Fundado en 1910

24 de febrero de 2024

La diputada de Sumar Aina Vidal interviene en la primera sesión del debate de investidura del candidato popular Alberto Núñez Feijóo

La diputada de Sumar Aina Vidal, en la sesión de investidura de Alberto Núñez FeijóoEFE / Kiko Huesca

«No ayudan»

Sumar pide a ERC contención en sus declaraciones para no entorpecer un futuro referéndum de independencia

  • La plataforma de Díaz cree que la euforia de los independentistas dando por hecha la amnistía dificultan las negociaciones

  • Sumar aprieta a Sánchez y asegura que no tiene su apoyo garantizado

Sumar apoyará a los independentistas catalanes para que organicen un referéndum de independencia para poder segregar a Cataluña de España, pero pide al presidente de la Generalidad, Pere Aragonès, y a su partido, ERC, que se contengan en sus declaraciones en las que dan por hecha la amnistía para los delitos del procés.
A su juicio, estas palabras «ayudar no ayudan» a avanzar en las negociaciones para investir de nuevo presidente a un Pedro Sánchez que deberá pagar al secesionismo el precio de su apoyo con estos dos compromisos.
No ha gustado en el seno de la plataforma de la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, que, con motivo del sexto aniversario del 1-0, los partidos separatistas advirtieran que la amnistía se daba por hecha y que el siguiente paso debe ser el compromiso de ejecutar una consulta legal y vinculante para poder declarar la independencia de la región.
«Todos debemos reconocer que el referéndum no se va a dar en una semana y no se puede pactar en 15 días. Es un horizonte al que nosotros jamás hemos renunciado», ha señalado en una entrevista en TVE la diputada y portavoz de Sumar Aina Vidal.
Según Vidal, este «hablar de puertas para fuera» dando por hecha la amnistía es «irresponsable»; más aun cuando no está sellada. «Dar por amortizada la amnistía es darla por hecho y eso no es así. Estamos aún pactando, se está negociando, no hay nada cerrado y nada se debería dar por hecho», ha incidido.
Según Vidal, la amnistía de por sí ya «es un avance muy importante, no para ningún partido, sino para un país entero y eso no se tiene que dejar a un lado, ni pasar rápidamente a la siguiente cuestión, dando por hecho y no dándole ningún tipo de importancia a una victoria tan importante».
Y más aun cuando quedan todavía muchos flecos para poder conformar un nuevo Ejecutivo de coalición encabezado por Sánchez. Por ello, ha recomendado a Aragonès que sea «el presidente de todos los catalanes, no el portavoz de Esquerra Republicana».
Desde ERC ha hecho oídos sordos y poco después la secretaria general de ERC, Marta Rovira, prófuga de la Justicia española, ha insistido en una entrevista a Catalunya Ràdio desde Suiza que una ley de amnistía «no es suficiente» para investir a Sánchez y ha pedido que el referéndum esté en una mesa de negociación «con garantías».

Presión para Sánchez

Cuestionada por las informaciones que apuntan a que Sumar no estaría negociando que una de las Carteras que asuma en ese previsible futuro Gobierno de coalición sea la de Igualdad, Vidal ha indicado que no hay nada decidido y que no están en ese punto de las negociaciones. Unas conversaciones que «tienen que ser cortas», según ha demandado.
En este sentido, el principal portavoz de la coalición, Ernest Urtasun, ha metido presión a los socialistas, advirtiendo de que no disponen de un cheque en blanco y deben ganarse su apoyo. «Hoy nos podría gustar anunciar que el PSOE ya cuenta con nuestros votos pero aún no es así», ha advertido, en referencia a algunas medidas de carácter social para las que los socialistas no se habrían comprometido.
Comentarios
tracking