Fundado en 1910

24 de febrero de 2024

Arregi Erostarbe, Fiti, durante su juicio en la Audiencia Nacional, en 2007

Arregi Erostarbe, Fiti, durante su juicio en la Audiencia Nacional, en 2007EFE

El etarra 'Fiti' volverá a prisión porque ni pide perdón ni colabora en el esclarecimiento de los crímenes

Se trata de la segunda vez que la Audiencia Nacional revoca el tercer grado concedido por el Gobierno vasco

El etarra José María Arregi Erostarbe, alias 'Fiti', uno de los más sanguinarios terroristas que dirigían ETA desde el colectivo 'Artapalo' en los años de plomo tendrá que regresar a prisión después de que la Audiencia Nacional revocase el tercer grado concedido por el Gobierno Vasco aludiendo a sus 77 años de edad.
Alega la Audiencia Nacional que el escrito de 'arrepentimiento' que remitió el etarra para ganarse el tercer grado no pide perdón expresamente a las víctimas de ETA ni de sus atentados y añade que tampoco colabora en el esclarecimiento de los crímenes que quedan por resolver. Al ser cuestionado hace tan solo unos meses por esa falta de colaboración, el etarra respondió que estaba «fuera de lugar» esa cuestión en el año 2023.

Ni perdón ni arrepentimiento

«No creo, sinceramente, que haya hoy en día posibilidad alguna de un rebrote de actividades de ese tipo. Por lo demás, llevo desligado (orgánicamente, si se quiere) de dicha organización desde mi ingreso en prisión, hará ya más de 32 años. Las personas con las que coincidí en aquellos tiempos están todas presas, o han finalizado condena de 30 años de prisión, o simplemente han fallecido. No creo que haya nada que yo pueda contar de interés, pues los hechos en los que participé están acabados», respondía al requerimiento del juez.
El magistrado señala que, en conclusión, si bien «existe una importante evolución del interno en cuanto a la asunción delictiva», es necesario «que clarifique su posicionamiento personal ante las concretas víctimas de sus delitos». Y añade que «no parece oportuno relativizar la diligencia de colaborar con las autoridades judiciales o fuerzas de seguridad, cuando existen cerca de 300 casos de atentados terroristas sin resolver, existiendo detrás de cada uno de ellos, familiares, amigos que han sufrido y sufren las consecuencias».
«No parece ético ni razonable el frivolizar con esto por el hecho de que la banda terrorista esté disuelta», explica para luego sumar que en la actualidad 'Fiti' está incluido en un programa de justicia restaurativa que le permitirá «un reconocimiento más profundo y real del daño causado ante las víctimas de sus actos: 16 muertos y 88 heridos».
Para el juez, estas variables «desfavorables» pesan más que el dato de la ancianidad de 'Fiti', que tiene ya 77 años. Y destaca que no existe, según informes médicos, un deterioro de la salud del interno por su edad, «que ha venido manteniendo y mantiene contactos con el exterior a través de las comunicaciones previstas en la legislación penitenciaria».

Segunda revocación

El Gobierno Vasco propusoen abril por segunda vez la progresión al tercer grado para Arregi Erostarbe, una decisión que se adoptó cinco meses después de que la Audiencia Nacional revocara la progresión al régimen de semilibertad.
El histórico dirigente de ETA fue detenido en 1992 en Bidart junto a los otros dos jefes de la entonces cúpula de la organización terrorista, Francisco Múgica Garmendia, 'Pakito', y José Luis Álvarez Santacristina, 'Txelis'.
Ya entonces, esa decisión quedó en suspenso tras el recurso de la Fiscalía, y el colectivo de apoyo a los presos etarras Etxerat mostró su «indignación» por lo que consideró una «reiterativa conculcación de los derechos de una persona de 77 años de edad, de los cuales 31 los ha pasado en prisión». Tras la decisión del Ministerio Público, 'Fiti' regresó a la cárcel vasca de Martutene.
La asociación de familiares de presos etarras, Etxerat, señaló además que Arregi, que sufre «multipatologías derivadas de la edad, a lo que hay que sumar tantos años de encarcelamiento», cumplió las tres cuartas partes de la condena en junio de 2019, por lo que «si se le hubieran computado los diez años de la condena francesa hace ya varios años que hubiera estado en libertad».
Comentarios
tracking