01 de diciembre de 2022

José Manuel García-Margallo, durante la entrevista de El Debate

José Manuel García-Margallo, durante la entrevista de El DebateJorge Ruiz

José Manuel García-Margallo, eurodiputado y exministro  «Sánchez cree que polarizar es la fórmula que le permite continuar en el poder»

Conversamos con el político español en su domicilio sobre el último libro, recién publicado, y de paso recorremos las principales cuestiones políticas de actualidad

José Manuel García-Margallo es un conversador eminente, que pasa con fluidez del comentario erudito a la observación ingeniosa, sin descuidar el análisis implacable sobre el presente más inmediato. Su último libro, España en su laberinto –escrito mano a mano junto con Fernando Eguidazu–, es un ensayo histórico sobre la España contemporánea que, al mismo tiempo, está lleno propuestas razonadas –y razonables– para el futuro.
–Ministro, ¿cuándo comenzaron para los españoles la serie de catastróficas desdichas?
–En 2014, cuando se producen hechos tan evidentes como la abdicación de Don Juan Carlos, mientras que en las elecciones europeas aparece por primera vez una fuerza extra bipartita: Podemos. Si quiere remontarse antes, vayamos hasta 2008 con la crisis financiera mundial.
De aquellos polvos, estos lodos.
–Aquello supuso el caldo de cultivo para los indignados, que cristaliza en 2011, en Unidas Podemos. Mientras tanto, en el campo de la derecha suceden los recortes a los que nos vimos obligados por la crisis, los episodios de corrupción, la debilidad ante el secesionismo catalán, que tiene su auge en la consulta plebiscitaria de 2014, y, probablemente, la debilidad a la hora enfrentar algunos elementos de la cultura de izquierdas.
Portada de 'España en su laberinto', Ed. Almuzara, el nuevo libro de J.M. García-Margallo y Fernando Eguidazu

Portada de 'España en su laberinto', Ed. Almuzara, el nuevo libro de J.M. García-Margallo y Fernando EguidazuEl Debate

Primum vivere, Ministro, deinde philosophare. En aquel momento la prioridad era evitar el rescate.
–Estábamos totalmente enfrascados en evitar el rescate económico, cierto, y se descuida la batalla ideológica que, a mi juicio, tiene un elemento central: impugnar la Ley de Memoria Histórica, luego la Ley de Memoria Democrática, que no es sino un intento de polarizar y radicalizar a la sociedad española. Zapatero y Sánchez creen que esta fórmula les permite continuar en el poder.

La Ley de Memoria Democrática es un intento de polarizar y radicalizar a la sociedad. Zapatero y Sánchez creen que esta fórmula les permite continuar en el poder"José Manuel García-MargalloEurodiputado y exministro

Lo cierto es que el legado de la Transición está desgastado.
–Hoy coexisten dos concepciones antitéticas de España. Una concepción cree que es una nación estructurada por comunidades autónomas, que es lo que dice la Constitución nacida en la Transición, y que está fuertemente integrada en el proyecto europeo.
¿Y la otra?
–La otra la representa una parte del Gobierno: Podemos y todos los socios que apoyan a Sánchez. Creen en una España plurinacional, y los partidos separatistas creen en el Derecho a la Autodeterminación, que es algo que no reconoce ninguna Constitución escrita del mundo, salvo dos países: Etiopía y San Cristóbal y Nieves. Su proyecto económico es el socialismo bolivariano, radicalmente opuesto a la Economía Social de Mercado.
José Manuel García-Margallo durante la entrevista de El Debate

José Manuel García-Margallo en su domicilio durante la entrevista para El DebateJorge Ruiz

Vox, conceptos difusos

Dentro de estas dos concepciones, ¿dónde ubica a Vox?
–No discuten la unidad de la nación. Sí discurren su vertebración en autonomías políticas, que es la esencia del artículo dos de la Constitución.
¿Qué opina sobre sus propuestas económicas?
–En Vox se mueven bajo conceptos económicos difusos, que serían más cercanos al anarco-capitalismo de Donald Trump que a la Economía Social de Mercado, que tiene dos pilares: el primero es un mercado que funcione; es decir, que esté regulado, porque si no está regulado los grandes grupos económicos distorsionan el mercado y acaban con la competencia en grandes concentraciones de poder económico; el segundo pilar es el principio de compensación social; es decir, no abandonar a quien no puede llevar nada al mercado.
–¿Y de su visión de Europa?
–Su visión de la Unión Europea es completamente diferente a lo que es el proyecto que representamos en el Grupo Popular Europeo. España solo tiene sentido en Europa y Europa sólo tiene sentido con España.
–Volvamos a España. ¿Qué solución ofrecería usted al actual mapa político?
–Vamos a intentar evitar la confrontación. Se requiere reconstruir un mapa político de reconciliación, diálogo, moderación y aceptación. En este ensayo histórico cito las verdades madre de las que ya hablaba Antonio Cánovas del Castillo, que ahora convendría recuperar. Estas verdades madre son la unidad de España, la monarquía, el liberalismo, el mercado y la aproximación a Europa; son los principios que inspiran la Constitución.

