28 de octubre de 2021

Un mitin de Sánchez el mes pasado en Jaén.

Un mitin de Sánchez el mes pasado en JaénEva Ercolanese

Alerta roja en La Moncloa y Ferraz

Sánchez activó su «plan joven» alarmado por el desplome del PSOE entre los menores de 35 años

La caída de su popularidad entre los jóvenes, más acentuada entre los varones, quedó reflejada con toda su crudeza en el último barómetro del CIS. Y, antes que eso, en las elecciones madrileñas. El presidente necesitaba reaccionar y lo hizo con 12.500 millones

El repentino interés de Pedro Sánchez por los jóvenes empezó la noche del 4 de mayo. Cuando se abrieron las urnas madrileñas, el PSOE comprobó con espanto que dos de cada tres jóvenes de hasta 29 años habían votado a la derecha. Y solo uno de cada tres a la izquierda.
La caída del voto joven preocupa en los cuarteles socialistas de La Moncloa y Ferraz, por más que este jueves la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, desligara el bono cultural, el del alquiler y el aumento de las becas de cualquier intencionalidad electoral.
No tiene nada que ver con que la edad mínima para votar en España esté en los 18 años, sino que a esa edad uno «se incorpora sociológicamente al sector joven». Siempre según Montero.
Aunque para ser habladurías, el PSOE se ha dado mucha prisa en proclamar a los cuatro vientos que «nuestros jóvenes» son una prioridad para los socialistas. Aunque según la OCDE el desempleo juvenil en España supera el 38 %. En Alemania está en el 6 %; en Holanda en el 8,8 %; en Bélgica en el 13,8 %. 
La caída de la popularidad de Sánchez entre los jóvenes ha sido más acentuada entre los varones. A esa edad, las encuestas dicen que los jóvenes no se sienten discriminados por género, sino por el hecho de serlo. Por la edad y la inexperiencia. No entienden de listas cremallera, ni de techos de cristal, ni del resto de terminología asociada al feminismo.
Los sucesivos barómetros del CIS reflejan ese descenso, que Sánchez se ha propuesto revertir con la ayuda de 12.500 millones de euros de dinero público, el montante al que ascienden los distintos bonos y ayudas en los Presupuestos Generales de 2022.
La evolución del apoyo al PSOE entre los jóvenes.

La evolución del apoyo al PSOE entre los jóvenesDavid Díaz

En septiembre de 2019, a la pregunta «¿Suponiendo que mañana se celebrasen elecciones generales, a qué partido votaría?» el PSOE era la opción elegida por el 22,8 % de los jóvenes de entre 18 y 24 años y por el 21,4% en la franja de entre 25 y 34 años.
Un año después, en septiembre de 2020, el CIS de José Félix Tezanos, nada sospechoso de perjudicar a su partido –de hecho este viernes fue imputado por posible malversación–empezó a enviar señales de alarma al PSOE. La aluminosis del edificio socialista comenzó por la planta de los jóvenes de entre 25 y 34 años, muy afectados por la crisis económica derivada del coronavirus.
El respaldo en esa franja de edad cayó en un año 5,5 puntos, hasta el 15,9 %. Aun así el PSOE mantenía el tipo entre los jóvenes de 18 a 25 años, con un apoyo del 24,7 %.

La aluminosis se extiende

Pero eso era hace un año. Ahora la aluminosis se ha extendido a la planta inferior. En el último barómetro del CIS, el apoyo al PSOE de los jóvenes de entre 18 y 24 años se situaba en el 18,5 %. Y entre los de 25 a 34 años aún más bajo: en el 15,1 %.
No por casualidad, el bono joven de 250 euros mensuales para el alquiler abarca la franja de los 18 a los 35 años. El que impulsó José Luis Rodríguez Zapatero en 2007, dotado con 210 euros mensuales (aquel era por vivienda y no por joven), era hasta los 30 años. El bono cultural es al cumplir la mayoría de edad. 
Sánchez no inventa nada que no haya puesto ya en marcha Emmanuel Macron, otro líder cuya popularidad ha caído a plomo entre los jóvenes. En mayo el Gobierno de Francia habilitó el «Culture Pass» para los jóvenes de 18 años, descargable a través del móvil y dotado con 300 euros. En julio el periódico The New York Times desveló que los beneficiarios se lo estaban gastando, sobre todo, en cómic manga. En España el Ministerio de Cultura aún no ha aclarado a qué podrán destinar el cheque los receptores, pero sí se ha apresurado a excluir los toros
Macron junto a los streamers franceses Mcfly y Carlito.

Macron junto a los streamers franceses Mcfly y Carlito

Para congraciarse con la chavalería, el presidente galo incluso se ha hecho youtuber. En mayo invitó al Palacio del Elíseo a dos de los streamers más famosos de Francia, Mcfly y Carlito, y los tres hicieron un directo en su canal, que tiene más de 6,5 millones de suscriptores. Después de eso Macron ha hecho sus pinitos en solitario, grabándose con el móvil.
De momento a Sánchez no le ha dado por Youtube ni Twitch. Pero tal vez sea cuestión de tiempo.