Fundado en 1910

02 de marzo de 2024

El ministro Félix Bolaños durante la rueda de prensa tras su jornada en Bruselas

El ministro Félix Bolaños durante la rueda de prensa tras su jornada en BruselasJAVIER VILLAMOR / EL DEBATE

Visita del ministro

Bolaños, desde Bruselas: «Sobre la ley de amnistía hay cero preocupación por parte de la Comisión»

El ‘súper ministro’ de Sánchez ha acudido este jueves a la capital europea para reunirse con varios representantes de alto nivel sobre las consecuencias del pacto con los separatistas

El ministro de Presidencia, Justica y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños, ha mantenido este jueves desde primera hora de la mañana una serie de encuentros con varios representantes de alto nivel de las instituciones europeas con el fin de defender la postura del Gobierno sobre la ley de amnistía y el Estado de derecho.
Bolaños ha dado las gracias a los comisarios Vera Jourová y Didier Reynders por las reuniones mantenidas y ha asegurado que «han sido constructivas, cordiales, de trabajo conjunto, respetuoso, leal entre el gobierno de la UE y de España» y que «lo que más importa a la Comisión es la renovación del CPGJ». El lunes de la semana que viene se cumplen cinco años de «bloqueo por parte del Partido Popular».
Sobre la ley de amnistía ha echado tierra: «hay cero preocupación por parte de la Comisión sobre la salud y la separación de poderes y el Estado de derecho en España». Al ser interpelado sobre la literalidad de sus palabras, ha respondido: «bueno, es una interpretación mía».
Así se expresó Reynders tras la reunión con Bolaños en su cuenta de X: «muy buena reunión con el nuevo ministro de Justicia Bolaños. Hicimos un balance de la situación del CGPJ y de las últimas novedades relativas a la ley de amnistía. El diálogo continuará con las autoridades españolas».
Según el ministro, «era importante que viniera a Bruselas» porque tenía que venir «a hablar y hacerlo sin ruido porque es cuando se trabaja mejor y poder hablar de manera leal, de manera directa y con mucha claridad». Bolaños pisa Bruselas 22 días después de la carta del comisario de Justicia Reynders.
El político español ha reclamado que «no hay ninguna preocupación, saben que es una proposición de ley conforme con la Constitución, con el sistema legal español, con el derecho de la UE y con los valores de Europa, el diálogo, construir convivencia desde el conflicto». La estrategia pasa por vender que los valores de la amnistía son los valores de la Unión Europea y, según Bolaños, los comisarios coinciden en que así es.
A continuación ha defendido la proposición de ley porque tiene «un objetivo claro que es superar el conflicto en Cataluña», una región que «en aquel momento era un factor de inestabilidad» y que hoy, seis años más tarde, «no es solo motor de España, sino también de la UE».

Nombramientos y reuniones

El ministro de Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes ha valorado las sentencias del Tribunal Supremo, las cuales «respetan» pero no comparten. Ante las acciones futuras ha reconocido que estudiarán «alguna acción sobre esa sentencia».
Considera que Magdalena Valerio «tiene una carrera muy dilatada» y que «está haciendo un trabajo perfecto como presidenta del Consejo de Estado». «Respetamos la sentencia del Supremo pero no lo compartimos» ha dicho, a lo que ha añadido que van «a estudiar alguna acción sobre esa sentencia»
En cuanto a Álvaro García Ortiz como Fiscal General del Estado, ha defendido su candidatura por ser «un jurista de reconocido prestigio y 15 años de profesión». Bolaños dice no entender que los informes judiciales actuales contradigan a los de hace un año.
De cara a la próxima reunión en Ginebra entre el PSOE y Junts con la presencia de un verificador internacional no ha querido dar detalles. Al verificador lo ha tildado de «acompañante para facilitar el diálogo». Ha defendido la forma de llevar las negociaciones por parte de los socialistas: «discreción en las negociaciones y transparencia en los acuerdos», lo que se traduce en secretismo en las negociaciones e informar una vez no pueda hacerse nada al respecto.
Al ser preguntado sobre la traición ofrecida por Carles Puigdemont a Manfred Weber para pactar con los populares, lanzó un dardo venenoso: «el Partido Popular estaría encantado de pactar con Junts, como ya intentaron, pero el PP va de mano de la ultraderecha y eso no le permite pactar con otras fuerzas políticas».
Comentarios

Más de España

tracking