28 de junio de 2022

Personas esperando para entrar a un supermercado en Vallecas durante el estado de alarma por la crisis del Covid-19 en Madrid

Personas esperando para entrar a un supermercado en Vallecas, durante el estado de alarma por la crisis de la covid, en MadridGTRES

Consumo

La marca blanca crece con la inflación: qué y dónde compramos

Mercadona, reina de la marca blanca, es la opción favorita de los consumidores. Los productos de higiene del hogar, los más demandados

En plena crisis de la inflación, la marca blanca se sitúa como la gran alternativa para minimizar el impacto del alza de los precios. Su consumo sigue creciendo en España año tras año hasta ocupar una cuota de mercado del 46,2 %, según EAE Business School. La pandemia fue clave.
Siete de cada diez consumidores aseguran haber comprado más productos de marca blanca durante los últimos dos años. «Las marcas blancas están muy bien posicionadas para seguir creciendo, ya que el momento de crisis e inflación, las beneficia debido a su bien reconocida relación calidad precio», apunta Álex Alegret, autor del informe y profesor de EAE Business School.
En contra, la marca del fabricante tropieza. «Deben explotar sus estrategias de fidelización de clientes acompañándolas de mensajes afines al cuidado y bienestar de las familias. De esta forma, seguirán reforzando su personalidad y podrán seguir innovando y mejorando su relación con los consumidores», recomienda Alegret.
La encuesta, difundida por la escuela de negocios, señala a los productos más comprados. Los artículos de higiene del hogar (75,8 %) son los más demandados, seguidos de los lácteos, yogures y postres (74,5 %), alimentos envasados (61,9 %) y los productos de higiene personal (60,7 %).

Mercadona, la reina de la marca blanca

El informe pone nombres a las marcas blancas más demandadas. Mercadona (38,1 %) lidera como cadena de supermercado preferida y le siguen de lejos Carrefour (15,3 %) y Lidl 12,03 %. Estos tres establecimientos representan en conjunto un claro liderazgo. Se observa una diferencia en cuanto a que la frecuencia de Lidl, es mayor en el grupo de las mujeres (14,0 %) y la de Mercadona algo menor (35,6 %), respecto del grupo de los hombres (20,6 % y 40,6 %, respectivamente). Asimismo, conforme aumenta la edad de las personas disminuyen algo las compras en Mercadona y se aumentan las compras en Carrefour (>15.0 %) o Lidl (>9.0 %).
El principal motivo de compra en el establecimiento es la cercanía, seguido de precio y variedad, conforme aumenta la edad se vuelve más importante el motivo de compra de cercanía al hogar de residencia. Las personas realizan, en dichos establecimientos, la compra con una frecuencia de una o más veces a la semana.
Las tarjetas de fidelización siguen sin estar completamente extendidas siendo su penetración inferior al 60 %. «Esto se explica por la alta participación de mercado que tiene Mercadona que, siendo el líder, no tiene ningún tipo de sistema de fidelización vinculado a una tarjeta en concreto. Si al líder no le hace falta, ¿nos podemos cuestionar su utilidad? Mercadona es una cadena que siempre escucha al jefe (que es como llaman a su cliente) y, si no tienen tarjeta, debe ser que el jefe no la echa de menos. Es posible considerar que el consumidor no percibe de manera directa el beneficio de una tarjeta de fidelización», explica Alegret.
Comentarios
tracking