Vamos a intentar evitar la confrontación. Se requiere reconstruir un mapa político de reconciliación, diálogo, moderación y aceptación"José Manuel García-MargalloEurodiputado y exministro

¿Cual es su valoración de Alberto Núñez Feijóo?
–Creo que Feijóo encarna hoy al único partido inspirado en el espíritu de la Transición, en el constitucionalismo, en los elementos que definen a las democracias liberales y en las verdades madre a las que me refería antes.
Si Feijóo ganase las próximas elecciones generales, ¿qué le recomendaría: geometría variable o política de bloques?
–Los bloques no permitirían abordar los problemas a largo plazo de España, que se afrontan siempre mediante un entendimiento de dos grandes partidos que estén en el centro político, que coinciden en cuestiones de Estado, dialogan con fluidez y cuya alternancia no plantea problemas.
José Manuel García-Margallo en su domicilio durante la entrevista para El Debate

José Manuel García-Margallo en su domicilio durante la entrevista para El DebateJorge Ruiz

Pedro I el Autócrata

–El entendimiento entre dos grandes partidos centrales, ¿lo ve con Sánchez?
–Imposible. El PSOE para su regeneración tiene que perder las elecciones y sustituir a Sánchez, que es un autócrata. No cree más que en su poder personal absoluto. En el momento que salga Sánchez, en el PSOE tiene que haber una revolución para volver a ser el partido que eran.
¿Qué hace el PP con Vox?
–Tenemos que desempeñarnos con un ojo puesto en Vox. Prefiero un gobierno PP y Vox, siempre y cuando fijemos líneas rojas que no se pueden traspasar. Yo creo en el cambio climático y la Ciencia, también. Creo en la vacunación, porque es fruto de la Ciencia. Creo en las Autonomías, porque España, al ser plural, tiene que ser una España cómoda e integrada.

En el momento que salga Sánchez, en el PSOE tiene que haber una revolución para volver a ser el partido que eranJosé Manuel García-MargalloEurodiputado y exministro

Creo en la Economía Social de Mercado. Insisto, en el mercado, no en un hipermercado sin regulación política. Creo en la conversación social y creo fundamentalmente en Europa. Hay otras cosas en las que supongo que sí podremos coincidir: racionalizar la Administración, bajar el gasto público para bajar los impuestos, modernizar el país, etc.
¿Cuál es su valoración del resultado en las últimas elecciones italianas?
Meloni gobernará haciendo lo contrario de lo que había dicho. Gana las elecciones porque es el único partido que no está con Draghi. Ahora, necesariamente, tendrá que aplicar las fórmulas de Draghi si quiere acceder a los fondos Next Generation, que son 200.000 millones de euros.
¿Qué opinión le merece la dicotomía Soberanismo versus Globalismo?
–Ya sucedió tras la Primera Guerra Mundial. Había un globalismo de izquierdas que fue la revolución soviética de 1917 y que quería extenderse por toda Europa. Entonces nacen los soberanistas de derechas, que dicen que la democracia liberal es demasiado débil para hacer de dique, y crean movimientos soberanistas y nacionalistas en toda Europa. Es la marca sobre Roma, el Putsch de Múnich, etc.
–El soberanismo, el nacionalismo... Ministro, ¿todo esto hacia donde nos conduce?
–El soberanismo, el nacionalismo y el proteccionismo nos llevan a donde llevan… Este fue el testamento que pronunció François Mitterrand en el Parlamento Europeo pocos días antes de morir: «El nacionalismo es la guerra». Nosotros tenemos que hacer un proyecto europeo que defienda unos valores muy claros.
José Manuel García-Margallo durante la entrevista de El Debate

José Manuel García-Margallo en su domicilio durante la entrevista para El DebateJorge Ruiz

El espíritu de Europa

¿Cuáles son esos valores?
–Son tres. El primero, el pensamiento griego, que hace del hombre el centro de la política y no un mero instrumento al servicio de una idea, ya sea el Estado fascista, la raza o la clase social. El segundo, el Derecho Romano, que es exactamente lo contrario a lo que dice Viktor Orbán, porque todo eso de cargarse la primacía del Derecho Comunitario significa cargarse al Estado de Derecho. Y el tercero es el pensamiento judeocristiano, porque, ¿la solidaridad de dónde viene? El buen samaritano, el que le ofrece agua al otro, no lo hace porque el otro tenga derecho, sino porque no lo tiene.

El buen samaritano, el que le ofrece agua al otro, no lo hace porque el otro tenga derecho, sino porque no lo tiene"José Manuel García-MargalloEurodiputado y exministro

–Atenas, Roma y Jerusalén. Tres ciudades que cuajan en la Revolución Papal.
–Así es, en la Reforma Gregoriana, la del papa San Gregorio VII (1073 - 1085), que sigue poco estudiada. Es cuando se une la Biblia con el pensamiento de Grecia y Roma. Nace la Escolástica y la Universidad.
Antes, en el año 1.000, los cristianos esperaban la Parusía, la segunda venida de Jesucristo, que no se produce. Si la Parusía no se produce, piensan, es porque el mundo todavía no está preparado para recibir a Jesucristo. La culpa es del hombre. Entonces el hombre, mediante la razón y la acción, tiene que hacer este mundo viable a través del progreso. De ahí procede la Ilustración, los Derechos Humanos, etc.
Comentarios
tracking