07 de octubre de 2022

precios datos butano y luz

precios datos butano y luz

Inflación

Por qué los españoles son hoy más pobres que hace un año

La escalada del precio de la energía, los combustibles y los alimentos está comprometiendo a millones de hogares en España

Al igual que durante el shock financiero de 2008 nos acostumbramos a utilizar términos como «prima de riesgo», «tipos de interés» o «deuda soberana», la actual crisis ha puesto el término «inflación» en boca de los españoles en los últimos meses. Y es que la cesta de la compra cuesta un 8,8 % más que hace un año; un ascenso que ha sido aún más pronunciado para casos como los alimentos, la energía o los combustibles. Esto afecta directamente a la línea de flotación de los hogares más vulnerables, que dedican la mayor parte de sus ingresos a estas partidas.
Hace justo un año, el litro de gasolina y de diésel apenas costaba 1,37 y 1,24 euros respectivamente. En la última semana, el precio medio de ambos carburantes se situaba por encima de los 2 euros. La guerra de Ucrania y la dependencia energética europea respecto a Rusia han sido los principales motores de este auge.
Made with Flourish
Las medidas que ha promovido el Ejecutivo para frenar su crecimiento como la bonificación de 20 céntimos por litro de combustible, han sido regresivas y no han logrado su objetivo. Ante este escenario, tener que utilizar el coche para ir a trabajar a otra ciudad se ha convertido en un verdadero suplicio para muchas familias.
Pese a ello, la factura de la luz ha creado si cabe aún mayores quebraderos de cabeza a millones de hogares durante el último año. El precio del megavatio hora ha ido creciendo mes tras mes hasta alcanzar el récord histórico de 544,98 euros el pasado 8 de marzo.
Made with Flourish
Las últimas cotizaciones de este indicador revelan que la aplicación del tope del gas tampoco están logrando bajar sus valores hasta niveles precrisis. Por ejemplo, el precio de la electricidad en el mercado mayorista se situaba este viernes en los 137,59 euros, frente a los 85,73 euros que costaba hace justo un año. Es justo un 60 % más.
Asimismo, este indicador ha tenido un precio medio durante el último año de 184,12 euros, una cifra que ha condenado a muchas familias a la 'pobreza energética', o lo que es lo mismo, a pensarse dos veces si utilizar la calefacción o el aire acondicionado o poner la lavadora a horas intempestivas. Para compensar el impacto de la crisis energética, el Ejecutivo anunció esta semana que disminuiría el IVA de la electricidad hasta el 5 %.
Made with Flourish
La bombona de butano también alcanzó en mayo su mayor precio desde que existen registros. El Ministerio de Transición Ecológica estableció hace unas semanas su precio máximo en los 19,55 euros, fijando una subida del 5 %, la máxima permitida en las revisiones bimensuales de su coste.
Como explica la fundación Civio, «lo habitual es que el precio de la bombona de butano suba en los meses de invierno y baje durante la temporada más cálida», pero la escalada de los precios del gas ha hecho que «lo que se paga por ella haya ido aumentando a cada revisión». Ante esta situación, el Gobierno ha optado por topar su precio máximo hasta final de año.
Por otro lado, el precio de los alimentos ha subido un 11 % desde junio de 2021. La guerra de Ucrania –principal productor de girasol en el mundo– y la sequía han incrementado en torno a un 36 % el precio de un componente fundamental en la dieta mediterránea, el aceite de oliva. También se han visto afectados de forma importante otros productos esenciales como los huevos, el pan y las patatas.
Este alza del coste de vida, al estar desvinculado de una actualización salarial o de ayudas gubernativas efectivas a los más vulnerables, está provocando un empobrecimiento generalizado de la población española. Un año después, la gran pregunta en el aire sigue siendo cuándo empezaremos a ver la luz al final del túnel de la inflación.
Comentarios
tracking