01 de octubre de 2022

Carlos Sainz, piloto de Ferrari

Carlos Sainz, piloto de FerrariAFP

El favor de Carlos Sainz a Leclerc que pacifica las cosas en Ferrari

El monegasco se llevó la 'pole' en Francia tras una gran jugada estratégica del equipo italiano para batir a Max Verstappen

Tras conocer la sanción que le llevaría al fondo de la parrilla del domingo, Carlos Sainz era consciente de que esta iba a ser una clasificación atípica para él. Pese a mostrar gran velocidad durante el fin de semana, el madrileño realmente solo podía competir por salir delante de Magnussen, también sancionado.
Sin embargo, el piloto español tuvo otra tarea importante durante la 'qualy'. Su segunda misión fue ayudar a su compañero, Charles Leclerc, a vencer a los Red Bulls. Y Carlos, siempre correcto con el equipo, aceptó sin problemas y en la Q3 se puso manos a la obra.

Tras superar la 'chicane' de las curvas 8 y 9, Sainz se colocó delante del monoplaza del monegasco para que este arañara unas décimas extras al crono gracias al rebufo

Tras superar la 'chicane' de las curvas 8 y 9, Sainz se colocó delante del monoplaza del monegasco para que este arañara unas décimas extras al crono gracias al rebufo y tener una ligera ventaja sobre los hombres de la bebida energética. Los hombres de Ferrari lo realizaron dos veces, y en ambas salió de lujo.
El resultado no pudo ser otro que la 'pole' de Charles Leclerc, que sigue en su misión de recortarle los casi 40 puntos que le saca Max Verstappen antes de la carrera de mañana. Carlos, por su parte, deberá remontar desde la penúltima posición para no descolgarse del todo de la batalla por la gloria.
Charles Leclerc, 'poleman' del GP de Francia, junto Max Verstappen (2º) y Sergio Pérez (3º)

Charles Leclerc, 'poleman' del GP de Francia, junto Max Verstappen (2º) y Sergio Pérez (3º)AFP

Paz en el garaje de Ferrari

Este honorable gesto de Carlos Sainz demuestra como la situación se ha calmado un poco tras las tensiones de hace semanas en el garaje rojo. Estas empezaron con la histórica victoria del madrileño en Silverstone, hecho no muy celebrado en Ferrari y definitivamente poco laureado por la prensa italiana. Esta se centró mucho más en la pobre estrategia del monegasco que en el triunfo de Carlos.
Posteriormente, tras la victoria de Leclerc en Austria con abandono del madrileño, todo era felicidad en Italia. Ahora, este buen gesto de Sainz con su compañero ha devuelto la paz al garaje de Ferrari, aunque con un Carlos a este nivel desde hace semanas quien sabe si puede volver la guerra en el momento en el que el español apriete al favorito de Maranello.
Comentarios
tracking