Fundado en 1910

13 de julio de 2024

Cientos de fieles acudieron a la jornada convocada por el obispado de Vitoria

Cientos de fieles acudieron a la jornada convocada por el obispado de VitoriaObispado de Vitoria

Visitaron La Rioja

Más de 400 alaveses celebran el fin de curso de la diócesis de Vitoria

Pasar una jornada «cultural, lúdica, gastronómica y alegre». Con ese objetivo acudieron cientos de diocesanos a la convocatoria del obispado

Portando pañuelos blancos con el escudo diocesano, más de 400 personas –entre niños, jóvenes, adultos y mayores de Vitoria y de muchos pueblos alaveses– llenaron el sábado la catedral de Santa María de la Redonda de Logroño, ubicada en pleno corazón del casco antiguo de la capital riojana, para comenzar una jornada a modo de fiesta final de curso. Allí, encabezados por monseñor Juan Carlos Elizalde, obispo de Vitoria, y separados por varios grupos, fueron conducidos por guías a las distintas estancias para ir conociendo sus diferentes naves, retablos y demás detalles de este templo del siglo XVI.

Antes de abandonar este imponente templo, el coro San Prudencio deleitó con un breve concierto musical desde lo alto de la catedral a los participantes.

Monseñor Juan Carlos Elizalde se dirige a los que acudieron a la jornada diocesana de final de curso

Monseñor Juan Carlos Elizalde se dirige a los que acudieron a la jornada diocesana de final de cursoObispado de Vitoria

Tras recorrer las calles que rodean a La Redonda, los participantes se dirigieron a la villa de Laguardia, para visitar sus callejuelas así como su famosa iglesia de Santa María de Los Reyes. Posteriormente, monseñor Juan Carlos Elizalde celebró la eucaristía.

Esta iniciativa de celebrar el final de curso con una excursión diocesana nació por iniciativa del obispo de Vitoria en 2019. En aquel primer año, unas 250 personas se sumaron a ella con una visita a Orduña. Con la llegada de la pandemia en 2020 se suspendió este tipo de celebraciones y este curso 2024-2024 la diócesis ha vuelto a impulsarla. El objetivo es «poder compartir un tiempo cultural, lúdico, gastronómico y alegre donde personas de muy variados estilos y carismas que viven su fe dentro de la Iglesia alavesa puedan relacionarse y enriquecerse mutuamente», según ha explicado el obispado.

Comentarios
tracking