29 de septiembre de 2022

Fernando Alonso durante el GP de los Países Bajos

Fernando Alonso durante el GP de los Países BajosAFP

Fernando Alonso y las diez carreras que demuestran que Alpine le echará en falta

El asturiano lleva diez carreras consecutivas puntuando, algo que solo ha logrado Verstappen

alpine echará de menos a Fernando Alonso. El piloto español demuestra que está a un nivel estelar pese a las dificultades que le han acompañado durante todo el Mundial de Fórmula 1 y que han sido la explicación por la que cambia de equipo. Los datos y el pilotaje de Fernando no engañan: lleva diez carreras seguidas puntuando, algo muy difícil de conseguir porque se tienen que juntar muchos factores y que además de Alonso solo ha conseguido un superlativo Max Verstappen.
La temporada empezó de la peor manera para Fernando. El asturiano tan solo puntuó en una de las cinco primeras carreras, teniendo además que abandonar en dos de ellas. La mala suerte, la fiabilidad de su coche –este problema solo lo tuvo él, puesto que el coche de Ocon no daba problemas–, las malas decisiones de su equipo y el beneficiar siempre a su compañero francés hizo que a pesar del alto nivel de pilotaje que mostraba Fernando los resultados no llegasen.
Tras un inicio de temporada tan malo como este, tuvo que ser precisamente en casa donde su suerte empezó a cambiar. En el Gran Premio de España, el bicampeón mundial salía desde la última posición tras un cambio de motor en lo que parecía que iba a ser otro fin de semana negro para el asturiano. Sin embargo Fernando continuó con su buen nivel de pilotaje y escaló hasta la novena posición comenzando así una racha, que continúa abierta, de diez carreras seguidas puntuando.
En las siguientes carreras los resultados fueron mejorando consiguiendo dos séptimos puestos en circuitos donde la habilidad del piloto es lo más importante como son Mónaco y Azarbaiyán. En ambos circuitos superó a su compañero de equipo, que en Mónaco ni siquiera fue capaz de puntuar. Tras esto llegó Canadá, en el que Fernando dio una lección de pilotaje sobre lluvia durante la clasificación consiguiendo un segundo puesto. Luego otra vez la mala suerte con los Virtual Safety Car (hubo dos) y las malas decisiones de Alpine le hicieron caer hasta la novena posición, un mal resultado para el puesto del que partía pero una carrera más puntuando.
Después de esta pequeña decepción en Canadá, logró un quinto puesto en Silverstone (su mejor de la temporada), que pareció poco botín por la victoria de Sainz, pero la realidad es que la carrera del asturiano fue impresionante. En Austria quedó décimo en una carrera donde los mecánicos de Alpine le perjudicaron en las paradas pero gracias a su astucia Alonso supo controlar magistralmente la situación cuando se vio obligado a hacer un doble 'pit-stop' en la parte final de la carrera en el Red Bull Ring.
En la siguiente carrera, en Francia, en casa de Alpine y de Ocon, Alonso volvió a superar a su compañero en una carrera que apenas tuvo sobresaltos. Tras Francia llegaba la última carrera antes del parón, en Hungría, con la ya famosa defensa de Ocon sobre Fernando: «Nunca en mi vida he visto una defensa como la de Ocon». Después de esta polémica todo saltó por los aires y terminó con el anuncio del fichaje de Alonso por Aston Martin.

Trato 'fantasma' desde el verano

Claro está que en Alpine no ha sentado bien la marcha de Fernando. El piloto español se cansó de esperar a la renovación y se marchó a una escudería que le necesita como agua de mayo. El nivel de Alonso desde la vuelta del verano ha sido muy alto a pesar de el trato que está recibiendo en Alpine, que prácticamente ignora a Fernando por radio.
Fernando Alonso durante el GP de Países Bajos

Fernando Alonso durante el GP de Países BajosAFP

El bicampeón mundial ha logrado un quinto y un sexto puesto superando en las dos carreras a su compañero de equipo, que ya solo le saca siete puntos, por lo que es de esperar que si las cosas siguen yendo así lo consiga pasar. Todavía quedan siete carreras y el nivel de Alonso sumado a la fiabilidad del coche hacen que Fernando pueda incluso pensar en adelantar a Norris, al que tiene a 23 puntos.
Alonso deja claro que la edad es solo un número y que a sus 41 años estamos viendo una de las mejores versiones que se recuerden de él. Lástima que el coche no sea de los mejores de la parrilla, porque de ser así seguramente tendríamos a Fernando luchando por subir al podio cada fin de semana.
Comentarios
tracking