01 de octubre de 2022

Iker Bravo, con la camiseta de España, en la convocatoria de la selección sub17

Iker Bravo, con la camiseta de España, en la convocatoria de la selección sub17SeFútbol

Iker Bravo, el canterano del Barça que ficha el Madrid: lee la Biblia y siempre reza

Con 17 años es ya uno de los talentos del fútbol español. Producto de La Masía, llevaba un año en el Bayer Leverkusen alemán, desde donde llega al Real Madrid para jugar en el filial

No ha cumplido aún la mayoría de edad –lo hará el próximo mes de enero– y su nombre ya figura con uno de los grandes talentos del fútbol español que tiene además involucrados a los tres grandes equipos de España. Iker Bravo (San Cugat del Vallés, 2005) es la nueva perla con quien el Real Madrid ha llegado a un principio de acuerdo para que se incorpore al club blanco, en principio al final.
Se da la circunstancia que Bravo, que juega de delantero y actualmente milita en el Bayer Leverkusen, era una de las grandes aspiraciones del Atlético, que se había adelantado a su fichaje a inicios del verano y que sin embargo ha visto cómo el Real Madrid le quita –a falta de oficialidad– al jugador. Y también se da la circunstancia de que Iker Bravo es producto de La Masía, la cantera del Barcelona.
Allí creció, empapado por el famoso ADN culé, pero de allí también salió hace un año al considerar que su progresión no cuadraba con el momento tan convulso que vivía (y vive) el Barça. Bravo arriesgó y se marchó a Alemania, donde en el Bayer Leverkusen ha causado sensación al convertirse en el tercer jugador más joven en la historia en debutar en la Bundesliga. Con el equipo teutón acaba de marcar tres goles en uno de los amistosos de pretemporada, pero decidió salir tras un año ante el 'tapón' que se ha formado en la delantera de este equipo que llegó hace ahora 20 años a la final de la Champions. Aún a Iker Bravo le quedaban dos años y medio para nacer.
Muy religioso, el jugador ha reconocido que siempre reza y que el versículo de la Biblia Isaías 40:31 es una parte que tiene «muy marcada» porque dice que Dios que te da fuerzas si crees en él. «Mi abuela era cristiana y he guardado eso de ella. La religión es algo que ayuda y me da mucha calma», comentaba en una entrevista en Radio Marca en la que también reconocía que rezaba en casa en su etapa en Alemania. Además, el catalán reconoció que se siente muy español y que «siempre que escucho el himno se me pone la piel de gallina».
Bravo se ha confirmado como una de las joyas de las categorías inferiores de España, con quien ha disputado ya el Europeo sub-17 (a las órdenes de Julen Guerrero) en el que anotó dos goles y dio tres asistencias en cuatro partidos. Es un producto de La Masía, a dónde llegó con tan solo cinco años, en 2010, y donde permaneció una década siendo uno de los futbolistas más destacados dentro de la juventud que aún atesora. El Barça, para la temporada 2021/22, le ofreció jugar en el equipo Juvenil B, pero Bravo consideraba que estaba ya para jugar en el A, el principal equipo juvenil.

Así juega Iker Bravo

A Iker Bravo se le podría definir como un delantero 'moderno', aquél que además de meter goles sabe leer el juego, se mueve a bandas y tiene una polivalencia en ataque. No es de extrañar que se fije en Karim Benzema, tal y como él reconoció hace unos meses en una entrevista en EFE. «Cuando sale del área sabe jugar muy bien. Como yo puedo jugar de ‘10’ y puedo asociarme bien, me siento relejado a veces en su juego», dijo Bravo, que ahora podrá compartir entrenamientos -cuando le llame Ancelotti- con el francés. Es buen cabeceador, un jugador de área, pero que con su 1,87 metros también sabe jugar de '10' o de media punta lejos de la portería. «Soy bueno en las definiciones y en la presión a la defensa», se definía en la mencionada entrevista .
El futbolista español, en su presentación con el Bayer Leverkusen en el verano de 2021

El futbolista español, en su presentación con el Bayer Leverkusen en el verano de 2021Bayer Leverkusen

Al delantero catalán le tenía prácticamente atado el Atlético, pero en un giro de los acontecimientos es el Real Madrid quien se lo lleva. Jugará en el Castilla, el filial blanco que juega en la Primera RFEF (tercer nivel del fútbol español) y llega como cedido, aunque la operación incluye una opción de compra por parte del Real Madrid de unos seis millones de euros. Destaca también el deseo del jugador, que pese a criarse en La Masía prefirió irse al club blanco cuando conoció todas las ofertas que tenía. A falta de oficialidad, Iker Bravo se encuentra todavía en Alemania junto a su agente, aunque en los próximos días viajará a Madrid. La competición en Primera RFEF comienza la última semana de agosto, por lo que tendrá tiempo para adaptarse a las órdenes de Raúl González Blanco.
Comentarios
tracking