24 de enero de 2022

Fiebre del sábado noche

Fiebre del sábado nocheParamount

Moda

Cuarenta y cinco años de `Fiebre del sábado Noche´

La gran influencia del famoso largometraje en la moda actual
Ni John Travolta bailaba con los Bee Gees de fondo durante la filmación, ni esperaban productor y director que Fiebre del Sábado Noche se convirtiera en una película de culto. Hace ya 45 años que el largometraje fue una sorpresa en taquilla, ya que el proyecto se había planteado como un film barato para hacer rápidamente. Curiosamente, el impacto de la película en la moda de aquel momento, en la de finales de los noventa e, incluso, en las colecciones actuales de 2022, ha sido enorme. Aunque todo comenzó casi por casualidad.
Un desconocido John Travolta que solo había participado en una sitcom de serie B, fue contratado por una cantidad desorbitante para el momento, teniendo en cuenta que era un novato. Robert Stigwood, genial productor de los Beattles, de los Bee Gees, o de obras como Hair, Grease y Jesucristo Superstar, le ofreció un millón de dólares en 1977 por tres películas.
John Travolta

John TravoltaParamount

Travolta tuvo que escoger la ropa de su personaje, rastreando para ello tiendas pasadas de moda en el Village, ya que las tendencias que la película mostraba estaban ya algo demodé en el Nueva York de aquel momento. El actor contaba, hace años, que se tenía que subir en taburetes para alcanzar las prendas descatalogadas que atesoraban algunas tiendas del tres al cuarto y que jamás pensó que el extraño traje blanco roto pasado de moda con el que acudió un día al estudio acabase siendo portada del disco de la banda sonora y un icono para la historia del cine (y de la moda). «Ni siquiera bailé nunca con esa pose del disco (una mano mirando al cielo, la otra al suelo); se nos ocurrió al final de un día muy largo de trabajo y solo la utilizamos en esa foto», contó John Travolta más tarde.
John Travolta

John TravoltaParamount

John Travolta

John TravoltaParamount

Entre las monadas que Travolta encontró en su búsqueda de un guardarropa adecuado para su chuleta, bailongo y ligón personaje, Tony Manero, dio con camisas de poliéster de lazos y alguna manga de fru-fru, algo totalmente a la moda en la actualidad, en pleno siglo XXI. Los trajes de chaqueta trasnochados acompañados de chalequillo y pantalón de pata ancha son otra de las tendencias actuales, que se pueden encontrar en las colecciones de Gucci o entre las prendas que ofrecen Top Shop o Victoria Beckham. Los zapatones con punta, las botas western y mocasines de pala alta, también reinan en las pasarelas.
Para ellas, los vestidos en lentejuelas y pedrería plateada y dorada, imitando las famosas bolas de espejos de las discotecas, comenzaron a consagrarse como prendas de baile y fiestuki, estando ahora mismo, en enero de 2022 en las colecciones de Tom Ford, Zara o Rachel Zoe. Incluso Kate Middleton, bastante prudente en cuanto a estilismo, ha llevado recientemente un par de vestidos de glitter. Y los atuendos con escote bardot de volante o de escote asimétrico como los que lleva en la película la «enamorada» de Travolta, Stephanie, interpretada por Karen Lynn Gorney, también se encuentran presentes esta temporada en muchas colecciones, de Johanna Ortiz a Mango, de Oscar de la Renta a H&M.
Kate Middleton

Kate MiddletonGTRES

Victoria Federica y Jorge Barcenas

Victoria Federica y Jorge BarcenasJesus Briones

Tom Ford

Tom Ford

Es, por todo ello, que una película que Travolta rodó cuando murió de cáncer su novia de entonces, la actriz Diana Hyland, de 41 años, se convirtió casi en el mejor papel de su vida. Mientras bailaba John Travolta, utilizando los pasos que le habían enseñado Deney Terrio y Lester Wilson, se escuchaba en el set música de Stevie Wonder y Boz Scaggs, ya que no fue hasta que la película estuvo acabada que los Bee Gees tuvieron un par de días para componer una premiada banda sonora que incluía «You Should Be Dancing», «More than a Woman», «Night Fever», «How Deep is Your Love» o «Staying Alive». Y lo que los hermanos Gibb hicieron en un fin de semana, por increíble que parezca, se convirtió en premio Grammy y en el segundo álbum de banda sonora más vendido de la historia, tras «El Guardaespaldas» de Whitney Houston que lo superó en 1992. La inspiración en el Fiebre del Sábado Noche de hace 45 años, trae de vuelta el toque sensual que la moda había perdido hace ya dos décadas. 
Bee Gees

Bee Gees

tracking