Fundado en 1910

15 de junio de 2024

Un trabajador en la Factoría de Talgo.

Un trabajador en la Factoría de TalgoRicardo Rubio / Europa Press

​España crece siete puntos menos que la media europea desde 2018 frente a la pujanza de Europa del Este

Solo Finlandia, Francia y Suecia registran menor incremento que nuestro país en PIB per cápita

La aceleración de la economía española en el cuarto trimestre le ha dado alas al Gobierno, que ya alardea de que nuestro país va a ser «el motor de crecimiento» de toda la zona euro en los próximos años. Pero la euforia del Ejecutivo oculta que España es uno de los países que menos ha mejorado desde 2018.

El pasado martes, el INE confirmó el crecimiento del 0,6 % en el último trimestre de 2023 respecto al año anterior para dejar el conjunto del ejercicio en el 2,5 %. Estos resultados le valieron a ministro de Economía para destacar que «frente a las predicciones catastrofistas y los relatos sesgados», el resultado de 2023 es «más de cinco veces superior al de la media de la zona euro y el más elevado entre las principales economías europeas».

Si la crisis financiera y aquellos «brotes verdes» de Elena Salgado no han servido de aprendizaje a los asesores económicos del PSOE, el Eurostat acaba de publicar los datos de PIB per cápita de todos los países de la Unión Europea, un buen indicador de la situación real de la economía española y su productividad.

Y aquí es donde encontramos la primera fotografía de nuestro país: con 30.320 euros per cápita, España ocupa el puesto 14 de toda la UE, dos puestos menos que hace diez años. Pero lo más preocupante es que, desde 2018, el crecimiento de nuestra economía solo ha sido del 17,7 %, uno de los valores más bajos de la Unión solo superado por Finlandia (17,4 %), Francia (16,4 %) y Suecia (12,5 %), todos ellos países con un PIB per cápita muy superior al español.

Por el contrario, los países de Europa del Este son los que han experimentado mayor crecimiento ya que partían de posiciones mucho menos aventajadas. Así, Bulgaria (82,3 %), Rumanía (60,3 %), Lituania (54,3 %), Polonia (52,7 %), Hungría (47,1 %), Chequia (44 %) y Letonia (41,7 %) ocupan los primeros puestos.

Sin embargo, países con economías igual de afectadas que la española por la crisis financiera han conseguido crecer muy por delante de España como es el ejemplo de Irlanda (41,4 %), Portugal (29 %) o Grecia (25 %).

Baja productividad

El problema es que esta situación tiene muchos visos de empeorar. Hace unas semanas, CaixaBank Research publicaba un estudio alertando de que la productividad española apenas ha logrado reducir dos puntos la brecha respecto a la Unión Europea. Este centro de estudios señalaba el bajo nivel de formación especializada y el pequeño tamaño de las empresas españolas como las dos principales causas de esta baja productividad.

Comentarios
tracking