Fundado en 1910

18 de mayo de 2024

El candidato a Lehendakari Imanol Pradales, durante el arranque de la campaña electoral del PNV

El candidato a Lehendakari Imanol Pradales, durante el arranque de la campaña electoral del PNVEuropa Press

Elecciones País Vasco

Todas las claves de las elecciones del 21-A en el País Vasco

El duelo entre el PNV y Bildu, la llave del PSE-EE y la difícil situación de Vox, Sumar y Podemos

Tras una semana de campaña electoral, los partidos han ido recorriendo el territorio vasco con sus respectivos mítines para convencer al electorado. El País Vasco esta llamado a decidir su futuro el 21 de abril, en el que 1,8 millones de ciudadanos vascos tendrán la última palabra. Ellos son los que decidirán si apuestan por el PNV cuatro años más o si quieren un cambio de gobierno y, por ende, un nuevo lavado de cara.
Las elecciones vascas se presentan como un duelo reñido entre el PNV y Bildu compitiendo por el liderazgo, mientras otras fuerzas políticas buscan influir en la gobernabilidad regional. El resultado de los comicios tendrá una gran repercusión en el futuro político del territorio vasco y en el panorama político en su conjunto, ya que podría afectar a la dinámica de coaliciones a nivel nacional y en la dirección de las políticas regionales y nacionales.

Nuevos candidatos

Para estas elecciones, la mayoría de los partidos han apostado por renovar y rejuvenecer a sus candidatos. Imanol Pradales reemplaza a Iñigo Urkullu liderando la lista del PNV. Pello Otxandiano es el líder del grupo abertzale y en el PSE-EE es Eneko Andueza el nuevo cabeza de lista. Además, Feijóo apuesta por Javier de Andrés para representar al Partido Popular en el País Vasco y Vox repite con Amaia Martínez como cabeza de lista. Por su parte, Podemos opta de nuevo por Miren Gorrotxategi y Sumar por Alba García, la candidata más joven.
Una convocatoria que después de 12 años, no contará con el actual lehendakari, Iñigo Urkullu, como líder del PNV. El PNV tomó la decisión durante el mes de noviembre de prescindir de él y ha apostado por Pradales para intentar asegurarse la continuidad en el Gobierno vasco ante el empuje en las últimas encuestas de Bildu.
El candidato a lehendakari, Pello Otxandiano, interviene durante el inicio de la campaña electoral de EH Bildu

El candidato a lehendakari, Pello Otxandiano, interviene durante el inicio de la campaña electoral de EH BilduEuropa Press

Duelo PNV - Bildu

Estos comicios están siendo uno de los más reñidos y ajustados de los últimos años en el Parlamento vasco. PNV ha dominado la escena vasca (con un breve paréntesis socialista) desde hace 40 años. Sin embargo, las encuestas dan al PNV y a Bildu un empate técnico en escaños.
Sin duda, si la izquierda abertzale logra ganar las elecciones autonómicas recibiendo el mayor número de votos, sería un hito histórico que desafiaría la hegemonía política tradicional de la región vasca. Bildu, que va pisándole los talones a los nacionalistas según los últimos sondeos, cuenta con una fidelización de voto muy potente y está demostrando su disponibilidad para gobernar en el País Vasco.

PP y Vox

El Partido Popular afrontan las elecciones en solitario y esperan poder ser determinantes en la escena vasca con la vista puesta a que el PNV y el PSE no sumen la mayoría absoluta necesaria. Las encuestas se han movido poco con respecto a los resultados de 2020, en los que que el PP se quedaría con el 8,7 % de los votos. Los populares buscan recuperar a aquellos votantes que se fueron al PNV y capturar algunos de Vox.
Vox lo tiene difícil también. Buscan mantener ese escaño por Álava que consiguieron en 2020. Las encuestas sitúan a los de Abascal en torno al 3 % de los votos.
La candidata de Podemos a Lehendakari, Miren Gorrotxategi junto a Irene Montero durante el acto de arranque de campaña electoral de Elkarrekin Podemos

La candidata de Podemos a Lehendakari, Miren Gorrotxategi junto a Irene Montero en el acto de arranque de campañaEuropa Press

Podemos y Sumar separados

Podemos y Sumar se vuelven a dividir para estas elecciones a pesar del fracaso en las gallegas donde ambos se quedaron fueran del Parlamento regional. Sumar busca asegurar su representación y cree contar con 2 diputados.
Los morados, que obtuvieron seis escaños en 2020, se espera que logren 1 o incluso ninguno.
Comentarios
tracking