29 de enero de 2023

Be Casa ofrece estudios de 25 metros cuadrados en Rivas-Vaciamadrid por un mínimo de 788 euros

Be Casa ofrece estudios de 25 metros cuadrados en Rivas-Vaciamadrid por un mínimo de 788 eurosBe Casa

La emergencia habitacional de las grandes urbes

El auge de los 'nanopisos': 25 m² por 800 euros al mes en un polígono a las afueras de Madrid

Una empresa ofrece estos alquileres en Rivas-Vaciamadrid con la promesa de inaugurar «un nuevo modelo de alojamiento»

Las grandes ciudades sufren emergencia habitacional. Cada vez más personas tienen dificultades para acceder a una vivienda digna y asumible para su renta. Los alquileres están disparados en ciudades como Madrid, Barcelona, Bilbao o Sevilla. La espiral alcista ha afectado a las hipotecas. Y apenas se construye vivienda social.
En este contexto, se abre paso un tipo de 'microvivienda' como antesala a la inauguración de una nueva era. Así, acaba de abrirse un enorme complejo de apartamentos con un total de 847 viviendas –pequeñas– que pueden dar respuesta a los agobios habitacionales de una gran urbe como Madrid.
Lo llamativo es que, por un mínimo de 788 euros, se puede acceder a un apartamento en uno de los bajos, con un tamaño tan exiguo como son 25 metros cuadrados y en un polígono industrial, de Rivas-Vaciamadrid. Es decir, a algo más de 20 kilómetros del centro de Madrid.

Nuevo modelo de alojamiento

La empresa, Be Casa, los ofrece como «un nuevo modelo de alojamiento temporal» en Madrid, ofertando «tu propio apartamento individual con cocina, baño privado y totalmente amueblado». Así, el complejo que acaba de ser inaugurado está en el municipio sureño de Rivas-Vaciamadrid, pero próximamente verán la luz los de la zona norte, en la ciudad de San Sebastián de los Reyes, y los muy cercanos al aeropuerto de Barajas, en Valdebebas.
Aunque la empresa asegura que su edificio está a tan solo 20 minutos del centro de la capital, lo cierto es que en transporte público necesitaríamos unos 50 minutos de trayecto para alcanzarlo.
En cuanto a la oferta, se pide por este tipo de viviendas un mínimo de 788 euros al mes, siempre y cuando cumplas un compromiso de diez meses de estancia, como mínimo. Por noche, se pueden alquilar por 90 euros. Ese precio es el más bajo y como tal, corresponde en los apartamentos ubicados a ras de suelo. Según aumenta la altura, sube lo que cuestan.

Servicios de un hotel

Con todo, Be Casa opina que su oferta «es la mejor relación libertad-precio que vas a encontrar», al citar entre sus puntos fuertes lo que supone vivir «con las ventajas de un apartamento más las comodidades de un hotel».
Y es que, la empresa destaca que en los precios van incluidos una serie de servicios que a través de un alquiler tradicional hay que sufragar, como los suministros, la wifi o el parking, que aquí irían incluidos.
Además, el macrocomplejo cuenta con otra serie de instalaciones como gimnasio, piscinas y zona de coworking.

Sobre suelo terciario

La ventaja del residencial gestionado por Be Casa descansa en que el inmueble está edificado sobre suelo terciario, es decir, suelo que estaba destinado para construir oficinas, comercios y hoteles y que por eso se vende un 30 % más barato que un residencial, según publicó El Periódico de España.

De esta manera, se permite construir inmuebles con licencia de apartahotel, construyendo pisos más pequeños y que puedan evitar, según esta fuente, tanto la Ley de Arrendamientos como la Ley de Vivienda, que está en tramitación, y que les permitiría esquivar los topes de precio.

Temas

Comentarios
tracking