sainz. Victoria de un piloto español 11 años después. Momento histórico porque es un triunfo muy esperado y en el que se confirma que hay relevo, que Alonso sí tenía heredero. Pole y victoria en un fin de semana inolvidable en Silverstone.
Comentarios
tracking