06 de diciembre de 2022

Fernando Alonso, pasando por el castillo de Bakú.

Fernando Alonso, pasando por el castillo de BakúGTRES

A falta de 'plan', Alonso se hace piloto de ciudad

El séptimo puesto en Bakú, misma posición que en Mónaco, confirma que el piloto español se maneja muy bien en trazados callejeros

Con el Alpine y con más de 30 vueltas con los mismos neumáticos, Fernando Alonso logró llegar a la línea de meta en Bakú séptimo. Era un resultado bastante bueno a tenor de lo visto en la carrera, en la que un Virtual Safety Car –el segundo que había– le rompió los esquemas y le dejó tal y como estaba, sin posibilidad de sumar más puntos. Salió décimo y aprovechándose también del desastre de Ferrari con el abandono de sus dos pilotos acabó ganando tres posiciones respecto a la salida.
Al asturiano le gustan los circuitos urbanos. No dudó en reconocerlo antes de este Gran Premio de Azerbaiyán en el que Red Bull confirmó la superioridad sobre Ferrari, ahogado -en el Mar Caspio- por los dos problemas en los coches de Leclerc y Carlos Sainz. «Me gustan los circuitos urbanos, no hay margen de error», dijo un Alonso que lucha contra un coche que sigue sin estar en el ritmo que el piloto español esperaba, pero que mejora en fiabilidad respecto al triste inicio de Mundial.
Por las calles de Bakú, la capital de Azerbaiyán, Fernando mantuvo a ralla a Ricciardo y Norris, los dos McLaren que aún con ruedas más nuevas fueron incapaces de acercarse al español. Alonso pilotó de una manera segura, sin cometer ningún error y recordando la razón por la que es considerado uno de los mejores pilotos de la historia. En estos trazados urbanos, sin margen de fallo y con una obligatoria concentración a cada minuto, se demuestran quién tiene gran nivel.
El séptimo puesto logrado en las calles de Bakú este domingo es el mejor resultado de Fernando Alonso en lo que va de temporada. Lo es junto a la séptima posición lograda hace dos semanas en Mónaco... otro circuito urbano. La mejoría del Alpine, más fiable ahora y sin errores en una carrera al completo, coincide con estas dos pruebas del Mundial que se hicieron en circuitos urbanos. Y ahí también mejoró Alonso. Si bien el trazado callejero de Bakú permite más adelantamientos y maniobras que Mónaco, Fernando ha demostrado que se siente cómodo en este tipo de circuitos. No son aptos para cualquiera y la destreza del piloto se nota mucho más que en los trazados tradicionales.

En estos trazados urbanos, sin margen de fallo y con una obligatoria concentración a cada minuto, se demuestran quién tiene gran nivel

Para suerte de Alonso a la Fórmula 1 actual le gusta mucho este tipo de carreras y hasta seis circuitos plenamente urbanos hay en la actual temporada. Es la cifra más alta de la historia –y el año que viene se incorpora Las Vegas– y muestra a la perfección cómo la F1 se ha ido enamorando de este tipo de Grandes Premios, que aúnan novedad con habilidad del piloto e importantes desembolsos económicos con la incertidumbre de si un golpe en cualquier vuelta cambiará por completo la carrera.
Alonso, en el GP de Azerbaiyán de F1.

Alonso, en el GP de Azerbaiyán de F1EFE

A Mónaco y Azerbaiyán, las dos pruebas más recientes, se les unen el circuito de Yeda (GP de Arabia Saudí) y el Autódromo Internacional de Miami como carreras del Mundial ya celebradas en circuitos urbanos. En la ciudad estadounidense terminó deportivamente noveno tras una espectacular salida en la que ganó cuatro puestos. Sin embargo acabaría quedando undécimo por una polémica sanción. En Arabia Saudí, por su parte, Alonso estaba dando un gran espectáculo después de una emocionante lucha con su compañero Esteban Ocon. Cuando iba sexto su Alpine se paró por un fallo en la bomba de agua y el coche no le dejó dar más en una carrera que podría haber sido la mejor de todas.

Aún quedan otros dos circuitos urbanos

Con esas buenas cuatro carreras en circuitos urbanos, aún quedan otras dos: el Gran Premio de Singapur en el circuito de Marina Bay (2 de octubre) y el Gran Premio de Abu Dabi en el circuito de Yas Marina (20 de noviembre, final del Mundial). El calendario urbano se le puede hacer corto a Fernando, aunque bien es verdad que el Mundial tiene otros dos circuitos que podrían ser considerados semiurbanos: Australia, ya realizada, y Canadá, próxima cita del Mundial este próximo 19 de junio.

Me gustan los circuitos urbanos, no hay margen de errorFernando Alonso

Si bien todos los trazados son difíciles, lo que hace especial a los urbanos es precisamente lo que señaló con énfasis Alonso: «No hay margen de error». Preguntado a final de carrera por ese aguante a los dos McLaren –Ricciardo y Norris– fue claro sobre si ellos esperaban un error del español: «Improbable». Y es que Fernando se siente cómodo en la ciudad, allí donde los pilotos tienen mucho más que decir. En Bakú lo volvió a demostrar con un meritorio séptimo puesto.
Comentarios
tracking