17 de agosto de 2022

Felipe VI, junto a la hereda de la Corona, la princesa Leonor de Borbón, durante su visita a la Cartuja de Valdemossa en Mallorca, el pasado lunes

Felipe VI, junto a la hereda de la Corona, la princesa Leonor de Borbón, durante su visita a la Cartuja de Valdemossa en Mallorca, el pasado lunesGTRES

Un horizonte republicano

La izquierda utiliza el juramento de la Princesa Leonor para avivar el debate de la República

El socio comunista del Ejecutivo de Pedro Sánchez incrementa los decibelios en su crítica a la Corona, aprovechando el comienzo del nuevo ciclo electoral

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de vacaciones por Lanzarote, ha dado vía libre a sus socios comunistas para despotricar contra la Corona. Si a finales de 2020, el socialista aprovechaba la marcha de Juan Carlos I para exigir una mayor transparencia a la institución monárquica –exigencia transformada en realidad con su decretazo de principios de este año–, ahora sus socios de Gobierno cuestionan toda la institución.
Mientras los Reyes alternan una semana de descanso con actos institucionales, culturales y deportivos por Palma, el jefe del Ejecutivo se toma 20 días de vacaciones. Eso sí, con los deberes hechos.
Hace apenas unos días, tal y como informaba este medio, se conoció que el Gobierno de Sánchez habría planteado a la Casa del Rey retrasar el juramento de la Princesa Leonor del próximo 31 de octubre de 2023, para que supuestamente no perdiera solemnidad el acto, al tener que celebrarse ante la Diputación Permanente de las Cortes, por la cita electoral del próximo año. Una negociación que en realidad podría ser la excusa para retrasar el juramento y así no eclipsar protagonismo al presidente socialista.
Princess of Asturias Leonor of Borbon during a visit to Cartuja de Valdemossa in Mallorca, on Monday 01 August 2022.

La Princesa Leonor va cobrando más protagonismo en su estudiada agenda institucionalGTRES

El acto resulta de gran relevancia dado que la heredera al Trono jurará su fidelidad a la Constitución y al Rey con motivo de su mayoría de edad. En definitiva, toda una ceremonia cargada de simbolismo, de tradición monárquica y, sobre todo, de respeto a la Constitución española de 1978.

Sin respeto a la Jefatura de Estado

Pues bien, con el estrechamiento de manos aun caliente entre Felipe VI y Pedro Sánchez tras reunirse el pasado martes en Palma para cerrar el curso político, la formación morada ha aprovechado para arremeter contra el Rey. La secretaria de Acción Institucional y coportavoz de Podemos, María Teresa Pérez, se desmarcaba del juramento de la hija del Rey, tildando la ceremonia de «juramento medieval».
El rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez en Palma

Felipe VI, despachando al presidente del Gobierno el pasado martes en PalmaEFE

Aprovechando el foco mediático de la entrevista de Europa Press, Pérez insistió en abrir el debate de la República para que pueda elegirse democráticamente la Jefatura del Estado. Y la política morada dio un paso más allá. Emplazó a Felipe VI o a su heredera a presentarse a unas elecciones.

La hoja de ruta de la izquierda

Las declaraciones de la formación morada se suman a un año en que el Gobierno de Pedro Sánchez ha conseguido lo prometido tras el verano de la pandemia: fiscalizar la institución monárquica so pretexto de mejorar su transparencia. Así, a finales del pasado abril, el Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto por el que, en teoría, reformó la estructura y el funcionamiento de la Casa del Rey. En la práctica, impuso en su seno a funcionarios públicos.
La izquierda inicia el ciclo electoral con un religioso ataque a la institución monárquica que, a su vez, representa a la Jefatura del Estado y, por ende, a España.
Comentarios
tracking