05 de julio de 2022

Pasajeros en el Aeropuerto de Castellón.

Pasajeros en el Aeropuerto de CastellónEuropa Press

Análisis económico

Los ingresos por turismo caen 3.675 millones en abril; 2.000 de ellos son en Cataluña

La comunidad catalana ha visto caer sus ingresos un 40 %

Acabo de conseguir del Instituto Nacional de Estadística la Encuesta de Gasto Turístico (EGATUR), donde facilita los datos de ingresos por Turismo por su procedencia y por su destino a las comunidades autónomas.
No me cansaré de repetir que este organismo es absolutamente imprescindible y que los datos sobre la economía española son absolutamente espectaculares. Cuando entras a las estadísticas de Eurostat, te das cuenta de que España es de los primeros países en proporcionar datos, y todo ello es gracias precisamente a este organismo.
Vayamos a lo importante, que es analizar los datos. En primer lugar, vamos a comentar los ingresos en función de los países de procedencia de los turistas. Simplemente hay que recordar que el número de turistas a finales de abril había caído un 26 % sobre el mismo período del año 2019.
Con los datos delante, podemos decir que tenemos una muy buena noticia. Mientras el número de turistas se ha reducido a abril en un 26 %, los ingresos sólo lo han hecho un 16,4 %.
En el año 2019, los ingresos a 30 de abril acumulados fueron de 22.428 millones de euros, que cayeron en 2021 a menos de 2.000 millones y que, en este abril, se han recuperado hasta llegar a los 18.753 millones.
Estos datos tienen una muy interesante interpretación y es que, aunque todavía no vienen los mismos turistas que venían, los que llegan disponen de mucho más dinero para gastar.
Alemania y Francia están recuperando fuelle, y mientras Alemania cae en 211 millones (-7,1 %), Francia lo hace solo en 73 millones (-4,4 %).
Reino Unido nos deja 505 millones de euros menos y, aunque su bajada en ingresos es del 12,8 %, está por debajo de la media. Otra buena noticia.
Los países nórdicos aportan 1.619 millones de euros a las arcas nacionales, pero su bajada del casi 24 % hace que perdamos otros 503 millones de euros en ingresos.
Italia, con casi 730 millones, supone otro país importante para EGATUR y lo diferencia del resto. Su caída del 15 %, hace que recibamos 129 millones menos.
Nuestro gran problema es que, del resto del mundo, sufrimos una bajada del casi 21 %, lo que implica 2.255 millones menos.
En resumidas cuentas, nuestro PIB ha sufrido hasta abril, comparado con 2019, una bajada de 3.675 millones de euros, y todo a pesar de la inflación del 8,3 % que teníamos a finales de ese mes.
Analicemos a continuación los ingresos por comunidades autónomas, o lo que es lo mismo, por el lugar de destino al que van estos turistas extranjeros.
Con estos datos a la vista, sorprenden muchas cosas que vamos a ir analizando.
La primera de ellas es la recuperación de los ingresos de las Islas Baleares, que es la primera comunidad en recuperar la senda del crecimiento con respecto a 2019. Crece un 10,6 % e ingresa 175 millones más que en 2019.
La Comunidad Valenciana es la comunidad con menor caída, solo un 3,0 %, y se deja unos escasos 68 millones comparados con 2019 e ingresando casi 2.200 millones de euros.
Canarias se acerca ya a las cifras de ingresos de 2019. Tiene una caída del 5,7 %, lo que equivale a 10,7 puntos menos que la media. Se convierte en la comunidad con mayores ingresos, con casi 5.700 millones de euros, muy por delante de las Islas Baleares que ingresan 1.825 millones.
El resto de comunidades consigue sólo caer un 12,5 % y se dejan entre ese resto 185 millones.
Madrid, que en valor absoluto es la cuarta comunidad en ingresos y la primera sin costa, sigue sufriendo la crisis turística y decrecen sus ingresos en un 26 % equivalente a 800 millones menos de euros.
Y por último, el resultado más sorprendente. Cataluña pierde el 40 % de los ingresos. En 2019 ingresó 4.841,5 millones de euros y este año 2.905,6 millones, lo cual supone una caída de 1.936 millones. Esta cifra es el 53 % de la caída de los ingresos del turismo en España.
Parece claro que la posición política del independentismo no solo no atrae turistas a Cataluña, sino que además los espanta. Añadamos que la ciudad de Barcelona, antaño un modelo de limpieza y exquisitez con el turista, desde la llegada de Ada Colau al Ayuntamiento ha conseguido lo nunca creíble: que una de las mayores fuentes de ingreso de la ciudad y de la comunidad se vaya poco a poco desapareciendo.
Madrid debe hacer un análisis más en profundidad del porqué de su bajada de 800 millones de euros, que es mucho dinero, pero Cataluña debe hacer otro análisis, cuál es la deriva independentista y qué quieren comunicar al mundo. Está claro que cuando la Comunidad Valenciana cae solo un 3 % y las Baleares crecen un 10 %, muchos turistas que iban a Cataluña han cambiado de destino y este cambio de destino no es por casualidad, ni en el último momento.
Si los franceses y los alemanes son los que menos han bajado en gastos y estos son habituales de Baleares y Cataluña, es evidente que han ido más a Baleares, menos a Cataluña y más a la Comunidad Valenciana.

Temas

Comentarios
tracking