05 de febrero de 2023

Irene Montero

Irene MonteroEFE

Montero acusa al PP de «promover la cultura de la violación» y Feijóo le pide que «recoja su despacho»

La dirigente de Unidas Podemos carga contra las políticas del Partido Popular en el Congreso de los Diputados

Tras varios días acusando a la oposición de «violencia política» en un ejercicio de victimismo, Irene Montero rompió este miércoles todos los límites de las convenciones parlamentarias. La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha aprovechado su intervención en el Congreso de los Diputados para defender la ley del ‘solo sí es sí’. Un reglamento que ha generado polémicas en la sociedad española ya que numerosos agresores sexuales han visto cómo sus penas han sido reducidas gracias a esta.
El líder del PP, Alberto Nuñez Feijóo, ha asegurado este miércoles que la ministra de Igualdad, Irene Montero, no puede «dar lecciones» a los demás tras las rebajas de penas que ha provocado su ley del 'solo sí es sí' y la ha emplazado a «recoger su despacho» y dimitir, en vez de «embarrar» la política española.
«Esta ministra lo que debe hacer, en mi opinión, es simplemente recoger su despacho», ha declarado Feijóo. En declaraciones a los medios tras recoger el premio al mejor político que le ha otorgado la revista Cambio 16, Feijóo ha dicho que «comprende» que la ministra está pasando por uno de sus «peores momentos» y ha añadido que la mayoría de la Cámara Baja, incluido el Gobierno, cuando ve a la ministra «sentada como ministra del Gobierno de España es una situación indeseable».
Después de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el caso Arandina, ha pedido a la titular de Igualdad que «no se ponga nerviosa» y «asuma por favor su responsabilidad», sin seguir «embarrando la política española». «Es gravísimo lo que está haciendo el Gobierno de España y es gravísimo que el presidente del Gobierno sea el primer hooligan de la política española», ha enfatizado.
Montero ha criticado las medidas del PP contra los abusos sosteniendo que son ellos los que «promueven la cultura de la violación». Unas declaraciones que han generado una gran indignación en la cámara y que no han recibido respuesta por parte de la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet quien solo se ha dedicado a pedir «respeto», al contrario de lo que ocurrió este martes con Patricia Rueda, de Vox, que fue expulsada de la cámara baja por llamar «filoetarra» a Bildu.
Comentarios
tracking