26 de septiembre de 2022

Francisco Marín Castán, presidente de la Sala Civil de Tribunal Supremo

Francisco Marín Castán, presidente de la Sala Civil de Tribunal SupremoEuropa Press

Dimisión de Carlos Lesmes

Marín Castán, próximo presidente del Supremo y del CGPJ, admitió una demanda de paternidad contra Juan Carlos I

El actual presidente de la Sala Primera de lo Civil del Alto Tribunal ejerce, en funciones, la vicepresidencia del Alto Tribunal y es el miembro más antiguo del Consejo

El terremoto institucional que mantiene bloqueado al Poder Judicial ha provocado un nuevo temblor en la Carrera. El actual presidente del Consejo General (CGPJ) y del Supremo, Carlos Lesmes, daba este viernes el paso previo a su dimisión: convocar a los magistrados de la Sala de Gobierno del Supremo y al Pleno de vocales del Consejo para «darles cuentas» ante su eventual salida. La marcha de Lesmes, como avanzó El Debate en exclusiva, se plantea el día 5 de octubre, en caso de no producirse una renovación de los órganos caducados- como resultado de la mediación del comisario europeo de Justicia Didier Reynders, de visita la próxima semana nuestro país-. Así las cosas, el sucesor llamado a ocupar su doble puesto será por antigüedad el actual presidente de la Sala Primera del Supremo y vicepresidente del Alto Tribunal, en funciones, Francisco Marín Castán.
Siengo ya presidente de la Sala de lo Civil, el juez segoviano elevó al Pleno de magistrados por primera vez en la historia de España, la admisión de una doble investigación de paternidad contra un Rey, Juan Carlos I. La primera de las acciones, presentada por el español Albert Solá, fue rechazada por el propio Martín Castán, como ponente, al enteder que el ciudadano no había aportado ningún «principio de prueba» creíble. Sin embargo, por un ajustado margen de seis votos a cinco, en el que la posición del presidente de la Sala resultó determinante como voto de calidad, la reclamación planteada por la belga Ingrid Sartiau contra Don Juan Carlos resultó inicialmente aceptada, en enero de 2015.

Un voto «decisivo» como presidente

Un sólo voto ponía sobre la mesa una decisión sin precedentes en nuestro país, tras cerca de tres horas de deliberación entre los once magistrados que capitaneados por Marín Castán -ausente su compañero Francisco Arroyo- dieron luz verde al trámite incial. Tan sólo tres meses después, el mismo Pleno tumbaba por siete votos a tres el fondo del asunto, tras admitir el recurso planteado por la defensa de Don Juan Carlos.
Curiosamente, el abogado que defendió los derechos del exmonarca fue Fernando Pantaleón, a su vez exmagistrado de la misma Sala Primera -entre octubre de 2015 y septiembre de 2016- que abandonó «por motivos personales» su posición. Pese a que el catedrático de derecho Civil, uno de los más prestigisosos de nuestro país, no quiso hacer ruido con su salida, la realidad es que fuentes conocedoras de las causas reales que provocaron su decisión apuntan cómo el presidente Marín Castán le habría «hecho la vida imposible» al magistrado.
Hasta tal punto llegó la situación que Pantaleón, muy respetado entre la mayoría de sus compañeros, «como jurista y como persona», decidió poner tierra de por medio y cesar en su Carrera para incorporarse a la actividad profesional privada, en un reconocido despacho de abogados desde el que consiguió que el Supremo, en reposición, rectificase su decisión inicial de investigar la paternidad del Rey Juan Carlos sobre una mujer belga.

Un magistrado «conflictivo»

En febrero de 2019, el Consejo General del Poder Judicial, reunido en sesión plenaria, formalizaba la reelección del magistrado Francisco Marín Castán como presidente de la Sala Primera de lo Civil del Tribunal Supremo. Marín, único candidato al puesto, reeditó así un mandato para el que fue elegido por primera vez en 2014. En su segunda convocatoria, el juez obtuvo el aval unánime de los 21 miembros del Pleno del CGPJ a los que ahora, tras una eventual dimisión de su todavía presidente Carlos Lesmes, le tocará liderar, en funciones.

Nacido en Segovia en 1952, ingresó en la carrera judicial en 1977 y tuvo sus primeros destinos en los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción de La Roda (Albacete) y de San Roque (Cádiz), antes de promocionar a la categoría de magistrado y ocupar una plaza en el Juzgado de Instrucción nº 3 de San Sebastián. A partir de entonces, entre 1982 y 1991 ejerció como magistrado en la Audiencia Provincial de Huelva y, posteriormente, en la Audiencia de Madrid.

Ocupó plaza de letrado del Gabinete Técnico del Tribunal Supremo hasta enero de 2000, año en el que fue nombrado magistrado de la Sala Primera (Civil) del Alto Tribunal. El 31 de enero de 2014 fue, además, nombrado presidente de la citada Sala por Acuerdo del Pleno del CGPJ, una responsabilidad que ha venido desempeñando hasta la actualidad.

Académico correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación desde 2008, es autor de varios libros –'Resoluciones recurribles y no recurribles en la casación civil' o 'Sociedades anónimas y de responsabilidad limitada'- y ha participado en las obras colectivas 'Comentarios del Código Civil' y 'Código Civil con jurisprudencia, concordancias y referencias legales'.
Comentarios
tracking