Fundado en 1910

19 de abril de 2024

Análisis económicoJosé Ramón Riera

España pierde 14 posiciones en el mundo en renta per cápita desde 1960

Cada día nos apartamos más de ser importantes en la política mundial

​La tomadura de pelo de los fondos europeos: solo 12 empresas en el 'top 100'

Actualizada 04:30

Desde hace mucho tiempo, España dejó de ser importante en el concierto mundial y no somos alguien con quien aliarse y contar para la toma de decisiones. La última ha sido la del presidente de la República Francesa, que ni nos invita a cenar en el Elíseo cuando si invita al dimitido Antonio Costa.
El espejismo que nos produjo las Olimpiadas de Barcelona y la Expo de Sevilla en 1992 desapareció de forma inmediata al desaparecer los dos eventos.
Los ocho años de Aznar, en los que las relaciones con el país líder del mundo en aquellos momentos, fueron totalmente atacadas por el socialismo que no soportaba ver a España en cumbres a las que nunca más ha sido invitado.
La última penosa actuación, que definitivamente nos apartará de todos los eventos importantes del mundo, ha sido la visita del actual presidente a Israel, donde en casa del anfitrión lo ha acusado de genocida, para pasar la frontera y sonreír con el presidente de la Autoridad Palestina, para terminar, comunicando al día siguiente de forma unilateral y en contra de la posición de la Unión Europea, que reconocerá al Estado Palestino, a pesar de la Unión Europea. Y, para terminar, recibe una felicitación de Hamás, grupo terrorista mundial, por su actuación en Israel.
Cada día nos apartamos más de ser importantes en la política mundial, dado que no solo nadamos en contra de las corrientes, sino que lo hacemos dando bandazos y cambiando de estrategia, sin que lo aprueben las Cortes españolas donde se debe de someter cualquier cambio de estrategia diplomática, pero los dictadores son como son y tratan a las instituciones como las trató Hugo Chávez en Venezuela.
He oído al exministro Margallo dando un repaso a Carmen Calvo, diciéndole que los golpes de Estado pueden ser totalmente incruentos, como el Mussolini en Italia, Hitler en Alemania o el de Hugo Chávez en Venezuela y nosotros vamos por ese camino, pero como somos cada día más irrelevantes en el concierto político, terminaremos por desaparecer.
Y todo ello viene porque cada 20 años damos pasos atrás y nos vamos convirtiendo en irrelevantes en el marco mundial de la economía.
Si les coloco en una tabla a Estados Unidos, Alemania, Francia, Italia, Países Bajos, Japón, Australia e Irlanda y les digo que todos estos países han bajado en posición en PIB per cápita en los últimos 60 años, excepto Irlanda, pensarán que estoy equivocado.
Pues no lo estoy, sino todo lo contrario, pero mientras Estado Unidos pierde 4 posiciones, España es la peor, que raro, y pierde 14 y es el país que más pierde de todos los mencionados.
Y si les digo que estos 9 países estaban entre los 25 más importantes en 1960 en renta per cápita del mundo, a excepción de Irlanda que ni aparecía en los top 100, y que hoy 3 de ellos ya no están entre esos 25 países y que claro uno de ellos es España, casi seguro que se quedarán como yo, con la boca abierta.
Pero como dato mata relato, veamos la siguiente tabla:
Así vemos que, en plena dictadura y en el momento de mayor autarquía en España resulta que teníamos un PIB per cápita de 6.215 dólares, casi el mismo que Japón, ocupábamos la posición 21 del ranking mundial. El país número 1 eran las Islas Bermudas, con 37.936 dólares, Australia ocupaba la tercera posición y Estados Unidos ocupaba la cuarta posición con 19.135.
Italia, que siempre ha sido un referente para nuestros políticos, nos ganaba en 5 puestos y en 3.400 dólares.
La situación 20 años después cambió a peor para todos los países de esta lista, excepto para Irlanda que aparece en la posición 28 pasando a España y con un crecimiento del 2.338 %.
Países Bajos pierden 6 puestos, Estados Unidos y Japón pierden 7 puestos, Alemania y Francia 8, Italia y Australia 9 y España pierde 10 puestos.
En 1980 son los Emiratos Árabes los que se ponen en cabeza con un PIB per cápita de 114.048 dólares.
Si miramos como queda la película en el año 2000, hay vencedores y vencidos. El gran vencedor es Irlanda, que sube 14 puestos, y le sigue Estados Unidos que recupera 1 puesto para pasar a la décima posición. Países Bajos se queda igual, lo mismo que Australia. Alemania pierde 1 puesto, Italia 2, Francia 3, Japón 5 y España 8.
Y llegamos al final de 2022, que son los datos más actualizados de que dispone el Banco Mundial, nos encontramos con un país que no aparecía en las listas y que en 62 años se ha colocado en la tercera posición del mundo en PIB per cápita con 98.562 dólares, solo superado por Bermudas y Luxemburgo.
Y con un Estados Unidos que ha perdido 4 puestos en total y se va a 62.867 dólares, a una Australia que se mantiene en el top 10, a los Países Bajos que ocupa el puesto 13 y a Alemania y Francia que aguantan entre los 25 más importantes del mundo.
Entre los grandes perdedores nos encontramos con Japón, que se va a la posición 26 y que en los últimos 22 años crece un 14,6 %, a Italia, que se coloca en la posición 28 y que en los últimos 22 años solo crece un 1,7 %, y España, que crece como Japón un 14,6 % en este período que se queda a 5.500 dólares de Italia y que pasamos a ser el país 35 en relevancia.
Es una pena que el país que descubrió América, que colonizó la mayor parte de Hispano América, que por ello es la tercera lengua más hablada en el mundo, que hubo un momento en que el sol no se ponía en los territorios españoles y que hoy carezca de relevancia política y económica en el mundo, por culpa de sus políticos.
No quiero terminar este artículo sin darles las gracias a dos de mis alumnos de Estados Unidos, que me han elaborado estas tablas, Franco Pérez-Ferrari de la Villanova University del Estado de Pensilvania y Patricia Benítez de la North Carolina University, que son unos magníficos estudiantes, y a Germán Dugarte, Decano de IES Abroad, por promover que los estudiantes colaboren con los profesores para realizar actividades como estas.
Comentarios
tracking