Fundado en 1910

12 de junio de 2024

El presidente de Argentina, Javier Milei, durante el acto ‘Viva 24’ de Vox

El presidente de Argentina, Javier Milei, durante el acto ‘Viva 24’ de Vox

Viva 24

Javier Milei critica con dureza a Sánchez y tacha a su mujer de «corrupta»

El presidente de Argentina aseveró que «abrir la puerta la socialismo es invitar a la muerte» y ha sido «un fracaso» en lo económico, en lo social y en lo cultural

Había gran expectación por oír al presidente de Argentina, Javier Milei, en el Palacio de Vistalegre, que fue recibido al subir al escenario con gritos de «¡libertad!» y «¡Argentina!» y una ovación cerrada del auditorio. Al comienzo de su intervención reiteró como hace unos días que Santiago Abascal fue el que le abrazó cuando todavía no era ningún dirigente destacado, cuando, como dijo, «estaba más solo que Adán en el Día de la Madre». «Es grato hoy estar entre amigos», afirmó.

Milei hizo una férrea defensa de la batalla cultural frente a «quienes quieren imponernos una visión del mundo que no solo es inmoral, sino contraria a los valores que hicieron grande a Occidente». De ella aseguró que es «no es algo que uno toma o deja, sino que es un compromiso inalienable», y que ahora que es presidente, su responsabilidad por librarla es mayor.

Como apuntó, han cambiado muchas cosas desde que participó en octubre de 2022 en el último Viva de Vox. Entonces era diputado, hoy es presidente de Argentina, pero, como aseguró, nunca dejará de lado su labor como «humilde divulgador de las ideas de la libertad», convencido de que esas ideas hoy están en peligro en Occidente.

En su intervención, el mandatario argentino cargó de forma rotunda contra el socialismo, una «ideología que está pintada de una pátina altruista que esconde lo peor del ser humano». Aseveró que «abrirle la puerta la socialismo es invitar a la muerte» y que esta ideología ha sido «un fracaso» en lo económico, en lo social y en lo cultural. Animó a no dar el brazo a torcer en nada a la izquierda, porque, advirtió, «cuando dejemos una rendija abierta nos atacarán desde una posición mejor para ellos».

En su discurso criticó con dureza al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, -a quien en una entrevista en el medio uruguayo El Observador vino a retar a un cara a cara después de las críticas recibidas por parte de él y de su Ejecutivo-, y a su mujer, Begoña Gómez, a la que llamó «corrupta». «Las elites globales no se dan cuenta de lo destructivo que puede llegar a ser implementar las ideas del socialismo, porque lo tienen demasiado lejos. No saben qué tipo de sociedad y país puede producir el socialismo y qué calaña de gente atornillada al poder y qué niveles de abuso puede llegar a generar; digo, aun cuando tenga la mujer corrupta, digamos, se ensucia y se tome cinco días para pensarlo», expresó.

El líder argentino aseguró que no le importa lo que opine la izquierda sobre él y lo que representa, y gritó un fuerte «basta» contra el odio, el resentimiento y la envidia que a su juicio esta esconde. Frente a ello, apeló a la defensa de la libertad, la vida y la propiedad, y quiso dar ánimo en lo que definió como una «gesta por salvar Occidente de la decadencia», asegurando que este está a tiempo de elegir «si persistir en la senda del fracaso o si quiere retomar el camino de la libertad».

Comentarios
tracking