Fundado en 1910

31 de mayo de 2024

Santiago Abascal, arropado por Javier Ortega-Smith y otros dirigentes, durante la Asamblea del pasado viernes

Santiago Abascal, arropado por Javier Ortega-Smith y otros dirigentes de VoxVox | Alberto Cuéllar

Abascal acusa al PP de «hacer el juego» a la «extrema izquierda» con el incidente de Ortega Smith

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha acusado este sábado al PP de hacer «el juego» a «la extrema izquierda violenta y mentirosa», después de que los populares hayan exigido la dimisión de Javier Ortega Smith tras el incidente con el concejal de Más Madrid, Eduardo Fernández Rubiño, en el pleno municipal de Madrid.
«Es tradicional que los socios de terroristas nacionales e internacionales se victimicen. Pero es desolador ver al PP haciéndoles el juego, siempre pidiendo perdón a la extrema izquierda violenta y mentirosa», ha expresado Abascal en su cuenta de 'X', antes Twitter.
Dirigentes del PSOE, Más Madrid y el alcalde de Madrid del PP, José Luis Martínez Almeida, han pedido la dimisión de Ortega Smith tras encararse con el concejal y portavoz adjunto de la formación de izquierda en el pleno del Ayuntamiento, tras un debate sobre la moción de censura de PSOE y EH Bildu en el Consistorio de Pamplona.
A pesar de las críticas recibidas, Ortega Smith ha asegurado en declaraciones a los medios que no dejará su acta de concejal y ha negado que lanzara una botella que, insistió, estaba vacía.

Rubiño continúa con su papel victimista

En una entrevista en RNE, el concejal de Más Madrid ha continuado con su alegato victimista y ha tachado a los representantes de Vox de «matones con trabaje y corbata que atacan la dignidad de las personas».
El edil de Más Madrid ha recordado que los representantes políticos, además de elaborar leyes, deben ser «un modelo de la sociedad con una actitud ejemplar». «Por eso es tan peligroso lo que hemos vivido ayer, que traspasó todas las líneas rojas, ya que supuso el acto de mayor intimidación y de violencia que yo he vivido en los años que llevo en política, que llevo ya unos cuantos», ha indicado.

El discurso LGTBI, principal argumento

Rubiño cree que es un caso más de esa «línea de puntos» que recorre la acción política de Vox constantemente, «que pasa por poner en la diana permanentemente a las personas LGTBI desde las tribunas, por esparcir discursos de odio contra las personas vulnerables, por atacar a quien piensa diferente o por deshumanizar al adversario».
«Es un partido que se ha dedicado, por ejemplo, a decir que había que colgar de los pies al presidente del Gobierno, que ha salido a manifestarse con grupos ultras que portan esvásticas en las calles de este país pidiendo que no se reconociera el resultado de las elecciones generales 23 de julio, y que efectivamente, al final, acaban llevando eso también a una agresión de intimidación», esgrimía el edil.
Comentarios
tracking